miércoles 5 agosto, 2020
Inicio Noticias Grandes descubrimientos 2019 para la Biblia
ARQUEOLOGÍA EN MEDIO ORIENTE

Grandes descubrimientos 2019 para la Biblia

La arqueología bíblica es la disciplina que se ocupa de la recuperación e investigación científica de los restos materiales de culturas pasadas que pueden iluminar los periodos y descripciones de la Biblia. Es un amplio arco de tiempo que comprende entre el año 2000 a. C. al 100 d. C. El espacio geográfico provoca varias perspectivas, pero se centran en Israel, Palestina y Jordania, aunque existen otros escenarios mencionados por los relatos bíblicos del Antiguo Testamento o Tanaj en Egipto, Siria y Mesopotamia así como en Asia Menor, Macedonia, Grecia y Roma, relacionados con el Nuevo Testamento. En 2019 ocurrieron algunos descubrimientos muy interesantes en la llamada ‘Tierra Santa’.

Todo cambió en 1890 con sir William Matthew Flinders Petrie, quien sistematizó la arqueología bíblica.

Él fue un importante egiptólogo británico desde 1880, cuando inspirado por el astrónomo escocés Charles Piazzi Smyth (quien buscaba en las dimensiones de la Gran Pirámide una verdad divina desconocida), inició su estudio de aquella civilización antigua.

Desde 1926 sus estudios se centraron en Palestina, donde excavó varios lugares fronterizos entre Egipto y Canaán.

Más caótica fue la expedición que promovió el finés Valter H. Juvelius, quien en 1906 había presentado un documento en una universidad de Suecia con su hipótesis de búsqueda del Arca de la Alianza, desaparecida en 586 a.C., en tiempos de la destrucción del Templo de Jerusalén que había construído el rey Salomón.

Juvelius utilizó como base un pasaje del libro de Ezequiel, que supuestamente contenía un código que él habría descifrado. Sin embargo, fue en vano.

Otro buscador del Arca perdida fue Montagu Brownlow Parker, quinto conde de Morley, quien dirigió la "Expedición Parker", que excavó en busca de tesoros del Templo de Salomón entre 1909 y 1911. Neil Asher Silberman describió la expedición como "Concebida en la locura, pero planificada con astucia, la Misión Parker fue a Jerusalén con un único objetivo: localizar y desenterrar el fantástico tesoro del Templo de Salomón enterrado debajo del Monte del Templo".

Todos aquellos esfuerzos, y otros, permitieron el desarrollo de una disciplina que tiene en Egipto, Cercano Oriente y Medio Oriente, su campo de acción, y su referencia es el relato bíblico.

Los intereses que han promovido las investigaciones y excavaciones han sido diversos. Desde el intento de corroborar a través de medios científicos algunos episodios bíblicos hasta la utilización de la disciplina con objetivos políticos, militares y/o religiosos.

En cualquier caso, la arqueología bíblica ha permitido derrotar a los “minimalistas”, para quienes la Biblia no tiene solidez histórica.

Pequeña reconstrucción del 2do. Templo en Jerusalén.

Pueblos del Mar

Por ejemplo, un equipo conjunto del Colegio de la Unión Hebrea de Jerusalem y la Universidad de Lyon, de Francia, descubrió los cuerpos de un hombre, una mujer y un niño de entre 3 y 5 años, en una tumba de aproximadamente 2.800 años de antigüedad, rodeada de rocas y cubierta con losas de piedra, en la zona de Aczib o Achziv, localidad en la costa mediterránea cerca de la ciudad norteña de Nahariya, Israel.

Aunque se han descubierto varias otras tumbas similares en Aczib o Achziv, nunca antes se había descubierto un grupo familiar entero.

Junto a los restos de la familia, los arqueólogos encontraron un cuenco de bronce y siete vasijas intactas decoradas. La calidad del collar del niño y de los vasos indican que la familia era de la clase alta en el período en que Aczib o Achziv era una bulliciosa localidad portuaria, entre mediados del siglo 16 a.C. y el siglo 6 a.C.

Aczib o Achziv es el nombre bíblico de una antigua ciudad portuaria, hoy día llamada Tel Achziv, centro de los fenicios, comerciantes marineros que fundaron varias ciudades-Estado , y son recordados por su papel clave en la difusión del lenguaje escrito.

