miércoles 28 octubre, 2020
Inicio Noticias Cuando evangélicos conservadores conspiran contra la libertad de conciencia
LA MALDICIÓN DE IGLESIA & ESTADO

Cuando evangélicos conservadores conspiran contra la libertad de conciencia

TERCER ÁNGEL ha señalado, y reiterado, la gravísima conducta de cristianos evangélicos conservadores que, tanto en USA como en Brasil, mezclan Estado e Iglesia, el poder coyuntural con los valores eternos, la avaricia secular con la Justicia divina. Y ahí están, Donald Trump y Jair Bolsonaro en graves problemas, en parte por la inhumanidad conque abordaron la pandemia que provoca COVID-19, cuando tuvieron muchísimo tiempo, que desaprovecharon, para preparar a sus respectivas sociedades en nombre de una continuidad del ciclo económico que no existe: no podrán evitar una recesión enorme. Hoy, 01/05/2020, se estima que 30 millones de estadounidenses se encuentran desempleados y en los centros urbanos la cuenta es 1 de cada 6. En este contexto es interesante la siguiente reflexión publicada en la revista Spectrum, con la firma de Edison García-Creitoff, profesor de Ética y Comunicaciones en universidades privadas de Puerto Rico pero también trabajador social, mediador de conflictos, y diácono en la Iglesia Adventista de Vega Baja, Puerto Rico. Más allá de su pertenencia a un credo religioso, lo que plantea acerca del riesgo que conlleva el proceso político-cultural que ocurre en USA es compartido por gran parte de la prensa independiente en el mundo actual, aunque sin la interpretación religiosa que él consigue darle. Por eso, sin pruritos ni preconceptos, es útil la lectura.

POR EDISON GARCÍA-CREITOFF

"Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras, pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin.
Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes. Todo esto será apenas el comienzo de los dolores
.”
Mateo 24: 6–8

SPECTRUM. Al momento de escribir este ensayo, COVID-19 está en cuarentena, viviendo la profecía de Mateo 24 y experimentando un nuevo declive económico del imperio estadounidense. (1)

COVID-19 ha afectado tanto la economía capitalista mundial como el capitalismo de Estado comunista en China y sus países aliados. Sin embargo, lo que caracteriza a esta crisis en los Estados Unidos es que es más grave que la crisis económica de la Gran Depresión en 1930 y la recesión de 2008. Esta última causó una crisis mundial de alimentos y energía, la amenaza de una recesión mundial. así como una crisis de crédito-hipoteca y confianza en los mercados. (2)

Pero en medio de esta crisis de COVID-19, la figura del presidente Donald Trump es particularmente sorprendente. Su papel en esta crisis, su actitud, sus posiciones ideológicas personales, sus estrategias.

Hace unas semanas, el periodista Nicholas Kristof predijo que el Presidente llevaría a la nación a su peor escenario. El Dr. Anthony Fauci, epidemiólogo de los Institutos Nacionales de Salud; y la Dra. Deborah Birx, asesora del grupo de trabajo de la Casa Blanca para COVID-19, estuvieron de acuerdo. (3)

Dr. Anthony Fauci, epidemiólogo de los Institutos Nacionales de Salud; y Dra. Deborah Birx, asesora del grupo de trabajo de la Casa Blanca para COVID-19.

Kristof imaginó a más de dos millones de estadounidenses asesinados por el nuevo coronavirus, casi todos llorados sin funerales. Muchos muertos, porque los hospitales estarían demasiado abrumados para tratar adecuadamente los ataques cardíacos, el asma y las complicaciones relacionadas con la diabetes. Él predijo que la economía se hundiría en una depresión, ya que la política fiscal y monetaria es ineficaz cuando la gente teme salir y cerrar negocios, y que decenas de millones de personas estarían desempleadas. Con respecto a la vacuna, visualizó que sería algo distante, que la inmunidad de quienes se recuperaron sería de corta duración (porque podría ocurrir una reinfección) y que el coronavirus se uniría a la gripe estacional (todos los años) como algo recurrente.

