Un Salmo de Moisés para despedir el 2020 y recibir el 2021

Dios salva
Que esta imagen te acompañe durante todo 2021.

El Salmo 91 fue titulado por su verso 1, que en la versión de la Biblia del rey Jacobo (King James), dice: «El que mora en el lugar secreto del Altísimo, permanecerá bajo la sombra del Todopoderoso«, pero en la Biblia en latín es conocido como ‘Qui habitat’ (Quién vive).

Es un Salmo de protección, que se invoca en tiempos difíciles.

El Salmo contiene un mensaje de consuelo para quienes se enfrentan momentos de angustia, en especial para el pueblo de Dios.

El tema gira en torno a la seguridad de quienes depositan su confianza en Dios.

La tradición judía lo atribuye a Moisés, y que David lo compiló en su Libro de los Salmos.

Pero la traducción de la versión griega de la Septuaginta lo atribuye a David.

Sin embargo, hay una corriente de teólogos muy importantes que fundamenta que Moisés escribió los Salmos del 90 al 100 inclusive.

Específicamente acerca del Salmo 91, ellos sostienen que muchas expresiones utilizadas en el texto son similares a las de Moisés en varios fragmentos del Deuteronomio, y que sus expresiones idiomáticas peculiares lo señalaría como el compositor.

Es probable que quien escribió el Salmo 91 haya escrito Job 5. El contenido del 91 es comparable con la descripción que hace Elifaz de Temán, uno de los amigos de Job, acerca de la vida del hombre bueno:

¡Cuán dichoso es el hombre a quien Dios corrige!
No menosprecies la disciplina del Todopoderoso.
Porque él hiere, pero venda la herida;
golpea, pero trae alivio.
De seis aflicciones te rescatará,
y la séptima no te causará ningún daño.
Cuando haya hambre, te salvará de la muerte;
cuando haya guerra, te librará de la espada.
Estarás a salvo del latigazo de la lengua,
y no temerás cuando venga la destrucción.
Te burlarás de la destrucción y del hambre,
y no temerás a las bestias salvajes,
pues harás un pacto con las piedras del campo
y las bestias salvajes estarán en paz contigo.
Reconocerás tu casa como lugar seguro;
contarás tu ganado, y ni un solo animal faltará.
Llegarás a tener muchos hijos,
y descendientes como la hierba del campo.
Llegarás al sepulcro anciano pero vigoroso,
como las gavillas que se recogen a tiempo.

Job 5:17-26

El autor de Job se cree que también fue Moisés, antes de escribir la Torá o Pentateuco (la suma de Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio).

Curiosamente, es un texto que estudia Satanás.

Al menos él citó sus versículos 11 y 12 cuando tentó a Jesús en el Desierto.

Si eres el Hijo de Dios, tírate abajo. Porque escrito está:
“Ordenará que sus ángeles
te sostengan en sus manos,
para que no tropieces con piedra alguna
”.
Mateo 4: 6

Pues escrito está:
“Ordenará que sus ángeles te cuiden.
Te sostendrán en sus manos
para que no tropieces con piedra alguna”.

Lucas 4: 10–11.

Esta mención de parte de Satanás deja en claro que él sabe que el autor del Salmo 91 es Dios, y el Espíritu Santo lo transmitió a alguno de sus patriarcas o reyes.

Jesús mencionó el versículo 13 del Salmo al instruir y bendecir a sus 72 mensajeros que saldrían a misionar, según el relato de Lucas 10:19:

«Sí, les he dado autoridad a ustedes para pisotear serpientes y escorpiones y vencer todo el poder del enemigo; nada les podrá hacer daño.«

En otra curiosidad, cierta tradición hebrea sostiene que el Salmo 91 fue una defensa de su autor contra ciertos demonios y fuerzas ocultas que enfrentó. Moisés conocía toda la brujería del antiguo Egipto ya que fue criado como príncipe en la religión egipcia.

Hay quienes insisten en que Moisés compuso el Salmo 91 mientras estaba en el Monte Sinaí, cuando también recibió Los 10 Mandamientos, la Ley escrita por Dios.

Es probable que el cambio de pronombres en los versos del 1 al 13 sea consecuencia del uso litúrgico de este Salmo. Sus diversas partes, posiblemente, fueron cantadas en el servicio por solistas u otras voces que respondieron alternadamente.

El salmo completo y algunos versos seleccionados a menudo se han musicalizado, especialmente por Heinrich Schütz y Felix Mendelssohn, quienes usaron versos para su «Denn er hat seinen Engeln befohlen».

El salmo ha sido parafraseado en diversos himnos cristianos, canciones de rock y baladas pop.

Aquí el texto completo del Salmo 91:

El que habita al abrigo del Altísimo
se acoge a la sombra del Todopoderoso.
Yo le digo al Señor: «Tú eres mi refugio,
mi fortaleza, el Dios en quien confío».
Solo él puede librarte de las trampas del cazador
y de mortíferas plagas,
pues te cubrirá con sus plumas
y bajo sus alas hallarás refugio.
¡Su verdad será tu escudo y tu baluarte!
No temerás el terror de la noche,
ni la flecha que vuela de día,
ni la peste que acecha en las sombras
ni la plaga que destruye a mediodía.
Podrán caer mil a tu izquierda,
y diez mil a tu derecha,
pero a ti no te afectará.
No tendrás más que abrir bien los ojos,
para ver a los impíos recibir su merecido.
Ya que has puesto al Señor por tu refugio,
al Altísimo por tu protección,
ningún mal habrá de sobrevenirte,
ninguna calamidad llegará a tu hogar.
Porque él ordenará que sus ángeles
te cuiden en todos tus caminos.
Con sus propias manos te levantarán
para que no tropieces con piedra alguna.
Aplastarás al león y a la víbora;
¡hollarás fieras y serpientes!
«Yo lo libraré, porque él se acoge a mí;
lo protegeré, porque reconoce mi nombre.
Él me invocará, y yo le responderé;
estaré con él en momentos de angustia;
lo libraré y lo llenaré de honores.
Lo colmaré con muchos años de vida
y le haré gozar de mi salvación».

Amén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.