Luis Palau ya descansa esperando a Jesús

Luis Palau Jr.

Dos fechas que ayudan a comprender el inicio.

  • Luis Palau Jr. nació el 27/11/1934 en Ingeniero Maschwitz, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
  • Su padre, Luis Palau Sr., falleció, en ese lugar, el 17/12/1944.

Es decir que a los 10 años, Luis Palau quedó huérfano de padre. Él siempre consideró eje de su educación cristiana a su madre, que fue quien conoció a Jesús y atrajo a la Fe a quien fue su padre, un español llegado a la Argentina, antes de nacer Luis Jr.

Luis Palau padre y Matilde Balfour de Palau, se convirtieron al cristianismo después de que Edward Charles Rogers, un alto ejecutivo petrolero británico, regalara a la madre de Palau una Biblia.

Luis padre y Matilde le hicieron un aporte muy importante, además de la educación cristiana: el idioma inglés. Ser bilingüe le ayudaría mucho a su hijo. El matrimonio envió a su hijo al St. Alban’s College, fundado en 1907 por el reverendo George Henry Knight-Clarke, pastor de la Iglesia Anglicana. Desde 1911 es el 1er. Centro Examinador Oficial de la Universidad de Cambridge en la Argentina.

Cuando Luis padre falleció, sus familiares gestionaron en forma deficiente la constructora que dejó, y llegaron los días de necesidad para Luis hijo, su madre viuda, sus cinco hermanas menores y un hermanastro. Ya no había dinero para pagar el colegio internado de origen inglés.

Rogers fue una influencia espiritual clave para Palau durante su infancia, ayudó económicamente a la familia, y lo hizo ingresar al Banco de Londres y Río de la Plata, filial del Lloyd’s Bank.

Luego, la familia, se instaló en la Provincia de Córdoba. Luis era ‘el hombre de la casa‘.

En tanto, ocurrió algo muy importante. Según él, a los 12 años, allá por 1946 / 1947, él ‘nació de nuevo’, aceptó a Jesús durante un campamento de verano.

La cuestión del arrepentimiento le preocupó mucho: ¿Su padre había fallecido ordenando sus cuentas con Dios? ¿Cómo se llevaría su padre con la salvación eterna?

Adolescente, ingresó a la Iglesia de los Hermanos Libres, con una actividad muy intensa.

En 1950, escuchó por primera vez a Billy Graham, y le impactó muchísimo.

La decisión

Durante dos años estudió nueve horas semanales con el misionero de los Hermanos Libres, Jorge Merecían.

Además, él cursó en la Alianza Pro-Evangelización del Niño, y también realizó un curso por correspondencia del Instituto Bíblico Moody.

En 1953, con 19 años, comenzó a predicar los fines de semana.

En 1957, con 23 años, él y otros amigos organizaron un programa de evangelismo en carpas y un programa religioso evangélico en una radio porteña.

De pronto, Luis descubrió que su trabajo ya no le provocaba interés y luego de muchas reflexiones y oración, renunció.

No había definido cómo sostendría a su familia. Pero, a su favor, él ya no era el sostén de todos. Su madre y sus hermanos, en especial las dos hermanas mayores, ya trabajaban.

En aquel 1959, con 25 años, la oportunidad se llamó SEPAL (Servicio Evangelizador para América Latina), donde precisaban un traductor de inglés a castellano.

El salario era inferior al que ganaba en el banco pero era la oportunidad de ingresar a la dimensión donde se imaginaba en el futuro.

En 1960 trabajó con Eduardo Murphy, misionero de SEPAL, trabajaba en la formación de nuevas congregaciones.

Palau asistió a un estudio bíblico dirigido por el pastor y escritor estadounidense Ray Stedman, quien durante los dos meses siguientes invitó a Palau a trasladarse a USA para recibir educación formal para el ministerio.

Así fue como en 1961 se unió a SEPAL (actualmente OC International u One Challenge Global Alliance), reorganizada en 2010 con el conocimiento empresarial de Josué Campañha, de Brasil; y la capacidad comunicacional de Craig Kraft, de Canadá.