Gracias a Dios que el Presidente, tal vez temiendo tal caos apocalíptico, prestando atención a sus asesores políticos o médicos, temiendo que no sea reelegido o posiblemente destituido según la Enmienda 25, rectificó sus estrategias para combatir el virus y elevar la economía, aunque su personalidad continúa y seguirá siendo controvertido.

Atrás quedó su postura contra las medidas sanitarias de los epidemiólogos y la comunidad científica de la salud en los Estados Unidos y el mundo, las amenazas de elevar las normas de distanciamiento social porque "el remedio es peor que la enfermedad", la devaluación del virus, diciendo que es una gripe común que solo afecta a los ancianos, y que estos deberían ser los que deben aislarse, y el comentario de que nunca estuvo de acuerdo con el aislamiento (que esta idea vino de los médicos y que si dependiera de ellos, lo harían cerrar todo el país, entre otras posturas).

Trump había considerado levantar las medidas de cuarentena y aislamiento social con restricciones en el comercio, los trabajadores, los viajes y las industrias, el 12 de abril de 2020, el día de Pascua, el día de la resurrección de Cristo. "Quiero la resurrección de América, ese día. Quiero que las iglesias estén llenas", dijo en una entrevista con Fox News.

¿Por qué el Presidente quería que Estados Unidos "estuviera abierto y listo para comenzar el día de la resurrección de Cristo"? ¿Es esto una coincidencia?

El apoyo de Trump a su causa ha dependido en gran medida del apoyo que los evangélicos conservadores le han ofrecido en los Estados Unidos. Ganó las elecciones con el apoyo del 81% de los cristianos evangélicos blancos, pentecostales, neopentecostales, independientes y adventistas. Esto constituyó el 26% del electorado en 2016. (4)

Donald Trump orando con pastores y pastoras evangélicos conservadores estadounidenses.

En medio de esta crisis, que puede afectar su reelección, Trump ya ha comenzado a acercarse a los evangélicos, buscando su apoyo. Ese es el contexto de sus recientes declaraciones sobre la "resurrección de América". Son la quinta columna. Las encuestas de Gallup sugieren que el 51% de la población piensa que no tiene las cualidades para liderar a la nación en esta crisis, sin embargo, los sectores conservadores de la derecha política y cristiana no lo abandonan, no hablan en contra de su administración como presidente, y lo respaldan en un 49%.

¿Por qué este apoyo?

Hay algunos factores responsables del fenómeno Trump en los Estados Unidos, que son la causa de su figura emergente en la derecha cristiana evangélica republicana y conservadora, que se ha estado desarrollando durante años.

A esto debemos agregar que están surgiendo otras condiciones, como la crisis COVID-19 y la crisis actual de la economía en los Estados Unidos y en el mundo. Juntos, son la tormenta perfecta para que en los Estados Unidos y en el mundo, se reestructuren las perspectivas geopolíticas, económicas, los mercados financieros, las democracias, las libertades civiles y las relaciones entre los estados y los gobiernos. En un futuro no muy lejano, surgirá un nuevo orden posterior al coronavirus en los Estados Unidos (con o sin Trump) y en el mundo. Henry Kissinger, exsecretario de Estado de los Estados Unidos, advirtió en The Wall Street Journal el 3 de abril de 2020 que la ruina económica mundial que se avecina después del coronavirus alterará el orden mundial para siempre. (5)

Los factores responsables del fenómeno Trump en los Estados Unidos:

** Lo religioso y lo político se han unido cada vez más durante años en vista, paciencia y consentimiento de los cristianos evangélicos, socavando la separación de la Iglesia y el Estado.

