El éxito destruyó al pastor de las celebridades y puede arrastrar a Hillsong

hillsong church
Antes hay que recuperar el sentido de la misión y la trascendencia de las convicciones. De lo contrario, ya no habrá alternativas.

La Iglesia Hillsong -exHills Christian Life Center (Centro de Vida Cristiano Las Colinas)-, es una de las iglesias cristianas más grandes del mundo, reconocida Young & Free), y su sello discográfico Hillsong Music Australia.

La iglesia fue fundada por el pastor neozelandés Brian Houston y su esposa Bobbie, en agosto 1983, después de instalarse en Sídney (Australia) en 1978.

El primer centro de convenciones de la Iglesia Hillsong, con 3.500 asientos, fue inaugurado por John Howard, por entonces 1er. Ministro de Australia, en octubre de 2002.

En septiembre de 2018, Hillsong dejó las Asambleas de Dios de Australia para convertirse en una denominación religiosa autónoma, lobal y carismática, y de pronto logró una visibilidad global por su atípico líder, Carl Lentz, a quien la editorial que publicó su primer libro, 'Own The Moment' describió así: “Cuando piensas en un pastor cristiano, probablemente no visualizas un treintañero tatuado que viste cazadora para motocicleta, escucha hip-hop y hace referencia a The Walking Dead y Black Lives Matter en sus sermones”.

El concepto lúdico y la estética de los servicios religiosos de Hillsong parecen haber sido concebidos para atraer a un público joven y cool. En el diario The New York Times, la actriz Vanessa Hudgens los comparó con un concierto de la banda Arcade Fire.

Y Hillsong atrajo a íconos de la juventud contemporánea: Selena Gomez, Justin Bieber y Kevin Durant, por ejemplo.

Las canciones son parte central de la experiencia, una banda en vivo, espectáculos de luces, las letras de las canciones en una pantalla para que todos las canten a voz en cuello, sermones salpicados de humor y anécdotas, un look 'street style', acceso a redes como Yelp, canal digital, y la app Hillsong Give, con la que se puede pagar el diezmo con tarjeta o PayPal.

En 2015, la sede de la Iglesia en Nueva York destituyó al líder del coro de su cargo por ser gay. Brian Houston dijo que los gays eran bienvenidos pero que no podían asumir un papel de liderazgo en Hillsong.

En 2018, el pastor Carl Lentz fue criticado por decir que “el sexo prematrimonial no es ni remotamente una opción”.

Hillsong, ya de 150.000 miembros, en su crecimiento ha seguido acumulando controversias, comenzando por la que se dirigió a su fundador Houston, porque supuestamente encubrió la historia de su padre, también pastor, de abusar sexualmente de niños.

Luego, en noviembre 2020, Carl Lentz fue despedido por Brian Houston al conocerse que había engañado a su mujer "Problemas de liderazgo y abuso de confianza, además de una reciente revelación de fallas morales", fue la explicación.

Stephen Carl Lentz.

Stephen Carl Lentz había estudiado en Los Ángeles, California, en The King's College and Seminary, y entonces se marchó a estudiar en el Hillsong International Leadership College, en Sydney, Australia. Entonces él conoció a Joel Houston, hijo del fundador de Hillsong, Brian Houston, y tuvieron la idea de crear un campus de Hillsong en la ciudad de Nueva York. Él se graduó en Teología en 2003, regresó a su Virginia Beach, Virginia, se convirtió en pastor de jóvenes y trabajó en el proyecto.

También se casó con Laura, aquel año, y tuvieron 3 hijos.

Carl y Laura Lentz.

El engaño

Pero en 2020 se conoció que Lentz había mantenido un vínculo con Ranin Karim, una mujer de 34 años, a quien aparentemente le prometió algún vínculo estable y quien se declaró decepcionada cuando él escribió en Instagram su confesión: "He sido infiel en mi matrimonio".

En el capítulo siguiente, la musulmana Karim, decidió contar su propia versión de la historia.

Ranin Karim, modelo y emprendedora.

"Sé en lo que me metí, pero al mismo tiempo quería hacer lo correcto y caminar, alejarme. No soy un monstruo", dijo ella a la prensa, agregando que le ofreció a Carl múltiples oportunidades para terminar la relación, pero él siempre regresaba, le enviaba un mensaje de “guárdame un asiento en mi sofá favorito” y llegaba con una botella de tequila, que se convirtió en un ritual compartido.

Le envió mensajes como “Eres espectacular. Tu belleza visible no se acerca mucho a lo especial, lo hermosa que es tu alma … ". En un texto, la llamó la "mujer alienígena unicornio, a quien siempre me alegra haber conocido", según una investigación de la revista Vanity Fair.

Karim, en proceso de solicitar la ciudadanía estadounidense, es casada y divorciada, diseñadora de joyas, dueña de su propia empresa de moda, Wahidon, que en árabe significa "uno", y muy bella.

