miércoles 28 octubre, 2020
Inicio Noticias Una esperanza para el Sansón del rock and roll
HASTA AQUEL DíA LITTLE RICHARD

Una esperanza para el Sansón del rock and roll

Richard Wayne Penniman acaba de fallecer. Fue popularmente conocido como Little Richard, en gran medida arquitecto y hacedor del rock and roll. Sin embargo, hay otra historia también de Penniman / Little Richard, que vale la pena compartir:

"Little Richard, nombre artístico de Richard Wayne Penniman (Macon, Georgia, 05/12/1932-Nashville, Tennessee, 09/05/2020)​ fue un cantante, compositor y pianista estadounidense de rock and roll. Considerado como uno de los pioneros más influyentes e importantes de aquel género y una figura prominente en la música y la cultura popular durante siete décadas.
Su trabajo más famoso data de mediados de la década de 1950, cuando su música dinámica y su carismático espectáculo sentaron las bases del rock and roll. Su música también jugó un papel clave en la formación de otros géneros musicales populares, como el soul y el funk. Influyó en numerosos cantantes y músicos de todos los géneros musicales, desde el rock hasta el hip hop (...).
Fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll como parte de su primer grupo de miembros en 1986. También fue incluido en el Salón de la Fama de los Compositores. Recibió un Lifetime Achievement Award de la Recording Academy y un Lifetime Achievement Award de la Rhythm and Blues Foundation. (...) "Tutti Frutti (canción) de Little Richard (1955) fue incluida en el Registro Nacional de Grabación de la Biblioteca del Congreso en 2010, que declaró que su "vocalización única sobre el ritmo irresistible anunció una nueva era en la música".
(…) Es considerado y apodado el "arquitecto" del rock and roll, aunque el color de su piel le apartara de la gloria que alcanzaron, entre otros, Elvis (Presley)
. (…)".
Wikipedia

I. El relator

Una historia desconocida de Little Richard la escribió DeWitt S. Williams en la revista estadounidense Spectrum.

Williams es todo un personaje y explicar su origen ayuda a darle fortaleza a su relato. Él estudió Teología en la Universidad de Oakwood (Huntsville, Alabama, centro de estudios para afroamericanos en los días de la segregación racial moderna en USA), egresando en 1962, obtuvo una maestría en Teología Sistemática de la Universidad Andrews.

Recibió una beca en Lingüística Africana de la Universidad de Indiana y recibió un doctorado en 1975 en Educación y Lingüística. Más tarde obtuvo una Maestría en Salud Pública de la Universidad de Loma Linda.

Williams fue pastor o ministro adventista del séptimo día en la ciudad de Oklahoma, luego fue misionero en Kinshasa (Congo), fue director asociado del Departamento de Comunicación de la Conferencia General de Adventistas del Séptimo Día, presidente de la Unión de África Central de los Adventistas del Séptimo Día en Burundi; y director asociado del Departamento de Salud y Templanza de la Conferencia General, gran promotor del vegetarianismo y los planes para dejar de fumar en 5 días. Entre otras respnsabilidades, él también fue asesor de salud del alcalde John Street, en su ciudad natal, Filadelfia. El 22/06/2009, Williams ingresó a la Casa Blanca, invitado por el entonces presidente Barack Obama, para que asistiera a la firma de la regulación general del tabaco, restricción impuesta por la FDA (Food and Drug Administration o Administración de Alimentos y Drogas), una vieja ambición de Williams.

II. El llamado

En una ocasión, en un artículo autobiográfico en la revista Message, Little Richard reveló su conversión, que fue en Australia. "Las primeras cosas de las que quería deshacerme eran las insignias de Little Richard: las joyas caras y llamativas, la ropa ruidosa y el peinado loco. Caminé a la bahía de Sídney y entregué las joyas al Océano Pacífico. Los anillos de diamantes eran un símbolo repulsivo para mí, y obedecí mi impulso de rechazarlos en ese momento. No me he arrepentido El resto era ropa más práctica, conservadora y un corte de pelo decente que me devolvió una apariencia de respetabilidad y aceptabilidad."

Lo que él no recordó pero sí cuentan sus biógrafos es que muy joven huyó del hogar paterno con la troupe de Doc Hudson, un charlatán que vendía ungüento de serpiente. Cantaba 'Caldonia', de Louis Jordan, para atraer al público. "Era la única canción que me sabía que no fuera de la iglesia". Fue el inicio de su carrera en el mundo del espectáculo. Actuaba travestido en 'minstrels' (vodevil ambulante hecho por y para negros) y se hizo un nombre como cantante en shows de variedades.

Imitó el imposible 'tupé' (jopo) rociado con permanente, el maquillaje y el híbrido de blues y gospel de Billy Wright. Y el estilo con el piano de Esquerita (el cantante Eskew Reeder, Jr.), a quien conoció en el restaurante de la estación de ómnibus Greyhound, de Macon, abierto toda la noche, establecimiento que frecuentaba "en busca de sexo". Y entre tropiezos diversos, llegó a estrella.

El pastor J. B. Conley, quien estaba en el Colegio Misionero de Australia, tiene su propio relato de la conversión de Richards, según DeWitt.

Apenas había pasado un año y medio desde el lanzamiento de "Tutti-Frutti", el gran éxito que llevó a Little Richard a la cima, él estaba en su apogeo:

"Una mañana muy temprano recibí una llamada telefónica. Y, extrañamente, la llamada telefónica era de 'Little Richard', preguntando si yo podía ir a su hotel en St. Kilda Road y orar con él. Me fui preguntándome qué encontraría.

