miércoles 5 agosto, 2020
Inicio Ensayos El FOMO (Fear Of Missing Out) agudizado en la nueva normalidad
INTERNET Y CALIDAD DE VIDA

El FOMO (Fear Of Missing Out) agudizado en la nueva normalidad

El distanciamiento social cambió la rutina de la mayor parte de la población y a su vez exacerbó muchas conductas que existían previamente. Una de ellas es el miedo a perderse algo que los demás están disfrutando, como sucedió con el fenómeno de la compra de papel higiénico al comienzo de la pandemia.

El FOMO (Fear Of Missing Out) agudizado en la nueva normalidad pandémica, en la que muchas actividades se retoman pero gran parte de la vida sigue transcurriendo a través de internet y las redes sociales.

Fear of missing out

FOMO es la abreviación en inglés de Fear Of Missing Out que consiste en elmiedo a perderse algo que otros están disfrutando y ser excluido.

El término explicó en gran medida el comportamiento de las miles de personas en todo el mundo que corrieron a comprar papel higiénico al comienzo de la pandemia. Por el simple temor a estar perdiéndose algo que los demás gozaban, se desabastecieron góndolas enteras.

El origen de tal fenómeno colectivo es prácticamente imposible de rastrear y las motivaciones personales que lo promueven son difíciles de explicar. Además, otros hechos análogos han transcurrido en los últimos años y los impactos son cada vez más globales.

La razón principal que propulsa estas acciones se reduce sencillamente al miedo. A pesar de ser una emoción natural,cuando está fundamentada en motivaciones irracionales, puede llevar a la persona a imitar la mentalidad del rebaño por mero impulso.

Sin embargo, durante el aislamiento las novedades que se temen perder sólo transcurren en la web, no hay eventos, fiestas, ni espectáculos presenciales. La mala noticia es que la vida se limita únicamente a lo que pasa por la vista y los dedos haciendo scrolling.

El filósofo surcoreano Byung Chul Han, cuyo pensamiento ha cobrado relevancia por darle sentido a la civilización digital, diría que la creciente y pululante masa de información es lo que atrofia lafacultad de juzgar para actuar.

“La sociedad de la transparencia no permite lagunas de información ni de visión. Pero tanto el pensamiento como la inspiración requieren un vacío”, expone Han en su obra cardinal, La sociedad de la transparencia

El síndrome FOMO explicó el fenómeno al comienzo de la pandemia cuando los supermercados se desabastecieron de papel higiénico por la demanda.

¿Una característica o un problema?

El promedio global de uso diario de las redes sociales ascendió de 142 minutos al día a 144 desde 2018 a 2019.Filipinas es el país en el que los usuarios pasan más tiempo, con un promedio de tres horas y 53 minutos.

Sólo en Estados Unidos el 60% de los adolescentes cree que las redes sociales ayudan a evitar perderse todo lo que sucede (avoid missing out) y el 40% de los jóvenes de entre 18 y 22 años son adictos a estas plataformas digitales.

Las estadísticas, que aparentan ser solo una descripción de la cultura actual, pueden llegar a decantar en un problema de salud mental en una sociedad en la queno se tolera la falta de (acceso a) la información.

Todo lo que puede estar sucediendo y se pueda conocer a través de internet es motivo suficiente para tomar el celular y revisar Instagram, Twitter, Facebook o Whastapp.

Según el Centro de tratamiento de adicciones a la tecnología ReConectarse, “este problema es subestimado. Muchas personas reducen sus intereses por otras personas de la vida real y prefieren las actividades on line”.

Según la institución, algunos criterios que evidencian el estado de dependencia son: falta de percepción del paso del tiempo, ansiedad cuando se desconecta de la computadora o consolas de videojuegos, retraimiento con sentimientos de depresión y/o tensión, necesidad de estar conectado cada vez más tiempo.

Aunque hay múltiples visiones de cómo debe ser el uso adecuado de aquellas plataformas, hay dos actitudes que señalan un empleo perjudicial.

Por un lado, lacompulsión a compararsecon lo que otros exhiben en sus perfiles y, por el otro, la necesidad dechequear constantementelo que sucede en internet. Ambos modos de actuar deterioran la autoestima, disminuyen la productividad en el trabajo o estudio, provocan angustia y gatillan síntomas de ansiedad.

El phubbing, o ningufoneo en español, es el término que alude a una situación en la que una persona ignora a la otra por estar continuamente mirando o revisando el celular.

Joy Of Missing Out

Como respuesta al aumento de síndrome FOMO, surge un término que propone lo opuesto, es decir, elJOMO como el placer de perderse las cosas(en ingles Joy Of Missing Out).

Aunque la denominación está cobrando relevancia luego de que el miedo a perderse algo haya llegado al punto más álgido durante la pandemia, fue acuñado por la escritora Christina Crook en 2014 en su libro The Joy of Missing Out: Finding Balance in a Wired World (La alegría de perderse: encontrar el equilibrio en un mundo conectado).

Algunas estrategias recomendadas por profesionales para evitar el FOMO son:

  • Diferenciar y delimitar el tiempo de trabajo y de ocio en internet.
  • Luego establecer límites temporales reales para el uso diario de redes sociales, puede ser con la ayuda de aplicaciones que avisan cuánto tiempo se utilizaron.
  • Dedicar tiempo exclusivo a la meditación, yoga, reflexión o introspección sin interferencia de la tecnología a menudo.
  • Impedir ser afectado por la infodemia aprendiendo qué sitios son confiables y cuáles no.
  • Evitar la comparación con otros, sobre todo si la información proviene de perfiles en redes sociales.
  • Tener nuevas experiencias vividas a través de los sentidos, como conocer un barrio nuevo de la ciudad, una comida diferente, hacer amigos.
  • Ejercitar la curiosidad para ver lo conocido con nuevos ojos y no buscar continuamente lo novedoso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El distanciamiento social cambió la rutina de la mayor parte de la población y a su vez exacerbó muchas conductas que existían previamente. Una de ellas es el miedo a perderse algo que los demás están disfrutando, como sucedió con el fenómeno de la compra de papel higiénico al comienzo de la pandemia.

- Advertisment -

más leídas

Más allá del ombligo (3): El juego del tenedor de 2 metros de largo

La historia que reproduciré se cuenta en Mozambique, donde una historia popular afirma que, hace muchos años, vivía un sabio, quien había...

Hallar la paz: El Mindfulness y la Biblia

Hallar la paz: El Mindfulness y la Biblia Por Juan Gabriel López Mindfulness como psicoterapia

Dark: cuando la historia cíclica confronta al evangelio lineal

Dark: cuando la historia cíclica confronta al evangelio lineal Por Martín Mammana “El principio...

Fibrosis quística: defender la calidad de vida

Fibrosis quística: defender la calidad de vida es la consigna de las familias afectadas por la enfermedad. Aunque...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.