La separación de la Iglesia y el Estado se basa en tres aspectos. Y estamos citando al pastor Marvin Moore: (6)

  • “La religión y el gobierno deben operar por separado. La iglesia no puede controlar al gobierno y viceversa, ni a uno ni a otro se les puede decir qué hacer en sus respectivas esferas. Son independientes e interdependientes ".
  • "El gobierno no puede dar subsidios financieros a la religión, pagar los salarios de los pastores o empleados de la Iglesia, o financiar la legislación de las doctrinas religiosas".
  • "Las leyes del Estado se basarán en principios morales seculares, en lugar de basarse en los principios morales de alguna religión, alguna Iglesia o libro sagrado en particular".

La intención de los padres fundadores, que escribieron la Constitución en Estados Unidos, era evitar la persecución religiosa en la nueva nación con el apoyo de un gobierno civil. Una experiencia conocida en Europa llevada a cabo por católicos y protestantes.

Ese es el contexto de la 1ra. enmienda: "El Congreso no puede hacer ninguna ley que adopte una religión como oficial, o que prohíba el libre ejercicio de la misma".

No se trata del ateísmo. Es el reconocimiento de la existencia de ambas esferas independientemente una de la otra, que el gobierno no puede patrocinar una religión en particular, que las religiones deben desarrollarse sin la interferencia o promoción del gobierno.

El pastor Moore lo explica muy bien en la página 115 de su libro "¿Podría suceder realmente?", (traducido al español por APIA Editorial como ¿Será que Podrá Pasar?):

"El Estado debería proteger la libertad de religión para enseñar, persuadir y evangelizar. Pero de ninguna manera el estado debería estar involucrado en actos de culto público, o debería financiar algunas de estas actividades. Esto es lo que significa la expresión separación de iglesia y Estado".

Sin embargo, los conservadores políticamente hablando y las congregaciones religiosas evangélicas conservadoras y autoritarias, a través de sus líderes, se han unido en mayor o menor grado, desde la década de 1960, para defender la fe cristiana. Esto se ha traducido en la presentación de candidatos y programas basados ​​en estos principios conservadores en las elecciones. Esos líderes cristianos conservadores y autoritarios están "esperando entrar" para "acercar políticamente a la nación a Dios" y la derecha política acuerda revisar la separación entre la Iglesia y el Estado.

Ben Carson, hoy secretario de Vivienda de Donald Trump, y siempre intentando agradarlo.

El pueblo de Dios no es ajeno a ese hecho. Ben Carson, un cristiano reconocido y miembro del gabinete de Trump, ha ocupado cargos públicos que sugieren que cree en la unión de la Iglesia y el Estado. A través de su sitio web My Faith Votes, se ha distanciado gradualmente de su congregación y de esa posición expresada por los miembros fundadores del adventismo (que él profesa): la separación de la Iglesia del Estado.

En Puerto Rico (PR), los simpatizantes cristianos de la unión de la Iglesia y el Estado expresan abiertamente sus puntos de vista en sus estaciones de radio. Esto es común en tiempos primarios o electorales para candidatos políticos evangélicos o evangélicos con aspiraciones políticas. En ambos casos reciben, como regla general, el apoyo de sus Iglesias, salvo excepciones honorables. De hecho, en Puerto Rico, un partido evangélico cristiano, el Dignity Party, acaba de registrarse y cree en la unión de la Iglesia y el Estado. Se describen a sí mismos como "un movimiento popular que busca el poder político para lograr cambios beneficiosos en la sociedad puertorriqueña a corto y largo plazo".

** El republicanismo y el protestantismo han hecho una "santa alianza".

En una entrevista exclusiva con "The Brody File", Donald Trump ha dicho que él quiere ver a los pastores cristianos hablar más audazmente desde el púlpito porque, como él lo ve,

  • "la iglesia tiene que tener más poder".
  • "Vamos a proteger la fe cristiana como nunca antes".
  • "Nuestra fe en Dios nos guiará a la unidad nuevamente".
  • "Una América cristiana".
  • Han tomado mucho poder de la iglesia. Quiero devolver el poder a la iglesia … El cristianismo realmente se está cortando; poco a poco lo van quitando".
  • "Soy cristiano, soy protestante, soy presbiteriano, creo que los cristianos en nuestro país no son tratados adecuadamente".
  • "Soy el elegido". (7)

Es un hecho que con esa retórica, el Presidente ha seducido a más de un cristiano evangélico. Al apelar al discurso religioso, obtiene apoyo y aliados para ganar las elecciones y sentar las bases de una "América cristiana".

