sábado 5 diciembre, 2020
Inicio Noticias Un debate acerca del supermercado de la Fe
MEGAIGLESIAS

Un debate acerca del supermercado de la Fe

En la civilización de las grandes superficies comerciales, irrumpieron las grandes superficies espirituales. Resultan extraordinarias estructuras recaudatorias de diezmos y ofrendas pero también escenario de debates intensos acerca de sus verdaderos logros cualitativos en la evangelización de las personas. En los tiempos de redes sociales, transmisiones por streaming y medios de comunicación digitales, quizás resulte necesario revisar el concepto. En el largo aislamiento a que obliga el covid-19, las megaiglesias fueron muy impactadas en sus actividades y también en sus finanzas, un tema delicado por sus gastos fijos elevados. Sus críticos insisten en que el mayor éxito del cristianismo fue en base a grupos pequeños, reunidos quizás en casas de familia pero con una extraordinaria capacidad de viralización gracias a sus tareas misioneras de manifestación de amor, fraternidad y caridad, consecuencia del Espíritu Santo presente en aquellos laicos. De todos modos, para profundizar el debate, vale la pena evaluar toda la información disponible.

No existe la mejor iglesia o el mejor modelo de iglesia que haya existido.

Desde los Shelóshet Haregalim (los tres peregrinajes) de los judíos hacia el Templo de Jerusalén (Pésaj, Shavuot y Sucot), a la hach​ o hajj hasta la mezquita Masjid al-Haram (Mezquita Sagrada), que rodea la Kaaba, en Arabia Saudita; desde las convocatorias en la Piazza San Pietro, frente a la Basílica de San Pedro, al festival Kumbh Mela, en la ciudad de Allahabad para bañarse en el río Saraswati, en la confluencia de los ríos Ganges y Yamuna, hay muchos festivales multitudinarios en la fe.

En el caso de los cristianos, afirman que Jesús a menudo reunía multitudes, tal como en el Sermón del Monte; y así remontan en el tiempo las grandes concentraciones de creyentes.

Sin embargo, las historias más fascinantes de Jesús fueron interacciones directas con escasas personas. Luego, hay un par de preguntas muy interesantes.

  • ¿Qué tamaño tenía la iglesia de Roma en los días de la carta de Pablo a los romanos? (alrededor del año 100 d.C.)
  • ¿La clave era el tamaño de la iglesia o la intensa vida comunitaria de los cristianos?

En los días contemporáneos, las megaiglesias se remontan a las 'iglesias auditorio' de principios del siglo 19.

La primera mega-iglesia evangélica fue el Tabernáculo Metropolitano, con un auditorio de 6.000 asientos, inaugurada en 1861 en Londres, Reino Unido, por el pastor bautista reformado Charles Spurgeon, conocido como el «Príncipe de los Predicadores».

En USA, el Angelus Temple fue inaugurado en 1923. con un auditorio de 5.300 asientos en Los Ángeles, a cargo de Aimee Semple McPherson, evangelista pentecostal fundadora de la Iglesia Cuadrangular, pionera en el uso de los medios de comunicación modernos.​

Las megaiglesias no son idénticas. Sin embargo, su gran número de asistentes da forma a su funcionamiento de formas uniformes.

Desde

Así, el término 'megaiglesia' aglutina a un grupo de congregaciones religiosas que comparten varias características distintivas:

  • 2.000 o más personas que asisten al culto semanal, contando adultos y niños en todos los lugares de culto.
  • Un ministro principal carismático y autoritario.
  • Una comunidad congregacional muy activa los 7 días de la semana.
  • Una multitud de diversos ministerios sociales y de alcance.
  • Un sistema intencional de grupos pequeños u otras estructuras de intimidad y responsabilidad.
  • Formato de adoración innovador y a menudo contemporáneo y una estructura organizacional compleja y diferenciada.
Iglesia Comunitaria Willow Creek.

Un caso llamativo

Una de las más conocidas en USA es la Iglesia Comunitaria Willow Creek, evangélica multigeneracional y no confesional, ubicada en el suburbio de South Barrington, Illinois, en el noroeste de Chicago, fundada en 1975 por Dave Holmbo y Bill Hybels. En febrero de 2020, tenía un promedio de 18.000 asistentes cada fin de semana en 7 ubicaciones, una merma respecto a los 25.000 asistentes en 2015.