La principal ciudad portuaria a lo largo de la costa fue Acre. Sin embargo, Aczib o Achziv parece haber sido lo suficientemente importante como para que la reconstruyeran cada vez que fue destruida.

Aczib o Achziv fue parte del territorio asignado a la tribu de Aser -octavo hijo de Jacob y segundo hijo de Zilpa, sirvienta de su primera esposa Lea- pero los israelitas no lograron conquistar la ciudad clave.

"Ahora que la tierra estaba bajo el control de los israelitas, toda la comunidad de Israel se reunió en Silo y levantó el tabernáculo.
Sin embargo, aún había siete tribus a las que no se les había asignado sus porciones de tierra
."

"Al comenzar los hombres su recorrido para trazar el mapa de la tierra, Josué les ordenó: «Vayan y exploren la tierra y hagan una descripción de ella por escrito. Después, vuelvan a verme, y yo repartiré la tierra entre las tribus por medio de un sorteo sagrado en presencia del Señor aquí, en Silo»."

JOSUÉ 18:1 y 8

"La quinta asignación de tierra se entregó a los clanes de la tribu de Aser.
Su territorio incluía las siguientes ciudades: Helcat, Halí, Betén, Acsaf,
Alamelec, Amad y Miseal. El límite occidental tocaba Carmelo y Sihor-libnat,
luego giraba al oriente, hacia Bet-dagón, se extendía tan lejos como Zabulón, en el valle de Jefte-el, e iba al norte, hasta Bet-emec y Neiel. Después continuaba al norte, hacia Cabul,
Abdón, Rehob, Hamón y Caná tan lejos como Gran Sidón.
Luego el límite giraba en dirección a Ramá y a la fortaleza de Tiro, donde daba un giro hacia Hosa y llegaba al mar Mediterráneo. El territorio también incluía Majaleb, Aczib,
Uma, Afec y Rehob; en total eran veintidós ciudades con sus aldeas vecinas
."

JOSUÉ 19:24-30

El Antiguo Testamento nunca menciona fenicios sino filisteos o cananeos. La única referencia a los fenicios en fuentes antiguas está en los escritos griegos, que así se refirieron a los comerciantes que vivieron a lo largo de la costa del Líbano moderno y la costa norte de Israel.

En otras palabras, los "fenicios" eran cananeos, o descendientes de cananeos en términos de arqueología, religión e idioma.

Ubicación de las ciudades-estado más importantes de los Filisteos.

Precisiones

El nombre étnico que se daban los fenicios a sí mismos era «canaaneos» o «hijos de Canaán».

Los griegos los llamaron 'phoínikes', «rojos, púrpuras», probablemente por los apreciados tintes de color púrpura con que comerciaban.

De 'phoíniks' derivó el término «fenicio», que se aplica a los descendientes de los cananeos que habitaban en la franja costera desde Dor (actual Israel) hasta Arados o Arwad (actual Siria), entre el siglo 113 a. C. y la conquista musulmana.

La cultura fenicia es una civilización antigua que no dejó firmes huellas físicas de su existencia. Sin embargo, dejó un importante legado cultural a las civilizaciones posteriores, principios comerciales y el alfabeto.

Canaán es la denominación antigua de la región de Asia Occidental, entre el mar Mediterráneo y el río Jordán y que abarcaba parte de la franja sirio-fenicia, el Creciente fértil.

Hoy es Israel, Palestina (la Franja de Gaza y Cisjordania), la zona occidental de Jordania y algunos puntos de Siria y Líbano.

La utilización del término Canaán fue desde el año 3000 a.C. hasta que los romanos le cambiaron el nombre por Palestina como represalia contra los hebreos, tras sofocar su rebelión de 132 d.C. a 135 d.C.

Los documentos más antiguos que se refieren a los filisteos son los documentos egipcios sobre 'los pueblos del mar', donde se menciona a los purasatiu o peleset, y otras poblaciones hostiles a Egipto.

​Tras su enfrentamiento con los egipcios, se establecieron en la costa suroeste de Canaán, es decir, en la región de la actual Franja de Gaza (Palestina), hasta casi la actual Tel Aviv (Israel). Su cultura original empezó a asimilarse a la de cananeos y hebreos.