Hace poco viajé al estado de Nevada. Mientras estuve allí visité con algunos amigos cristianos latinoamericanos, incluido un pastor. El denominador común:

  • todos apoyaron al presidente Trump y al Partido Republicano y su plataforma,
  • estaban en contra de Obamacare,
  • creían que el Partido Demócrata causaría un declive moral, una disminución de la libertad religiosa, la erosión de los valores familiares tradicionales.

Por el contrario, Trump y el Partido Republicano representaron la defensa de la fe, la moral cristiana, la libertad religiosa, la santidad de la vida, las familias y los matrimonios fuertes.

Esa fue una de las razones de la victoria de Trump. Los evangélicos, los protestantes conservadores y autoritarios, creen que el Partido Republicano y el presidente Trump representan la defensa de la moral y los valores bíblicos. (8)

Por lo tanto, no debería sorprendernos que hayan desarrollado una alianza. La agenda política religiosa de Trump a través del Partido Republicano es atractiva para los cristianos conservadores y viceversa. Interesante para otros es que el Partido Republicano se ha diluido y se ha sometido al liderazgo autoritario del Presidente.

Senador conservador Marco Rubio en una iglesia evangélica conservadora.

** Hay una nueva interpretación de la creencia de que la libertad de conciencia debe ser salvaguardada:

Esta alianza política religiosa entre el republicanismo de Trump y el protestantismo autoritario conservador ha realizado un trabajo ideológico-político-religioso que ha socavado otra creencia y cláusula fundamental en el pueblo de Dios: la libertad de conciencia. (9)

El resultado ha sido un énfasis en que la libertad de conciencia de esa mayoría moral cristiana conservadora autoritaria debe ser salvaguardada a través del Gobierno.

Ellos interpretan que la religión cristiana ya es mayoritaria y hegemónica. El gobierno no es ni debe ser opuesto. Hasta donde el cristianismo puede ser institucionalizado, aún más, como la religión políticamente correcta en los Estados Unidos. Para aquellos que piensan de esta manera, no parece importar si uno es, o será en el futuro, imponiendo a los no creyentes otras religiones y congregaciones de fe, valores religiosos o ideas de esa mayoría cristiana autoritaria, ya sea conservadora, sutilmente o por la fuerza. (10)

La libertad religiosa siempre ha sido un tema capital para los adventistas. El pastor John Graz, ex Director de Libertad Religiosa para la Conferencia General, ha dicho públicamente que el asunto ha sido considerado un principio bíblico, el resultado del amor de Dios. (11)

Esta posición coincide con los documentos oficiales de la Conferencia General que indican que la Iglesia Adventista del Séptimo Día aboga por la libertad religiosa para todas las personas y por la separación entre la Iglesia y el Estado. (12)

El pastor Graz en el trabajo citado ha dicho:

"Los adventistas del séptimo día creen que cualquier cosa que pueda amenazar la libertad de conciencia proviene del diablo, no de Dios". "Nadie, ni la Iglesia ni el Estado (gobierno) tienen el derecho de obligar a nadie a adoptar una religión, cambiar su religión, permanecer en ella o no profesar ninguna religión". “Para proteger mejor la libertad de conciencia, la Iglesia y el Estado (gobierno) deben permanecer separados. Uno tiene la responsabilidad directa de las almas, el otro del buen orden de la sociedad". (13)

** El nacionalismo está ganando cada vez más seguidores en América del Norte:

El presidente Trump, en su visión de una gran América, y con una moral cristiana, ha creado entre los protestantes un nacionalismo "chovinista". (14)