Scott McNight y Laura Barringer son autores de "Una iglesia llamada Tov: formando una cultura de bondad que resista los abusos de poder y promueva la curación", que fue desarrollado en una serie de cinco artículos que publicó Christianity Today.

McNight recuerda que la iglesia promedio en USA tiene unas 70 personas: "La mayoría de las iglesias son pequeñas y el modelo de megaiglesia no es el mejor modelo. La mayoría de las iglesias nunca pueden ser megaiglesias y no deberían aspirar a serlo."

La megaiglesia mediana atrae a unos 4.100 asistentes a sus servicios de adoración, frente a los 3.700 de 2015.

Luego McNight afirmó:

"Cuando el modelo de megaiglesia se mezcla con una teoría de ventas todo lo que se hace en la megaiglesia es un modelo en progreso y que se expande y llega a los rincones más lejanos del mundo.

Bajo la influencia de Hybels, los pastores se convirtieron en “líderes” y la teoría del “liderazgo” provino del mundo empresarial. En poco tiempo los pastores ya no eran pastores sino líderes. (…)".

Iglesia Lakewood.

Otro caso

La Iglesia Lakewood, fundada en 1959 por el teleevangelista John Osteen y su segunda esposa Dodie, es otro caso de megainglesia​.

La congregación se inició con unos 6.000 fieles. En 1999 falleció Osteen, asumiendo su hijo menor, Joel Osteen, quien logró multiplicar la membresía en 500%,​ aumentando la asistencia semanal a 30.000 personas: la iglesia firmó un alquiler a 30 años con la ciudad de Houston para adquirir The Summit, un estadio deportivo que era utilizado por el equipo de la National Basketball Association (NBA), Houston Rockets, y también el Houston Aeros y los Houston Comets.

La Iglesia Lakewood invirtió US$75 millones en remodelaciones y en marzo de 2010 le propuso los legisladores municipales de Houston la compra del edificio, aprobada por mayoría simple, en US$7,5 millones.

Por la Iglesia Lakewood han desfilado desde la telesuperstar Oprah Winfrey a la banda de música pop Backstreet Boys, el expresidente Bill Clinton y el rapero Kanye West, marido de la influencer Kim Kardashian.

Lakewood tiene cuatro servicios en inglés y dos en español, transmitidos por las cadenas Trinity Broadcasting Network y Daystar Television Network, invirtiendo más de US$30 millones al año para mantener sus servicios en la TV.

Una mirada a las megaiglesias estadounidenses en los recientes 5 años revela que la mayoría se ha vuelto más grande y más diversa y es menos probable que se llame a sí misma "evangélica".

La Iglesia Lakewood es una megaiglesia cristiana sin denominación, por ejemplo.

Los críticos han dicho que el Ministerio ha restado importancia a la enseñanza y símbolos tradicionales (como la cruz o un altar).

Otra vez McNight: "(…) La Iglesia es el Cuerpo de Cristo, no el nuestro.

La Iglesia es la misión de Dios en el mundo, no nuestra misión.

Ni siquiera tenemos una misión. Dios lo hace, y estamos llamados a entrar en la misión redentora de Dios en el mundo. (…)".

El tamaño y la salud

El Instituto Hartford para la Investigación de la Religión difundió una encuesta nacional, realizada en forma previa a la pandemia-, con la dirección de Scott Thumma, profesor de Sociología de la Religión en Hartford Seminary y director del Hartford Institute.

El estudio incluyó 580 mega-iglesias con una asistencia promedio semanal de 1.800 adultos y niños o más. La encuesta se realizó desde enero hasta mayo de 2020. El estudio fue realizado por el Hartford Institute junto con el Evangelical Council for Financial Accountability and Leadership Network.

http://hirr.hartsem.edu/megachurch/2020_Megachurch_Report.pdf

  • El presupuesto promedio de una megaiglesia es de US$ 5,3 millones anuales, en comparación con US$ 4,7 millones en 2015.
  • 7 de cada 10 megaiglesias tienen más de una locación.
  • 6 de cada 10 (58%) dicen tener una congregación multirracial.

A pesar del declive entre los grupos cristianos en general, la mayoría de las mega iglesias parecen estar desempeñándose bien, dijo Thumma.

Continúan haciendo cosas que otras congregaciones deberían estar haciendo”, dijo Thumma a la revista Religion News.

Thumma dijo que el uso de la adoración contemporánea, junto con un enfoque en grupos pequeños y diversos, ha ayudado a que las megaiglesias sigan creciendo.