Pero también la cultura y religión de los israelitas se asimiló a la de los filisteos y cananeos, un intercambio que le quitaba identidad y provocó la ira de Dios.

Equipo del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana y
la Expedición Leon Levy en la antigua ciudad portuaria de Ashkelon (Israel),
una de las principales ciudades filisteas durante la Edad del Hierro.

Rastros del Arca

Un templo de 3.100 años de antigüedad descubierto cerca de Beit Shemesh podría tener un vínculo con el Arca de la Alianza a causa de una mesa se ha encontrado dentro de una estructura que se cree que es un templo gracias a su construcción, el edificio era un cuadrado perfecto, con paredes de 8,5 m de largo, cuyas esquinas estaban alineadas con los puntos cardinales, y porque contenía dos grandes piedras cóncavas con canaletas que podrían haber sido utilizadas para las ofrendas de libación, así como un vasto conjunto de cerámica y huesos de animales, indicativos de la actividad ritual.

Hay muchas pruebas de que esto era en realidad un templo”, dijo al diario Haaretz el profesor Shlomo Bunimovitz, de la Universidad de Tel Aviv, acerca del terreno excavado desde 2012 que ocupaba un telar . “Cuando miras la estructura y su contenido, está muy claro que no es un espacio doméstico estándar sino algo especial”.

En la estructura del templo, los investigadores encontraron huesos de animales, fragmentos de cerámica, copas y piedras talladas que podrían haberse usado como prensas de aceitunas o para verter vino, todo lo cual podría haberse usado en la práctica religiosa, dijo el arqueólogo de la Universidad de Tel Aviv, Bunimovitz.

El hallazgo se remonta al tiempo de la “gran piedra” sobre la que se dice que fue colocada el Arca de la Alianza cuando fue traída a Beit Shemesh devuelta por los filisteos, tal como lo relata el libro de Samuel.

Al principio pensamos que era una 'massebah' que se había caído”, dijo Zvi Lederman, quien dirige la excavación, acerca de la losa (una massebah es un tipo de piedra ubicada de pie). “Pero pronto nos dimos cuenta de que era para una mesa”.

"Ahora bien, los habitantes de Bet-semes estaban cosechando trigo en el valle y, cuando vieron el arca, ¡se llenaron de alegría!
La carreta entró en el campo de un hombre llamado Josué y se detuvo junto a una roca grande. Entonces la gente hizo pedazos la madera de la carreta para leña, mató a las dos vacas y las sacrificó al Señor como ofrenda quemada.
Varios hombres de la tribu de Leví levantaron de la carreta el arca del Señor y el cofre —que contenía las ratas y los tumores de oro— y los pusieron sobre la roca grande. En ese día el pueblo de Bet-semes ofreció muchos sacrificios y ofrendas quemadas al Señor.
Los cinco gobernantes filisteos observaron todo esto y luego regresaron a Ecrón ese mismo día.
Los cinco tumores de oro enviados por los filisteos al Señor, como ofrenda por la culpa, eran regalos de los gobernantes de Asdod, Gaza, Ascalón, Gat y Ecrón.

Las cinco ratas de oro representaban las cinco ciudades filisteas junto con sus aldeas vecinas, que eran controladas por los cinco gobernantes. La gran roca de Bet-semes, donde colocaron el arca del Señor, todavía está en el campo de Josué como un testimonio de lo que sucedió allí."

1RA. DE SAMUEL 6:13-18

A mediados del siglo 12 a. C. el edificio fue arrasado y algunos de los artefactos destrozados. Luego, el área se convirtió en un corral de animales y quedó bajo capas de estiércol negro, que los investigadores primero confundieron con cenizas.

Bunimovitz dijo que poner animales en el terreno probablemente era "una profanación intencional", de parte de los filisteos. Beit Shemesh estaba en una zona fronteriza volátil. Fue abandonado o destruido, y luego reconstruido, varias veces en 200 años. El sitio está ubicado a siete kilómetros de Tel Batash, que fue una localidad filistea.

Sin embargo, hay inconsistencias por resolver: el texto bíblico dice que la piedra estaba en un área abierta en un valle, mientras que la losa de piedra se encontraba en un templo en la localidad.