Desafortunadamente, el rechazo del secularismo, la ignorancia de la historia del pensamiento social, la incomprensión de los procesos históricos, políticos y sociales, hacen susceptibles a la indiferencia, la confusión, el miedo, el anticomunismo, la demagogia y la retórica política nacionalista chovinista. (15)

A esto debemos agregar que dentro del pueblo de Dios hay una generación orientada a identificarse con instituciones, muy resistentes al cambio, con un firme compromiso con los valores cristianos tradicionales: familia, nación, escuela, iglesia y libre empresa. Cualquier cosa en contra de eso es una "conspiración de extrema izquierda". (16)

En este contexto, Trump se presenta a la nación como el "campeón", un cruzado de la moral cristiana tradicional que defiende estos valores conservadores con uñas y dientes, y está abiertamente en contra de la comunidad LGBTQ y cualquier medida que afecte la libre empresa estadounidense. (17)

** "Trump ha tomado medidas que difuminan la frontera entre religión y política en los Estados Unidos". (18)

El Presidente, además de todas las expresiones públicas que ha hecho, borrando la separación de la Iglesia y el Estado, firmó una Orden Ejecutiva que abolía la Enmienda Johnson, que impedía las donaciones de iglesias a partidos políticos para facilitar la participación de grupos religiosos en políticas de campaña sin perdiendo sus beneficios fiscales. En medio del proceso de destitución, hizo campaña contra su destitución del Ministerio Internacional Rey Jesús en Miami y buscó el apoyo de los evangélicos en el sur de Florida después de que Christianity Today apoyó la destitución de la Cámara de Representantes y su destitución como Presidente. (19)

Se relaciona muy bien, con los líderes de las iglesias evangélicas tradicionales e independientes, tiene un pequeño grupo de estudio bíblico en la Casa Blanca, del cual Rick Perry, el pastor Paula White y Mike Pence han sido o son miembros, celebraron su absolución de juicio político en el Senado participó en el Desayuno Nacional de Oración y declaró el domingo 15 de marzo de 2020 el Día Nacional de Oración por el coronavirus.

Paula Michelle White-Cain es una pastora estadounidense, televangelista y exponente de la Teología de la Prosperidad. Desde 2014 hasta mayo de 2019, fue pastora principal del New Destiny Christian Center, en Apopka, Florida, megaiglesia multicultural no confesional.

Conclusión

Se acerca la tormenta perfecta. Las causas y condiciones están presentes en los factores mencionados anteriormente: el fenómeno Trump (su elección y apoyo es un reflejo del éxito de los conservadores cristianos autoritarios y hasta dónde han llegado y continúan en su alianza con la derecha política) y la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias de la crisis económica (recesión / depresión, aumento del desempleo), nos dirigen (a menos que Dios disponga lo contrario) a un gobierno que en nombre del cristianismo erosionará gradualmente los principios constitucionales de la separación de la Iglesia y Estado y libertad de conciencia. Todo en el contexto de la culminación de los eventos finales antes de la venida de Jesucristo.

Aclaración importante:

El lector puede preguntarse por qué no hablo de la izquierda política o religiosa. Quizás más de un lector pueda sentirse más cómodo y seguro pensando que es la izquierda la que erosionará las libertades establecidas en nuestra constitución y que la mejor manera de defender esas libertades, desde la izquierda, es a través del presidente Trump.

Esa posición es válida, sin embargo, no comparto esa visión y quiero explicar por qué. En primer lugar, quiero aclarar que no soy comunista ni izquierdista. Soy existencialmente cristiano, protestante y adventista. En segundo lugar, la lucha de clases, ya sea a la izquierda o a la derecha, nos separa del amor a Dios y al prójimo, porque nos lleva a una guerra espiritual equivocada.