Cuando llegó a la zona de la bahía de San Francisco, California, Palau vivió con Stedman, quien lo animó a asistir al Seminario Teológico de Dallas, de cuatro años, pero Palau optó por un programa de un año en la Escuela Bíblica Multnomah (ahora Universidad Multnomah).

Muy importante: allí conoció a Patricia Scofield, con quien se casó en aquel 1961. Luego de 7 meses de entrenamiento, ambos fueron misioneros de SEPAL.

Ellos se instalaron en Cedar Mill, suburbio de Portland, al norte de Beaverton. Desde entonces, siempre fue su centro operativo.

En 1962 nacieron sus mellizos, David y Keith, y Luis obtuvo la ciudadanía estadounidense.

Entonces, la familia viajó a Costa Rica para que Patricia pudiera estudiar español.

En 1964 todos llegaron a Cali, Colombia, donde en 1966 nació Andrés.

Palau estaba muy interesado en el desafío de evangelizar en las grandes ciudades.

En Cali lo consiguió y en 1966 llegó a la Plaza de Bolivar, en Bogotá, frente al Congreso de la República, donde le predicó a 20.000 personas.

La misión

En diciembre de 1966, celebró su primera campaña evangélica en Bogotá, (Colombia). Ya había una relación muy cercana con Billy Graham, de quien era el traductor oficial.

En 1967, con 33 años, él fue nombrado director de SEPAL para América Latina y organizó un equipo de evangelización​.

Palau aplicaba todos los principios organizaciones de Graham. En 1968, Palau viajó a México, donde nació Esteban, y estableció la sede latinoamericana de su equipo de evangelización.

En 1970, Graham le entregó US$ 100.000 para que iniciara su propia misión evangelizadora, dejó SEPAL y creó la Asociación Internacional Luis Palau.

William Franklin Graham Jr. ya tenía 52 años y buscaba que el mensaje trascendiera. Sin duda, él fue generoso y visionario porque Palau logró un impacto inmediato.

Él utilizó su experiencia en la actividad empresarial para organizar su equipo evangélico, porque se requería eficiencia y medidas de transparencia y control para evitar los riesgos de la mala gestión y la corrupción.

El resto es historia conocida. Convocatorias multitudinarias en diferentes ciudades, difusión a través de medios de comunicación y la trascendencia lo relacionó con líderes políticos, empresariales, sociales y religiosos, existiendo algunas polémicas acerca de lo secular y su convivencia con lo expiritual.

Al respecto, cuatro eventos para destacar, por diferentes motivos:

  • El 07/11/1977, Palau le concedió a la revista una entrevista titulada “Palau Power in Latin America”, en la que afirmó que la única ideología que podía detener al marxismo-leninismo era el cristianismo evangélico. En los años de represión militar en varios países de la región, resultó muy controversial, aún cuando fuese totalmente cierto.
  • En octubre de 2002, mes de la «Herencia Hispana», la Casa Blanca invitó a Palau -en total, él ingresó siete veces a la Presidencia siempre invitado a eventos especiales- junto a Emilio y Gloria Estefan; el animador de Univisión, Don Francisco, la estrella del pop cristiano Jaci Velásquez, el balsero Mel Martínez y otros latinos del estado de Florida, considerados ejemplares.
  • En noviembre de 2005, Palau visitó China, junto al entonces presidente George W. Bush, y concluyó con un servicio religioso en Beijing, donde lanzó una empresa editorial, a partir del texto «Un diálogo amistoso entre un ateo y un cristiano». Esta cercanía con las autoridades chinas -no muy diferente al diálogo que intentaba la Iglesia Católica desde el Vaticano- también provocó controversias.
  • En 2015, Palau organizó CityFest, evento en la ciudad de Nueva York para el que comprometió a 1.700 iglesias y que atrajo a 60.000 personas al Central Park.

Luego, la larga batalla con el cáncer de pulmón.

La oración

El siguiente texto fue escrito por Luis Palau:

Un gran hombre de Dios a quien aprecio mucho declaró: «La oración es amistad con Dios.» Creo que hizo una importante observación. La oración es, sencillamente, dos amigos que conversan.

La oración es una conversación entre Dios y nosotros. No es un monólogo de peticiones sino un diálogo. Dios nos habla a través de su Palabra y a través del testimonio interno del Espíritu Santo. Nosotros respondemos a Dios con adoración, confesión, petición, intercesión y acción de gracias. Sin estos cinco elementos, nuestras oraciones serían desequilibradas. Consideremos juntos estos cinco aspectos de la oración.