El texto probablemente fue escrito varios cientos de años después de que el sitio fuese destruido, pero el escritor parece haber tenido conocimiento de la piedra y el significado religioso de Beit Shemesh, dijo Bunimovitz.

Las cinco ciudades principales de la pentápolis filistea nunca se unieron en un solo reino. ​Sus gobernantes se denominaban «señores» (serenim) o «reyes» y gobernaban como una federación, tomando las decisiones por votación. ​Se cree que el cargo de «señor» era hereditario.

Las ciudades filisteas se mantuvieron hasta la conquista asiria de Tiglatpileser III en el año 732 a. C. Entonces fueron sometidas a los imperios regionales y fueron asimiladas progresivamente por las culturas dominantes.

Arqueología en Beit Shemesh.

Descubrimientos 2019

¿Cuáles fueron los grandes descubrimientos de la arqueología bíblica en 2019?

Gordon Govier, en Christianity Today, intentó realizar algunos aportes, aunque aclaró que su lista es subjetiva y se basa en informes de los medios de comunicación.

** Los filisteos tenían ascendencia europea
El ADN extraído de esqueletos excavados en entierros en la ciudad filistea de Ashkelon, muestra ascendencia europea.

En torno al 1200 a. C. irrumpieron los «pueblos del mar», según las fuentes egipcias, que ocasionaron la crisis y desaparición de diferentes culturas, imperios y reinos que habían existido durante el Bronce Reciente.

Las evidencias más sólidas del origen de los filisteos son arqueológicas y apuntan hacia el mar Egeo, aunque había que probarlo.

Ahora fue confirmado, en 2019, lo que se ha creído durante mucho tiempo y lo que la Biblia dice acerca de los filisteos, con origen en Caphtor o Creta, el hogar de la civilización minoica. El registro de ADN también muestra que los filisteos se mezclaron rápidamente con la población local, diluyendo la firma genética.

"Ha llegado el momento de destruir a los filisteos,
junto con sus aliados de Tiro y Sidón.
Sí, el Señor está destruyendo a los pocos que quedan de los filisteos,
a esos colonos de la isla de Creta
."

JEREMÍAS 47:4

"Israelitas, ¿son ustedes más importantes para mí
que los etíopes? —pregunta el Señor—.
Saqué a Israel de Egipto,
pero también traje a los filisteos de Creta
y a los arameos de Kir
."

AMÓS 9: 7

** Génesis acertó acerca de los Edomitas
Los arqueólogos que estudian los depósitos de escoria de cobre en Timna (Israel) y Faynan (Jordania), al sur del Mar Muerto, descubrieron que los edomitas utilizaron técnicas avanzadas y estandarizadas hace más de 3.000 años para extraer cobre.

La Biblia dice que Edom (significa 'rojo') era un apodo de Esaú (nombre que significa ‘peludo’), el hijo primogénito de Isaac, que cedió sus derechos de primogenitura a Jacob a cambio de un «guiso rojo». Esaú o Edom se ubicó la región que pasaría a llamarse Edom, junto al monte Seir, al sur de Judea y del mar Muerto.

A la luz de este descubrimiento, concluyeron que el reino edomita se formó a mediados del siglo 11 a. C., unos 300 años antes de lo que se pensaba. Precisamente es lo que sostiene el libro de Génesis: que hubo reyes en Edom antes de que hubiera israelitas.

"Estos son los reyes que gobernaron en la tierra de Edom antes de que los israelitas tuvieran rey:"

GÉNESIS 36:31

** Muro de Goliat en Gat
La estratigrafía arqueológica es el estudio de la superposición de capas o estratos de la tierra en el terreno con una finalidad arqueológica. Cada capa tiene una edad diferente, y según donde encontremos un objeto podemos establecer su antigüedad.

En una excavación es muy importante tener cuidado de extraer la tierra de forma ordenada para saber exactamente en qué estrato se encontró ya que nos dará información sobre el contexto, lugar y orientación para poder sacar conclusiones válidas. Una vez distinguidos los niveles, hay que ordenarlos en una secuencia cronológica, que será la cronología relativa de un yacimiento.

El gran aporte actual de la Arqueología Bíblica en Jerusalén, restaurar
el Camino de los Peregrinos hacia el 2do. Templo, una iniciativa muy
resistida por la comunidad musulmana porque afirma que pone en riesgo
numerosas viviendas de residentes palestinos y monumentos del Islam.