El miedo a la izquierda o al comunismo puede llevarnos a la elección equivocada, etiquetando a los partidos y a las personas como izquierdistas radicales, cuando en realidad no lo son. Sucedió en el pasado, en la Guerra Fría, y está sucediendo ahora. (20)

Es una estrategia de sectores políticos, autoritarios y conservadores, que junto con sectores conservadores cristianos autoritarios, buscan distraer nuestra atención, colocando el señuelo de que nuestras libertades serán invadidas por la izquierda, mientras que sus líderes trabajan para el otro lado con diferentes matices y estrategias en el Congreso, la Casa Blanca, en sus propias iglesias, para la transformación de la bestia como cordero en un nuevo sistema de gobierno.


Notas al pie:

(1) Apocalipsis 18 menciona implícitamente que en tiempos de problemas y grandes tribulaciones, habrá una gran crisis económica. Ellen White, fundadora de la Iglesia y comentarista bíblica, señala en The Great Controversy : "los ricos lamentan la destrucción de sus magníficas casas, la dispersión de su oro y plata". Los Estados Unidos en este momento se están acercando rápidamente a una recesión / depresión económica de proporciones bíblicas.

(2) Vea el artículo de Wikipedia " La Gran Recesión ".

(3) https://www.clarin.com/new-york-times-international-weekly/

(4) Hay estadísticas que parecen sugerir que el apoyo es mucho más que eso. Los adventistas no son ajenos a esa estadística y apoyo. Hay diferentes visiones entre nosotros con respecto al Presidente. Hay quienes lo apoyan ideológica y electoralmente porque su gestión política se compara con el rey Nabucodonosor o el rey Ciro. Otros creen que traerá la ley dominical, la persecución y acelerará la venida de Jesucristo. Hay un sector que está de acuerdo con su política de defender los valores conservadores tradicionales de los Estados Unidos porque temen la inclusión del socialismo en los Estados Unidos. Los últimos creen que Trump es un escudo contra la izquierda, por lo que ideológicamente apoyan al Partido Republicano y hacen alianzas políticas, ideológicas y religiosas con sectores políticos conservadores, algo que también está sucediendo con el pueblo de Dios. Hay muchas figuras públicas en el pueblo de Dios, que huyen de la izquierda, consciente o inconscientemente, son influyentes, que están contribuyendo ideológicamente, a la creación de un nuevo orden en los Estados Unidos y en el mundo.

(6) En el periódico El País , el 4 de abril de 2020, apareció un artículo de Braulio García, titulado "Las crisis mundiales exigen soluciones globales: es hora de crear una Constitución Mundial".

Para un estudio exhaustivo del tema, es una lectura obligada, el libro del Pastor Malvin Moore: "¿Podría suceder realmente?" 2008, Pacific Press, traducido al español por Editorial APIA.

(7)" Brody File Exclusive: el presidente Trump dice que los cristianos perseguidos tendrán prioridad como refugiados ", CBN.com, consultado en agosto de 2019.

(8) El movimiento nacionalista, populista, blanco y republicano dirigido por el presidente Donald Trump se llama trumpismo. Tiene mucho apoyo entre los latinoamericanos en los Estados Unidos. Según la BBC Mundo Network, el 30% votó por Trump. De ese número, la mayoría se identificó como hispanos evangélicos. Eran el grupo latino número uno que apoyaba a Donald Trump, por ser pro-vida y proteger la libre expresión del cristianismo en este país. Vea el sistema de noticias a través de las redes sociales de BBC Mundo , el 25 de mayo de 2018, Gerardo Lissardy entrevistó al reverendo Samuel Rodríguez, miembro de un grupo de evangélicos que asesoran informalmente a Trump y es presidente de la Conferencia Nacional de Líderes Cristianos Hispanos (NHCLC), la organización hispano evangélica más grande de este país.

(9) La libertad de conciencia es el derecho a la libertad de conciencia y religión. Este derecho implica la libertad de preservar su religión o creencias, o cambiar su religión o creencias, así como la libertad de profesar o no profesar, divulgar o no divulgar su religión o creencias, individual o colectivamente; tanto en público como en privado.

