sábado 19 septiembre, 2020
Inicio Ensayos Hay menos reuniones religiosas en un mundo más individualizado
ENSAYO

Hay menos reuniones religiosas en un mundo más individualizado

Aunque decreció la cantidad de feligreses, las personas siguen siendo creyentes pero desde sus círculos privados. La tendencia al aislamiento en el mundo moderno ha aportado para que cada vez haya menos asistentes a los encuentros denominaciones, a pesar que la sociabilidad sea una condición ineludible para conservar la fe.

Hay menos reuniones religiosas en un mundo más individualizado debido, en parte, a que las generaciones jóvenes prefieren seguir las programaciones denominacionales por internet. Pero no es el único factor ya que la sociabilidad es intrínseca al ser humano.

“Winston había andado varios kilómetros por las calles y se le habían irritado sus varices. Era la segunda vez en tres semanas que no había llegado a tiempo a una reunión del Centro Comunal, lo cual era muy peligroso ya que el número de asistencias al Centro era anotado cuidadosamente. En principio, un miembro del Partido no tenía tiempo libre y nunca estaba solo a no ser en la cama. Se suponía que, de no hallarse trabajando, comiendo, o durmiendo, estaría participando en algún recreo colectivo. Hacer algo que implicara una inclinación a la soledad, aunque sólo fuera dar un paseo, era siempre un poco peligroso. Había una palabra para ello en neolengua: vidapropia, es decir, individualismo y excentricidad”.

1984 - George Orwell

Menos religiosos pero no menos creyentes

Dado que la palabra “creyente” encierra un sinfín de interpretaciones según quien la pronuncie, cabe mencionar que aquí se la entiende como la cualidad de alguien “que cree, especialmente quien profesa determinada fe”, en línea con lo definido por la Real Academia Española.

Desde otro lado, por religioso se entiende a quien pertenece, practica, vive y actúa de acuerdo a los preceptos de un culto.

Es decir que entre ambos adjetivos existe un leve desnivel que será crucial para comprender el mapa actual de creencias y religiones en Argentina.

Según los resultados de la Segunda Encuesta Nacional sobre Creencias y Actitudes Religiosas en Argentina hubo grandes diferencias respecto al 2008, fecha de publicación del primer estudio de esta clase.

Los resultados más sugestivos de la reciente investigación fueron:

  • La disminución del 76% al 62% de católicos, aunque conserva la mayoría en el país
  • El aumento del 11% al 18% de personas sin denominación  
  • El aumento del 9% al 15% de evangélicos

Estas deducciones fueron constatadas por el grupo de investigación del CONICET que relevó 2421 casos entre agosto y septiembre de 2019 con un 95% de confiabilidad.

Más precisamente, una de las conclusiones divulgadas fue el ranking de creencias:

  • De la población total de religiosos, los resultados de los credos primordiales fueron:
  • Además, la siguiente lista de los no religiosos demuestra que aunque no se congreguen en alguna denominación particular, es alto el índice de adscripción a pareceres de fe:

Hay menos reuniones religiosas en un mundo más individualizado

Luego de una jornada laboral a la que se le suma el tiempo que implica el traslado, muchas personas sólo quieren llegar a sus casas y detenerse en el tiempo mirando alguna oferta que proponga Netflix. Esta realidad es incluso más palpable en la vida de la mayoría de jóvenes adultos actualmente.

Las exigencias atribuidas a estas generaciones, sumadas a la creciente dificultad por acceder al mercado laboral y sostener la estabilidad económica, son sólo algunas de las variables que pueden observarse a la hora de establecer las razones por las que las reuniones físicas de culto son cada vez más reducidas.

A medida que crecen las generaciones con mayor asociación a las tecnologías de la información y la comunicación, se van relegando quienes consideraban la presencia en un templo o iglesia el principal factor de pertenencia a una religión.