El primer elemento de la oración agradable al Señor es la adoración. Al entrar a la presencia de Dios en oración, comenzamos expresando nuestra adoración y reverencia por El. El Talmud contiene esta sentencia: «El hombre ante todo siempre debe ofrecer alabanza, y luego entonces orar.» A través de las páginas de las Escrituras, también encontramos alabanzas y adoración a Dios por parte de generaciones pasadas.

La confesión sigue a la alabanza. Cuando Isaías vio al Señor en toda Su gloria, exclamó: «¡Ay de mí! que soy hombre muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo inmundo de labios, han visto mis ojos al Rey» (Isaías 6:5). En realidad no podemos alabar al Dios de toda santidad si
no tenemos un profundo sentido de nuestra propia impureza. La Biblia también nos enseña que Dios es misericordioso y nos perdona cuando confesamos nuestros pecados (1 Juan 1:9).

Sólo después de la adoración y la confesión, ofrecemos al Padre nuestras peticiones. La verdadera oración consiste en los pedidos de alguien que reconoce su extrema necesidad, y en las provisiones de Alguien que demuestra Su extrema bondad.

Jesús nos promete: «Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido» (Juan 16:24). El nos alienta a pedir al Padre lo que necesitamos.

Al orar, también debemos incluir la intercesión. Este puede ser un precioso ministerio en favor de otros ante el trono de la gracia. El profeta Samuel dijo al pueblo de Israel: «En cuanto a mí, lejos esté de mí el pecar contra Jehová dejando de orar por ustedes» (1 Samuel 12:23 BD). La intercesión es una importante responsabilidad espiritual que como cristianos no debemos descuidar.

La acción de gracias debe inundar el resto de nuestra conversación con Dios. Preste oídos a estas exhortaciones del apóstol Pablo: «Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús» (1 Tesalonicenses 5:16-18). Experimentamos el gozo del Señor cuando hablamos con El en oración y le agradecemos por Sus respuestas.

Estoy convencido de que cuando Dios quiere bendecir a su pueblo, primero lo mueve a orar, a entablar un diálogo con El.

¿Lo ha movido a orar el Señor? Aparte un momento ahora mismo y hable con El. Alábelo por lo que El es. Confiese a El su pecado. Presente sus peticiones. Interceda por sus hermanos en la fe, y ofrézcale su gratitud por lo que El hará.

Al hablar con Dios incluya estos cinco pasos, y verá que en su caso la oración también ha de ser «amistad con Dios.»

Las creencias

Juana de Bucana, de los Ministerios Logoi, explicó las creencias de Palau:

  • Dios desea cambiar la vida de cada persona, y que puede hacerlo. Esta convicción le apasionó.
  • Es necesario brindar oportunidades a las personas para que acepten a Cristo sin apresuramientos, pero aprovechando el momento preciso para preparar a la persona.
  • El Espíritu Santo es quien convence de pecado y hace la obra de conversión, y el predicador es solo un instrumento de Dios, usado por Dios como Él quiere y en el momento que Él escoge.
  • La evangelización masiva es valiosa y fructífera, sin despreciar el valor del evangelismo personal pero no es posible evangelizar al mundo solamente con el evangelismo personal. Hay que utilizar los medios de comunicación.
  • Es necesario dedicar tiempo a la predicación de lo básico de la fe: salvación por medio de Jesucristo, la obra de la cruz y la resurrección poderosa de Jesucristo.
  • Es necesario discipular y que el discípulo se separe de las prácticas mundanales, que viva la ética cristiana en su lugar de trabajo, y que se someta a la autoridad de los dirigentes de la iglesia.
  • La oración intercesora es básica, pro es difícil enseñar a otros a orar, porque la única forma de aprender a hacerlo es orando.
  • Todos los cristianos son iguales alrededor de la mesa del Señor, de modo que debe aceptarse a todas las tendencias evangélicas. Esta apertura fue por su formación en la Iglesia Anglicana y en los Hermanos Libres. Hay unidad en el Cuerpo de Cristo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.