(10) En Puerto Rico, surgió una controversia con un grupo de policías cristianos que querían rezar en las estaciones de policía durante las horas de trabajo y luego fueron prohibidos por el gobierno. Muchos pastores, capellanes adventistas y miembros del área norte hicieron una causa común con los oficiales de policía alegando que se violaba su libertad de culto. Se olvidaron de la separación de Iglesia y Estado.

(11) John Graz, Asuntos de Fe y Libertad , 2008, Departamento de Libertad y Asuntos Públicos de la Conferencia General de Adventistas del Séptimo Día, Silver Spring, Maryland. Hay una traducción al español: El Adventista y … Editorial APIA). En P. 144 de la edición española, se dice que el principio fundamental del Reino de Dios es el amor, no hay amor sin libertad y no hay libertad sin libertad de conciencia.

(12) Declaraciones, directrices y otros documentos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, 2010, Departamento de Comunicación Conferencia General de Adventistas del Séptimo Día, Editorial APIA, División Interamericana de Adventistas del Séptimo Día, 2011, página 116, de la Edición en español. Agrega además que apoya el Artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU y, en armonía con sus creencias e historia, está totalmente comprometido a promover, defender y proteger la libertad religiosa para todas las personas y en todo el mundo. Esta declaración fue aprobada por la Junta Directiva de la Conferencia General el 29 de septiembre de 1999, en el Consejo Anual en Silver Spring, Maryland.

(13) John Graz, trabajo citado, págs. 145-146, traducción al español.

(14) Wikipedia define el chovinismo como exageración exagerada o excesiva de lo nacional frente a lo extranjero. Históricamente, las naciones que adoptaron este tipo de nacionalismo alegaron que mantenían los valores morales tradicionales de la nación. Sin embargo, por otro lado, gradualmente suprimieron las libertades civiles, cometieron atrocidades contra la disidencia, particularmente contra los judíos. Estratégicamente utilizaron durante años el nombre de Dios y elementos de la fe cristiana para justificar su ideología y el orden político que establecieron, lo que causó división, confusión e indiferencia entre el pueblo de Dios.

(15) La ignorancia de los procesos político-sociales seculares, junto con la criminalización de las causas sociales en la década de 1940 hasta finales del siglo XX, a través de la Guerra Fría, desinformaron a cientos de generaciones con respecto a las luchas sociales. En esos años hubo una confrontación ideológica-económica-política entre dos superpotencias: los Estados Unidos y la URSS que luchaban entre sí para implantar sus creencias e ideología. El resultado en los Estados Unidos y en Occidente fue que las luchas sociales, sindicales y económicas se presentaron como una conspiración comunista, buscando subvertir los valores de la democracia. Hoy podemos ver enfoques anticomunistas similares a los de la guerra fría en las Iglesias.

(16) El presidente Trump acusa al Partido Demócrata de ser un partido de izquierda involucrado en una cruzada contra el cristianismo. Visite www.telemundodallas.com , 3 de enero de 2020.

(17) Se opone a las medidas legislativas contra el calentamiento global y la energía verde limpia. Se opone a la legislación que afecta negativamente a la industria nacional del carbón. Esa fue una de las razones por las que retiró a los Estados Unidos del Acuerdo de París. Se dice que la energía verde es el uso de energía del sol, agua, viento y fuentes de energía no contaminantes. También ha sido señalado como racista por el sistema de noticias de CNN por la "exacerbación del sentido racial de un grupo étnico que a menudo motiva la discriminación o la persecución de uno o más de los demás con quienes viven". Consulte cnnespanol.cnn.com/2019/07/16/es-donald-trump-racista-10-frases-para-analizarlo/

(18) Palabras literales del reverendo Samuel Rodríguez en las redes sociales de BBC Mundo, el 25 de mayo de 2018. El reverendo Samuel Rodríguez es miembro de un grupo de evangélicos que asesoran informalmente a Trump y al presidente de la Conferencia Nacional de Líderes Cristianos Hispanos. (NHCLC).

