miércoles 28 octubre, 2020
Inicio Noticias Aumentó el consumo de sustancias psicoactivas
SALUD MENTAL

Aumentó el consumo de sustancias psicoactivas

Desde el comienzo de la cuarentena el 73% del país usó al menos una, mientras que en el AMBA se estima una acentuación del 20% en el empleo de estas drogas. La meditación y a la práctica religiosa diaria fueron señaladas como reguladoras de ansiedad por parte de los resultados preliminares de una investigación.

Aumentó el consumo de sustancias psicoactivas en la cuarentena, según los resultados preliminares de investigaciones y encuestas.

Ansiedad por el encierro

A la par de la ampliación de la cuarentena en Argentina, los índices de consumo de sustancias legales e ilegales crecen. Las principales son el alcohol, la nicotina, cocaína, marihuana, LSD, éxtasis y los psicofármacos.

A pesar que el aislamiento no crea un comportamiento completamente nuevo en las personas, sí amplifica síntomas y malestares preexistentes vinculados a la salud mental.

En Argentina ha cambiado la perspectiva respecto al encierro a partir de la promulgación de la Ley de Salud Mental, por la cual ya no es visto como una herramienta para promover la mejoría sino todo lo contrario.

En las circunstancias actuales tal concepción vuelve a interpelar a la sociedad debido a que en vez de disuadir el uso dependiente, el distanciamiento social lo acrecienta y lleva a muchos a transgredir las prohibiciones con el fin de la compra de productos ilegales.

No obstante, ante esta emergencia de salud pública, un equipo de investigadores  encontró dos prácticas que representan menores niveles de ansiedad en usuarios de drogas específicamente psicodélicas. Se trata del experimento “Conciencia y Sustancia” desarrollado por el físico Enzo Tagliazucchi y el psicólogo Federico Cavanna (CONICET).

Por un lado,a mayor frecuencia de la práctica de meditación, mejor es el efecto tanto en la ansiedadmomentánea como en los rasgos de personalidades ansiosas. Asimismo ayudó a disminuir los sentimientos negativos y a promover la actitud positiva.

El relevamiento aplicado a 5.300 argentinos de entre 20 y 30 años también evidenció que quienesno practican una religión o los que la practican en forma diariatienen valores inferiores de ansiedad en contraste con aquellos que sólo practican la religión intermitentemente.

El alcohol es el psicoactivo que más incrementó

La Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba llevó a cabo un estudio durante el primer periodo de cuarentena en todo el país. En conclusión observó que:

  • El 73,2% de los encuestados reconoció haber tomado algún psicoactivo desde el inicio de la pandemia.
  • Un 41% señaló que incrementó la frecuencia de uso.
  • El 33% admitió un aumento en la cantidad.

Fueron relevados 1.007 sujetos de las 23 provincias argentinas y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entre el 7 de abril y el 8 de mayo de 2020. Es decir que la medición se realizó durante el período de aislamiento con mayor homogeneización en todas las regiones del país, cuando ninguna había ingresado en la Fase IV.

Sin embargo no se trata de drogas ilícitas las más preocupantes, sino del alcohol, que representó el 54% de los casos entre quienes acrecentaron el consumo. En segundo lugar la nicotina (35%), luego la marihuana (29,6%) y psicofármacos con o sin receta (7,8%).

Las prohibiciones sobre las salidas no colaboraron en la reducción del problema sino que prácticamente el 20% afirmó que tuvo que violar el aislamiento para conseguir el producto.

Por otro lado, una característica preexistente pero que profundizó sus consecuencias en la pandemia, fueron los motivos de la utilización de drogas, que mayormente estuvieron ligados a la ansiedad (57%).

Otras razones fueron la necesidad de relajación (47%), el deseo de divertirse, de distraerse y “dejar de pensar”.

Adicionalmente se presenta otro agravante al problema, relacionado al medio por el cual acceden a la compra de las sustancias. Aunque la investigación no indaga más, precisa que el 46% de los encuestados indicó no poseer ingresos económicos durante el aislamiento y otro 17% afirmó que sus salarios disminuyeron notablemente.

La encuesta del AMBA

El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es la más comprometida del país y desde el gobierno se debate el retroceso a la Fase I de la cuarentena.

Las consecuencias de la pandemia de COVID- 19 claramente exceden a los peligros de contraer el virus y el impacto repercute en la salud psíquica de gran parte de la población.

En este sentido, la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) desarrolló una encuesta y demostró que durante el confinamiento aumentó un 20% la ingesta de alcohol, nicotina, cocaína, marihuana, medicamentos no recetados y analgésicos.

El análisis se realizó durante marzo, abril, mayo y principios de junio, a través de un formulario anónimo a 206 personas de distintas áreas de trabajo, profesiones, niveles educativos y rangos etarios. Fue impulsada por la carrera de Medicina del Departamento de Ciencias de la Salud de la UNLaM y estuvo a cargo de la doctora Fabiana Lartigue, doctora Gabriela Lourtau y el licenciado Pablo Szternberg.

Según el licenciado Szternberg se debe “empezar a estudiar y diagramar prospectivamente para los tiempos que se nos avecinan” ya que el 94% de los sujetos relevados que reportaron uso de psicoactivos,no consultó con ningún profesionalpor ayuda.

El ranking de sustancias en esta región es:

  • 50% alcohol
  • 15% tabaco
  • 11,2% marihuana
  • 1% anfetaminas
  • 0,5% cocaína
  • Un 15% del total entra en la categoría de policonsumo y combina analgésicos con otra de las mencionadas anteriormente

De forma equivalente a los índices a nivel nacional, la crisis actual agrava el panorama de los individuos con drogodependencias del AMBA.

Quienes previamente se encontraban en estado de vulnerabilidad tienen más posibilidades de enfrentar otros males por las dificultades económicas, como incomodidad en la vivienda, falta de alimentos, de agua potable y de acceso a la tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Desde el comienzo de la cuarentena el 73% del país usó al menos una, mientras que en el AMBA se estima una acentuación del 20% en el empleo de estas drogas. La meditación y a la práctica religiosa diaria fueron señaladas como reguladoras de ansiedad por parte de los resultados preliminares de una investigación.

- Advertisment -

más leídas

Es tiempo de pensar en una vida tecnológicamente sana

Es tiempo de pensar en una vida tecnológicamente sana La pandemia de COVID-19 ha dejado algo muy claro:...

Francisco reenfoca las relaciones LGBTQ y reclama una ley de uniones civiles

En la web oficial del Vaticano, no apareció entre las noticias de portada. No hacía falta porque ya estaba en las páginas...

Fratelli Tutti: entre la historia olvidada y el presente eludido

El 3 de octubre de 2020, junto a la tumba de San Francisco, en la ciudad italiana de Asís, el papa Francisco...

Negligencia sanitaria y ambiental: un mal erróneamente llamado “religioso”

El año 2020, hasta ahora, ha sido un catalizador de reflexiones y opiniones sobre la responsabilidad individual de cada habitante del mundo...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.