La excavación de este año en Tel es-Safi (en el pasado la ciudad filistea de Gat) alcanzó una capa geológica que data del siglo 11 a. C., la época del rey David.

Las paredes de esta capa en Tel es-Safi tienen 13 pies (3,9 metros) de espesor, el doble que las paredes excavadas previamente de los siglos 9 a.C. y 10 a.C.

El arqueólogo Aren Maier la llamó la "capa de Goliat", en honor al residente más famoso de la ciudad en la época en estudio.

Gat fue el hogar del gigante Goliat, quien pudo haber sido un soldado mercenario, un refaíta. En Canaán existió gente de gran estatura, que llegó a provocar el temor de los israelitas y, a su vez, esto desató la ira de Jehová por la falta de fe de su pueblo. Los 40 años en el desierto tuvieron que ver con esto, mucho antes de Goliat ("vimos unos hombres descomunales (Nefilim), hijos de Enac, de raza gigantesca").

Gat también tuvo un papel fundamental cuando llegó el rey David huyendo del otro rey de Israel, Saúl, y se puso al servicio del monarca local, Achish.

La ciudad de Gat terminó capturada por el arameo Hazael de Damasco en el siglo 9 a.C. Recientes excavaciones han mostrado evidentes restos de un dramático asedio y la posterior destrucción del asentamiento.

"En esos días, el rey Hazael de Aram entró en guerra contra Gat y la tomó. Luego se dirigió a atacar Jerusalén.
Entonces el rey Joás recogió todos los objetos sagrados que Josafat, Yoram y Ocozías —los reyes anteriores de Judá— habían dedicado junto con los que él mismo había dedicado. Después le envió todo a Hazael, junto con el oro que había en los tesoros del templo del Señor y en el palacio real. Como resultado, Hazael suspendió su ataque a Jerusalén
."

2DA. DE REYES 12:17-18

** Mosaico de panes y peces
Los arqueólogos descubrieron un mosaico en las ruinas de una iglesia bizantina, construida alrededor del año 450 d.C. en la zona conocida como Decápolis, en la ciudad de Hipo (o Hippus o Sussita).

La iglesia, con vistas a la costa oriental del mar de Galilea, fue destruida por los invasores en el año 614 d. C.

La escena del mosaico es Jesús alimentando a los 5.000, y fue encontrado en un lugar inesperado.

Ahora se investiga si puede tener alguna relación con el lugar donde ocurrió ese milagro aún cuando el sitio convencional de la alimentación de los 5.000 se encuentra más al norte.

En 2018, el diario The Jerusalem Post informó que un grupo de 20 arqueólogos del Hebrew Union College (Instituto de la Unión Hebrea), descubrieron lo que afirman es la antigua ciudad de Betsaida, tal como se la conoce en el Nuevo Testamento, la localidad cercana a la alimentación famosa.

** Sello "Perteneciente a Ga'alyahu hijo de Immer"
Cuando fue reiniciado el Proyecto de Tamizado del Monte del Templo, en Jerusalén, los investigadores anunciaron el descubrimiento de una impresión de sello de arcilla (bulla), identificándola como "la primera inscripción hebrea antigua legible encontrada en el Monte del Templo".

Bulla, en la Mesopotamia, se llamaba a una esfera de arcilla que contenía en su interior diferentes representaciones icónicas de animales, y se utilizada como registro en trueques.

En la Antigua Roma, se llamó así a un colgante o medallón que llevaba dentro un amuleto que se ponía a los niños varones.

El sello dice: "Perteneciente a Ga'alyahu hijo de Immer".

La familia sacerdotal de Immer sirvió en el templo (1ra. de Crónicas 24:14). Pashur, hijo de Immer, fue llamado el principal oficial en el templo de Yahweh o Jehová, cuando hizo que Jeremías fuera golpeado y puesto en el cepo (Jeremías 20: 1–2).

** Sello "Perteneciente a Adonijah, Mayordomo Real"
Otra bulla se encontró en el material tamizado (proceso de lavado de sedimentos) que se obtuvo debajo del Arco de Robinson, en la esquina suroeste del Monte del Templo.

La bulla sería del siglo 7 a. C. y dice "Perteneciente a Adonijah, Mayordomo Real".