Un acierto: las megaiglesias evitan hablar de política, porque son políticamente diversas.

  • El 63% dijo que su iglesia evita las discusiones políticas cuando se reúnen.
  • 1 de cada 5 dijo que su congregación es políticamente activa.
  • 2/3 dijo no estar de acuerdo cuando se les pregunta si "todos en esta congregación tienen la misma posición política".

Thumma dijo que la creciente diversidad en las megaiglesias refleja los cambios demográficos de los Estados Unidos. El 78% en la encuesta dijeron que intentaban intencionalmente volverse más diversas.

Las megaiglesias, dijo, también atraen a fieles más jóvenes que otros tipos de iglesias: “Las megaiglesias son uno de los pocos grupos de iglesias que tienen una amplia representación de personas menores de 45 años”, dijo.

Según la encuesta, la mayoría de las megaiglesias experimentan su mayor crecimiento cuando su pastor ha estado en el lugar entre cinco y 19 años. Después de 20 años, el crecimiento disminuye.

La encuesta también encontró que después de 15 años, la salud espiritual de una megaiglesia comienza a fallar: "La esencia es que el período entre 10 y 15 años de la presencia de un pastor produce la dinámica congregacional más vital espiritualmente", según el informe. "Antes y después de ese punto, la imagen es menos sólida, en promedio".

Thumma dijo que después de 10 o 15 años, las megaiglesias deben reevaluarse para ver si la forma en que operan todavía satisface las necesidades de la comunidad que las rodea. Después de tanto tiempo, es probable que las cosas hayan cambiado y la iglesia haya caído en una rutina.

Entre otros hallazgos:

  • El 68% de los asistentes a las megaiglesias se presentan un domingo determinado, frente al 82% en 2015 y el 90% en 2000.
  • El 51% coopera con otras iglesias en proyectos de servicio comunitario.
  • 1 de cada 5 (21%) coopera con personas de otras tradiciones religiosas en el servicio comunitario.
  • 1 de cada 5 (19,1%) disminuyó al menos 2% en 5 años.
  • El 16% se fusionó con otra iglesia.
  • Poco más de la mitad (56%) tuvo entre 1.800 y 2.999 asistentes promedio por semana, mientras que el 5% tuvo más de 10.000 asistentes.
  • La megaiglesia promedio ofrecía alrededor de 7 servicios a la semana.
  • El 28% ha pagado, seguridad profesional en los servicios.
  • El 38% tiene seguridad voluntaria.
  • El 65% de las megaiglesias se identifican como evangélicas.
  • El 12% se identifica como pentecostal o carismático.
  • El 12% se identifica como "misionero".
  • El 7% se identifica como liberal, moderado o progresista.

Thumma dijo que, en general, las mega iglesias parecen estar cada vez menos cómodas con el término "evangélico" y están más abiertas que en el pasado a trabajar con aquellos con quienes no están de acuerdo en asuntos teológicos o políticos.

Artículo anteriorLas hojas de la vida
Artículo siguienteUn día muy particular

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En la civilización de las grandes superficies comerciales, irrumpieron las grandes superficies espirituales. Resultan extraordinarias estructuras recaudatorias de diezmos y ofrendas pero también escenario de debates intensos acerca de sus verdaderos logros cualitativos en la evangelización de las personas. En los tiempos de redes sociales, transmisiones por streaming y medios de comunicación digitales, quizás resulte necesario revisar el concepto. En el largo aislamiento a que obliga el covid-19, las megaiglesias fueron muy impactadas en sus actividades y también en sus finanzas, un tema delicado por sus gastos fijos elevados. Sus críticos insisten en que el mayor éxito del cristianismo fue en base a grupos pequeños, reunidos quizás en casas de familia pero con una extraordinaria capacidad de viralización gracias a sus tareas misioneras de manifestación de amor, fraternidad y caridad, consecuencia del Espíritu Santo presente en aquellos laicos. De todos modos, para profundizar el debate, vale la pena evaluar toda la información disponible.

- Advertisment -

más leídas

Vivir a la defensiva: razones y costos del enojo constante

Vivir a la defensiva: razones y costos del enojo constante ¿Qué es la reactividad emocional?

En el año de la pandemia cambió la lectura de la Biblia

En la web Religion News se publicaron dos notas de Emily McFarlan Miller que deben relacionarse entre sí para alcanzar una comprensión...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.