(19) En 1959, hubo manifestaciones en los Estados Unidos a favor de la segregación racial en las escuelas, donde se decía que prohibir la segregación racial era una posición "comunista". Históricamente, los sectores ultraconservadores de la política estadounidense han calificado de comunista un buen número de actitudes, creencias o valores con los que no están de acuerdo o en desacuerdo. Ver Wikipedia: anticomunismo.

El propio presidente Trump ha hecho esas sugerencias, contra el Partido Demócrata y recientemente contra Christianity Today por publicar un editorial que apoya la destitución de los demócratas de la Cámara de Representantes y pide la destitución del presidente. Trump usó su cuenta de Twitter para decir que la revista está "muy a la izquierda". Ver http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/, por David Smiley, 21 de diciembre de 2019.

(20) En ese esfuerzo hay ex congresistas, políticos, pastores, "influenciadores", presidentes de naciones, organizaciones secretas y no tan secretas. El sistema de Netflix Streaming presenta una miniserie titulada The Family . Es un grupo cristiano conservador conocido como The Family que tiene una tremenda influencia en Washington DC para lograr sus ambiciones en todo el mundo. (El documental de Netflix se basa en el libro con el mismo título de Jeff Sharlet ).

Se presentan pruebas contundentes y convincentes de que su objetivo es avanzar en una agenda global, política y religiosa e influir en las decisiones políticas políticas y religiosas de los Estados Unidos sobre la familia, el matrimonio y los valores homosexuales en países extranjeros. El grupo ha influido en los presidentes de los Estados Unidos desde Dwight Eisenhower hasta el presidente Trump. Son los arquitectos de los Desayunos de Oración convocados por la Casa Blanca cada año, durante las administraciones republicanas y demócratas. Tienen una agenda global de control, poder y dominio político teocrático religioso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TERCER ÁNGEL ha señalado, y reiterado, la gravísima conducta de cristianos evangélicos conservadores que, tanto en USA como en Brasil, mezclan Estado e Iglesia, el poder coyuntural con los valores eternos, la avaricia secular con la Justicia divina. Y ahí están, Donald Trump y Jair Bolsonaro en graves problemas, en parte por la inhumanidad conque abordaron la pandemia que provoca COVID-19, cuando tuvieron muchísimo tiempo, que desaprovecharon, para preparar a sus respectivas sociedades en nombre de una continuidad del ciclo económico que no existe: no podrán evitar una recesión enorme. Hoy, 01/05/2020, se estima que 30 millones de estadounidenses se encuentran desempleados y en los centros urbanos la cuenta es 1 de cada 6. En este contexto es interesante la siguiente reflexión publicada en la revista Spectrum, con la firma de Edison García-Creitoff, profesor de Ética y Comunicaciones en universidades privadas de Puerto Rico pero también trabajador social, mediador de conflictos, y diácono en la Iglesia Adventista de Vega Baja, Puerto Rico. Más allá de su pertenencia a un credo religioso, lo que plantea acerca del riesgo que conlleva el proceso político-cultural que ocurre en USA es compartido por gran parte de la prensa independiente en el mundo actual, aunque sin la interpretación religiosa que él consigue darle. Por eso, sin pruritos ni preconceptos, es útil la lectura.

POR EDISON GARCÍA-CREITOFF

- Advertisment -

más leídas

Durísima competencia Trump vs. Biden por el votante católico

En el diario The Washington Post, Matt Wiser describe la situación: "La lucha para ganarse a los votantes católicos...

Negligencia sanitaria y ambiental: un mal erróneamente llamado “religioso”

El año 2020, hasta ahora, ha sido un catalizador de reflexiones y opiniones sobre la responsabilidad individual de cada habitante del mundo...

Es tiempo de pensar en una vida tecnológicamente sana

Es tiempo de pensar en una vida tecnológicamente sana La pandemia de COVID-19 ha dejado algo muy claro:...

Fratelli Tutti: entre la historia olvidada y el presente eludido

El 3 de octubre de 2020, junto a la tumba de San Francisco, en la ciudad italiana de Asís, el papa Francisco...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.