A mediados de septiembre, dijo Karim, ella comenzó a tratar de romper con Lentz.

Pero el 26/10, él llegó a su casa diciéndole que su esposa había descubierto su relación. “Mi vida ha terminado”, recordó que dijo. “No sé qué va a pasar. Si mi esposa me va a perdonar".

Karim reveló que Lentz le dijo que tenía la intención de renunciar a Hillsong. Cinco días después, el 01/11, le envió un mensaje de texto después de la medianoche: “Me he retirado / me han despedido de la Iglesia a la que entregué toda mi vida y es agonizante, pero tengo que reconocer que … tengo y solo tendré nada más que amor por ti".

Realmente desearía no haberlo conocido nunca”, dijo Karim, incluso cuando reconoció que había estado enamorada. "Le dije eso muchas veces porque no fue un simple caso de un hombre casado que no estaba dispuesto a cumplir sus votos matrimoniales. Él estaba muy en conflicto con su propio trabajo. Hay una razón por la que dijo que se siente libre".

El fundador de Hillsong, Brian Houston, dijo a los empleados y voluntarios de la iglesia en una videoconferencia el 19/11 que Lentz tuvo “más de una aventura” y que había sido motivo de varias historias sensacionalistas y fotos de paparazzi en su nueva casa en Manhattan Beach.

Lee Martin, un ex paseador de perros de la familia Lentz en Nueva York, le dijo al diario inglés The Sun que en 2014 escuchó a Lentz teniendo relaciones sexuales con una celebridad no identificada.

Cuando el periódico contacó a un representante de Sunshine Sachs, la firma de publicidad que Lentz contrató después de su partida de Hillsong, dijo que la compañía ya no estaba trabajando con él.

Para Tanya Levin, ex miembro de Hillsong, la caída en desgracia de Lentz es impactante, pero no sorprendente: "A su manera, Carl Lentz es una víctima de la máquina Hillsong. También es interesante que el enfoque haya estado en sus 'fracasos morales', con una exótica novia en los medios de comunicación como distracción. ¿Por qué ahora?".

Janice Lagata, una de las primeras en asistir a la sucursal de Nueva York, recordó que los líderes mencionaban un conocido versículo del libro de 1ra. de Samuel 16:7, en la Biblia, que afirma:

"Pero el Señor le dijo a Samuel:
—No te dejes impresionar por su apariencia ni por su estatura, pues yo lo he rechazado. La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón
."

El versículo es una exhortación a mirar más allá de las apariencias. Pero en Hillsong, el texto estaba "torcido", dijo Lagata: la presencia de Dios no está en duda, pero para atraer al "hombre" superficial, era importante presentar la mejor "apariencia exterior" posible.

Lagata, quien dejó Hillsong en 2017, describe a Lentz como un "narcisista (…) tan mimado, utilizado al igual que el resto de nosotros": para ella hay un problema mayor en la organización.

En una publicación en su blog, Lagata detalló su trabajo como escritora anónima o fantasma de la iglesia (ghost writer) y directora de escena, desde donde llegó a "conocer y estimar a Carl Lentz", quien a medida que la iglesia crecía logró ingresar a Hillsong a personajes famosos como Kendall y Kylie Jenner y a Justin Bieber, a quien Lentz bautizó personalmente en 2014.

El efecto Justin

A mediados de 2017, el cantante Justin Bieber canceló abruptamente una gira de conciertos que lo había llevado por 6 continentes en 16 meses. Él citó la fatiga como motivo; sus fans se inquietaron. Pero en el sitio web de espectáculos TMZ, surgió una narrativa diferentes: Justin había dejado la gira porque "volvió a dedicar su vida a Cristo" gracias a un pastor llamado Carl Lentz.

El pastor y la estrella del pop eran inseparables, informó el sitio de rumores, y dos días después, el sitio informó que Bieber había visto en Lentz "un segundo padre".

Justien Bieber y Carl Lentz.

La asociación con Bieber catapultó a Lentz, de 42 años, a una nueva estratosfera de la fama, en la que se convirtió no solo en un amigo de las celebridades, sino en una celebridad. Fue entrevistado por Oprah Winfrey y apareció en el Instagram de Kourtney Kardashian. Él se mezcló con un grupo del jet-set de otros pastores de moda, incluido Rich Wilkerson Jr., de Miami, quien realizó la ceremonia de la boda de Kim Kardashian y Kanye West.

Según The New York Times, "a medida que el perfil de Lentz subía, muchos feligreses sintieron que el enfoque en la fama y el poder cultural que había ayudado a la iglesia a crecer abrumaba su misión espiritual."

Según Lagata, todo esto hizo de Lentz un personaje que creció tanto que quedó fuera de su propio control.

Para ella, Hillsong “Es una máquina de hacer dinero … y creo que está mal".