En el Antiguo Testamento hay tres Adonías, incluido un hijo del rey David. Pero ninguno de ellos vivió en el siglo 7 a.C.

Por lo tanto, se trata de otro Adonijah. La posición de Mayordomo Real existió en los días del Reino de Israel, según varios textos bíblicos.

** Un sello de "Natan-Melec, el sirviente del rey"

Otra bulla se encontró en la excavación del estacionamiento de Givati, la mayor excavación en curso en Jerusalén (iniciada en 2007).

Los arqueólogos lo recuperaron de las ruinas de un edificio que probablemente fue destruido durante la destrucción babilónica de Jerusalén en 586 a. C.

Nathan-Melech es descrito como un funcionario en la corte del rey Josías. La frase "Siervo del Rey" aparece a menudo en la Biblia y en los sellos.

"También quitó de la entrada del templo del Señor las estatuas de caballos que los reyes anteriores de Judá habían dedicado al sol, las cuales estaban cerca de las habitaciones del eunuco Natán-melec, un funcionario de la corte. El rey también quemó los carros de guerra dedicados al sol."

2DA. DE REYES 23:11

** Kiriath Yearim identificado como Emaús
En la historia de Jesús y los dos discípulos en el camino a Emaús, la ubicación de Emaús se describe como 60 estadios romanos desde Jerusalén, lo que se traduce en 7 millas (11,1 Km).

El arqueólogo israelí Israel Finkelstein, conocido como un 'minimalista bíblico' (el minimalismo bíblico o Escuela de Copenhague enfatiza que la Biblia debe ser leída y analizada como una colección de narraciones y no como un cuidadoso recuento histórico de la prehistoria del Medio Oriente), ofreció una nueva identificación basada en el análisis de las fortificaciones de la era helenística: Kiriath Yearim.

Durante siglos, los estudiosos han tratado de precisar la ubicación de Emaús. Se han propuesto sitios a varias distancias al oeste de Jerusalén, pero sin evidencia arqueológica.

Él señaló que hay dos listas de ciudades fortificadas helenísticas alrededor de Jerusalén (del antiguo historiador Josefo y en 1 Macabeos 9:50). Ambos incluyen a Emaús. Kiriath Yearim está a 7 millas de Jerusalén.

Kiriath Jearim o Quiriat-jearim o Kiriath Yearim, aparentemente Emaús.

Esa localidad es mencionada varias veces en el Antiguo Testamento.

Por ejemplo:

"Entonces los hombres de Quiriat-jearim fueron por el Arca del Señor. La llevaron a la casa de Abinadab que estaba en las laderas y comisionaron a su hijo Eleazar para que se encargara de ella.
El Arca permaneció en Quiriat-jearim mucho tiempo: veinte años en total. Durante ese tiempo todos los israelitas se lamentaron porque parecía que el Señor los había abandonado
."

1RA. DE SAMUEL 7:1-2

Fue el rey David quien llevó el Arca a Jerusalén (1 Crón. 13: 5–6 y 2 Crónicas 1: 4).

En cuanto al relato sobre Emaús:

"Ese mismo día, dos de los seguidores de Jesús iban camino al pueblo de Emaús, a unos once kilómetros de Jerusalén.
Al ir caminando, hablaban acerca de las cosas que habían sucedido.
Mientras conversaban y hablaban, de pronto Jesús mismo se apareció y comenzó a caminar con ellos;
pero Dios impidió que lo reconocieran.
Él les preguntó:
—¿De qué vienen discutiendo tan profundamente por el camino?
Se detuvieron de golpe, con sus rostros cargados de tristeza.
Entonces uno de ellos, llamado Cleofas, contestó:
—Tú debes de ser la única persona en Jerusalén que no oyó acerca de las cosas que han sucedido allí en los últimos días.
—¿Qué cosas? —preguntó Jesús.
—Las cosas que le sucedieron a Jesús, el hombre de Nazaret —le dijeron—. Era un profeta que hizo milagros poderosos, y también era un gran maestro a los ojos de Dios y de todo el pueblo.
Sin embargo, los principales sacerdotes y otros líderes religiosos lo entregaron para que fuera condenado a muerte, y lo crucificaron.
Nosotros teníamos la esperanza de que fuera el Mesías que había venido para rescatar a Israel. Todo esto sucedió hace tres días.