En este contexto, del cual esta es sólo una descripción parcial, los investigadores del CONICET afirmaron:

La individualización se consolida en el campo religioso: las personas prefieren relacionarse con Dios por su propia cuenta, se registra una caída en la asistencia semanal al culto y predominan las prácticas religiosas que se realizan en la intimidad”.


Por otro lado, el estudio arroja que a comparación de 2008 decreció la cantidad de asistentes a templos todos los días, una vez o más de una vez a la semana y en casos de festividades especiales.

Sociabilidad con otros y relación con Dios

Los sistemas religiosos tal vez hayan quedado añejos frente a las nuevas formas de vinculación y sociabilidad. O tal vez no permiten a las denominadas generaciones Y y Z pensar por fuera de lo que oficialmente se dicta en temas como aborto, educación laica, derechos de la comunidad LGTBI y patriarcado, que son la arena de debate dónde se multiplica la segmentación.

Con estas premisas en mira, los investigadores del CONICET preguntaron a los encuestados cuál es el principal modo desde el que se relacionaban con Dios. Como respuesta obtuvieron que en 10 años no hubo grandes transformaciones respecto al conocimiento por cuenta propia.

Es decir que aunque el nivel de asistencia a reuniones haya disminuido, no creció la cantidad de personas que se relacionan con Dios desde su círculo íntimo.

Sin embargo, es significativo el aumento de quienes aseguraron vincularse con la divinidad mediante la participación en iglesias o templos, afirmación que va de la mano con el entendimiento del ser humano como un ser social que precisa compartir para sobrevivir.

El devenir histórico ha sorprendido a muchos. Mientras se esperaba la concreción de lo profetizado por Orwell en aquella distopía en la que las subjetividades se homogenizan al máximo y la individualidad es excéntrica, la realidad hoy se distancia de la de Winston Smith.

El latente deseo por la vidapropia que ansiaba el personaje, hoy se cumple prácticamente sin excepciones, tal como demostraron los números expuestos por los investigadores. Aunque por sí mismos no indican más que una interpretación parcial de la realidad, sirven de apoyatura para defender la importancia de la sociabilidad con otros para sostener la propia fe y el enlace con lo divino.  

No al azar hay menos reuniones religiosas en un mundo más individualizado ni tampoco es azarosa la existencia de espacios de sociabilidad a los que asistían las generaciones predecesoras.

Otros datos interesantes concluidos en el estudio

  • “A medida que aumenta el nivel educativo mayor proporción de sin religión. Las y los evangélicos predominan en los niveles educativos más bajos”.
  • “La elección de un Papa argentino no modifica significativamente la vida religiosa de la sociedad”
  • “La mitad de la población considera que el aborto debe estar permitido en algunas circunstancias. Sólo 2 de cada 10 afirman que el aborto debe estar prohibido siempre”
  • “9 de cada 10 sin religión objetan el financiamiento estatal a las religiones. En los segmentos católico y evangélico la mitad coincide con esa posición”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aunque decreció la cantidad de feligreses, las personas siguen siendo creyentes pero desde sus círculos privados. La tendencia al aislamiento en el mundo moderno ha aportado para que cada vez haya menos asistentes a los encuentros denominaciones, a pesar que la sociabilidad sea una condición ineludible para conservar la fe.

- Advertisment -

más leídas

Cibercondría: un efecto colateral de la vida digital en pandemia

Cibercondría un efecto colateral de la vida digital en pandemia Desde la consolidación en la web de gran...

El enigma del abuelo de Jesús

La genealogía es una de las Ciencias Auxiliares de la Historia. Mateo, el ex recaudador de impuestos que financiaban...

Los cristianos y las armas, un debate presente

En el Antiguo Testamento, abundan las historias bíblicas sobre enfrentamientos armados y en las que unos quitan la vida a otros. Sin...

Cómo ser un experto en hacer la paz sin desearla realmente

Para muchos, la noticia resultó inesperada y hasta disparatada. Para otros, simplemente confirmó lo que ya se había vaticinado a mediados del...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.