Camino descendente

En las semanas siguientes, y recientes, Hillsong se ha enfrentado a una serie de acusaciones muy graves sobre su cultura.

Por ejemplo, informates le dijeron a Business Insider que los problemas en Hillsong son mucho más profundos que una aventura sentimental.

Se conoció, por ejemplo, que en 2018, un grupo de voluntarios de "alto nivel" envió una carta a los líderes del ministerio alegando que había "historias verificadas y ampliamente difundidas de comportamiento sexual inapropiado entre el personal / pasantes" en la congregación.

En una declaración a Vanity Fair, Hillsong reconoció que "recibió una carta con serias acusaciones sobre miembros específicos de los equipos de voluntarios y personal de Hillsong NYC". La iglesia dijo que después de una investigación de tres meses sobre las afirmaciones, se enteró de que "algunas de las acusaciones eran ciertas".

Una fuente anónima dijo que el grupo que escribió la carta incluía a una persona que todavía era voluntaria de la iglesia en ese momento, mientras que los otros ya habían dejado la iglesia en el momento en que se envió la carta.

Brian y Bobbie Houston fundaron Hillsong Church en 1983, que se extiende a 14 países y cinco continentes, y cuenta con una asistencia semanal promedio en todo el mundo cercana a 150.000.

Según los informes, la carta decía que un miembro del personal de Hillsong tuvo "múltiples relaciones sexuales inapropiadas con varias mujeres líderes y voluntarias y fue verbal, emocional y, según una mujer, abusivo físicamente en sus relaciones con estas mujeres".

Según los informes, la carta también acusó a otro miembro del personal masculino de "no respetar los límites físicos y sexuales dentro de las relaciones de pareja con voluntarias de la iglesia".

Según el tabloide Page Six, la carta afirmaba que la iglesia fomenta una "cultura de silencio y miedo", citando el abuso verbal por parte de pastores y personal, y sólo tiene políticas de "acoso sexual / agresión sexual vagas o ausentes". El resultado, según los informes, afirmaron los escritores, fue "un caldo de cultivo para el abuso sin control".

La fuente le dijo al tabloide que la carta, en ese momento, fue enviada a Lentz y a otros seis líderes de la sucursal estadounidense de Hillsong.

A Vanity Fair, Hillsong dijo que "tomó medidas inmediatas para abordar esas acusaciones" que consideró ciertas. "Aunque se descubrió que algunas de las acusaciones de la carta eran inexactas", agregó la iglesia, "nos dimos cuenta de que esas situaciones también requerían cuidado y preocupación".

Un escándalo lleva a otro. Varios exvoluntarios dijeron que los principales pastores se aprovechaban regularmente de la mano de obra gratuita y mal pagada y, en algunos casos, pagaban poco o ningún dinero para que los voluntarios cuidaran a sus hijos.

Ahora trasciende que ya en 2017, la ex voluntaria de Hillsong Boston, Tiffany Perez, dijo que se le pidió que cuidara de la hija del principal pastor Josh Kimes, Lyla, que tenía 4 años, en ese momento por US$ 150 a la semana.

Pérez a menudo trabajaba hasta 25 horas a la semana cuidando niños, y dijo que equivale a alrededor de US$ 6 la hora, o la mitad del salario mínimo en Massachusetts. Pérez también limpió la casa y cuidó del perro de Kimes. No se le pagó extra por la limpieza o el cuidado del perro.

En 2015, una voluntaria del ministerio de niños, que pidió permanecer en el anonimato por razones de seguridad, dijo que se le pidió que cuidara de los hijos de Blaze Robertson, el ex pastor principal de Hillsong Connecticut, y su esposa, Desiree.

"Solo esperaba que me compensaran de alguna manera, pero no fue así", dijo.

Dos ex voluntarios de Boston Hillsong y un voluntario de la ciudad de Nueva York dijeron que los miembros que conocían cuidaban a los hijos de los pastores por poco o nada. Tres ex voluntarios dijeron que la esposa de Kimes, Leona Kimes, fue una de las niñeras en la casa de Lentz entre 2010 y 2017, cuando Kimes trabajaba como pastor asociado en Nueva York.

Mientras tanto, pastores como Lentz eran tratados como reyes por la megaiglesia cristiana, con choferes privados pagados por Hillsong y acceso a beneficios tales como palcos en el Madison Square Garden para los partidos de New York Knicks por la NBA (National Basketball Association).

Etc. etc. etc. ¿Hay futuro para Hillsong? Siempre lo hay, sólo la muerte es el límite para las personas y las organizaciones. Pero antes, hay que recuperar el sentido de la misión y la trascendencia de las convicciones. De lo contrario, ya no habrá alternativas. Y ni la cantidad de feligreses ni la cantidad de dinero reunido pueden ser el Norte de la brújula de la Fe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.