No obstante, algunas mujeres de nuestro grupo de seguidores fueron a su tumba esta mañana temprano y regresaron con noticias increíbles.
Dijeron que el cuerpo había desaparecido y que habían visto a ángeles, quienes les dijeron ¡que Jesús está vivo!
Algunos de nuestros hombres corrieron para averiguarlo, y efectivamente el cuerpo no estaba, tal como las mujeres habían dicho.
Entonces Jesús les dijo:
—¡Qué necios son! Les cuesta tanto creer todo lo que los profetas escribieron en las Escrituras.
¿Acaso no profetizaron claramente que el Mesías tendría que sufrir todas esas cosas antes de entrar en su gloria?

Entonces Jesús los guió por los escritos de Moisés y de todos los profetas, explicándoles lo que las Escrituras decían acerca de él mismo.
Para entonces ya estaban cerca de Emaús y del final del viaje. Jesús hizo como que iba a seguir adelante,
pero ellos le suplicaron: «Quédate con nosotros esta noche, ya que se está haciendo tarde». Entonces los acompañó a la casa. Al sentarse a comer, tomó el pan y lo bendijo. Luego lo partió y se lo dio a ellos.
De pronto, se les abrieron los ojos y lo reconocieron. Y, en ese instante, Jesús desapareció
."

LUCAS 24:13-31

** El camino de peregrinación en Jerusalén
En 2004, durante un proyecto de reparación del alcantarillado o red de drenaje o cloacas, los arqueólogos descubrieron el estanque de Siloam o Siloé.

"Le dijo: «Ve a lavarte en el estanque de Siloé» (Siloé significa «enviado»). Entonces el hombre fue, se lavó, ¡y regresó viendo!"

JUAN 9:7

En la ocasión también descubrieron el extremo inferior de la calle que conducía al Monte del Templo en el siglo 1 d.C.

Desde entonces, se ha trabajado para excavar la calle y permitir que los peregrinos judíos y cristianos puedan caminar por el mismo camino que los devotos recorrían en aquel tiempo antes de la destrucción del 2do. Templo.

Esta calle subterránea aún no es accesible en su totalidad, pero en 2019 se abrió parte de la calle, y por ello se celebró una ceremonia importante.

El trabajo arqueológico en la parte más antigua de Jerusalén es de gran interés tanto para cristianos como para judíos, pero también es una tarea controversial. Muchos de los residentes son árabes palestinos y, a pesar de los esfuerzos de los ingenieros arqueológicos, muchas de sus casas se están arruinando a causa de las excavaciones que ocurren debajo.

Artículo anteriorMejor prevenir que curar
Artículo siguienteEn el año 2020, el Salmo 20

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La arqueología bíblica es la disciplina que se ocupa de la recuperación e investigación científica de los restos materiales de culturas pasadas que pueden iluminar los periodos y descripciones de la Biblia. Es un amplio arco de tiempo que comprende entre el año 2000 a. C. al 100 d. C. El espacio geográfico provoca varias perspectivas, pero se centran en Israel, Palestina y Jordania, aunque existen otros escenarios mencionados por los relatos bíblicos del Antiguo Testamento o Tanaj en Egipto, Siria y Mesopotamia así como en Asia Menor, Macedonia, Grecia y Roma, relacionados con el Nuevo Testamento. En 2019 ocurrieron algunos descubrimientos muy interesantes en la llamada ‘Tierra Santa’.

- Advertisment -

más leídas

Más allá del ombligo (3): El juego del tenedor de 2 metros de largo

La historia que reproduciré se cuenta en Mozambique, donde una historia popular afirma que, hace muchos años, vivía un sabio, quien había...

Hallar la paz: El Mindfulness y la Biblia

Hallar la paz: El Mindfulness y la Biblia Por Juan Gabriel López Mindfulness como psicoterapia

Dark: cuando la historia cíclica confronta al evangelio lineal

Dark: cuando la historia cíclica confronta al evangelio lineal Por Martín Mammana “El principio...

Fibrosis quística: defender la calidad de vida

Fibrosis quística: defender la calidad de vida es la consigna de las familias afectadas por la enfermedad. Aunque...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.