"Cuando llegué allí, había un joven en la puerta de la suite de su hotel con una Biblia en la mano. Dijo: 'Venga, anciano, estoy tan contento de que haya venido. He estado luchando contra mí mismo desde la madrugada ¿Haría una oración conmigo? Le dije: 'Cuéntame toda la historia'. Y luego reveló que tenía un contrato en Australia de un cuarto de millón de dólares al año (N. de la R.: US$ 250.000 de aquella época. Equivalían a US$ 2.397.145 en 2020). Todo estaba firmado y sellado. Él dijo: "Ya sabes, anoche en medio de mi actuación en el estadio, y la multitud que gritaba, me habló la conciencia habló: "Si quieres vivir para el Señor, no puedes vivir para el rock 'n' roll". Ahí mismo decidí que, con la ayuda de Cristo, terminaría con esto para siempre. Busqué una guía telefónica y encontré la sede Adventista del 7mo. Día. En USA sabía algo sobre ellos, y llamé y te llamaron.

"¿Y qué haremos?", le pregunté. Él respondió: 'No lo sé. Dígame usted.' Entonces le aconsejé: 'Bueno, Little Richard, solo hay una cosa que puede hacer. Rompe tu contrato y deja que ocurra lo que sea, y hazlo ahora. He aprendido a través de los años a no demorarme en estos asuntos. Hazlo ahora.' Él respondió: "Bueno, habrá un infierno que pagar". Yo le dije: 'Que venga el infierno. Cristo conquistó el infierno'.

"Y así pasó el día, y canceló sus apariciones en Melbourne. Luego vino a Newcastle, y su saxofonista y él estaban cruzando (el río) … y el saxofonista le dijo: '¿Sabes, Richard? No creas que eres genuino en esto. Cambiar US$ 250.000 al año por este negocio religioso, ¿qué te pasa? Little Richard sacó de su dedo cuatro anillos de diamantes valorados cada uno en más de mil libras (a moneda de hoy US$ 2.540). "¿Te convencerá de que he terminado?", preguntó mientras los arrojaba al río Hunter. "Desde ahora sigo al Señor". Y en 12 horas él estaba en un avión hacia USA con un contrato roto. Se fue a su casa, a enfrentar a su madre… Pero, alabado sea Dios, se fue a su casa para asistir a nuestro Oakwood College en USA para entrenar para el ministerio".

Él había interrumpido la gira 10 días de la finalización del contrato, hizo un último show en Nueva York y una grabación en Los Ángeles, y fue a contarle la novedad a su madre, Leva Mae Penniman, a quien acababa de mudar a una mansión en el exclusivo barrio negro de Sugar Hill, cerca de Los Ángeles, California.

Su madre tenía algunas preguntas reales. "¿Cómo pagaremos por esta gran casa? ¿Dónde está Oakwood College? ¿Por qué no ir a UCLA, que es más grande y está más cerca? ¿Por qué te vas tan pronto?".

Arriba, Little Richard en su imagen más famosa, con el peinado decorado con spray.
Abajo, anciano Little Richard, en el cumpleaños 85 por la red Three Angels: «Cuando Dios toca tu vida, ya no quieres nada de eso. Ya no quiero cantar rock ‘n’ roll… quiero ser santo como Jesús».

III. Intentando cambiar

A fines de octubre de 1957, Little Richard, que en diciembre cumpliría 25 años, metió algunas cosas en su automóvil y se alejó de su hogar en California y se dirigió al este hacia Huntsville, Alabama.

Little Richard tenía una madre muy religiosa en Macon, Georgia, su hogar natal: Leva Mae, muy activa en la Iglesia Bautista New Hope. Pero tenía un padre, Charles Penniman, apodado 'Bud', que vendía alcohol ilegal en un club nocturno que tenía, llamado Tip In Inn, pese a que durante el día era diácono de iglesia y albañil.

'Bud' fue asesinado en el frente de Tip In Inn, en 1952.

La familia Penniman era religiosa y participó siempre de actividades con bautistas y pentecostales. En su adolescencia, Little Richard disfrutó las iglesias pentecostales por su estilo de adoración carismático y su música fuerte y animada.

Cuando él llegó a Alabama, sus compañeros de clase ya llevaban dos meses y habían pasado por la orientación y los exámenes de 1er. año. Allí estaba DeWitt y fue testigo de aquel acontecimiento: "¡Little Richard está en el campus y es un estudiante!".

Little Richard dio su testimonio en la capilla y les dijo a todos los estudiantes que no quería que escucharan su música de "demonio". De hecho, si alguien tenía alguno de sus discos, los compraría más caro de lo que habían pagado. Quería encender una hoguera junto al campanario en medio del campus y quemarlos a todos.

Little Richard vivía en un dormitorio del ala para varones, Peterson Hall, y tenía una habitación para él solo. Muy pocos estudiantes solteros que vivían en los dormitorios tenían un automóvil en esos días. Herb Doggette, quien llegó a ser el Comisionado Adjunto de Seguridad Social de USA, recuerda que Little Richard tenía una bolsa llena de dinero en efectivo.

Entonces, Little Richard, fue a Huntsville y compró un Cadillac nuevo y amarillo.

El relato de DeWitt: "Siempre vestido de traje en Oakwood y una Biblia en sus manos, él tenía la costumbre de acercarse a los estudiantes y orar con ellos, especialmente si estaban solos. Él podía frenar a alguien, arrodillarse y orar. De Witt recuerda que si alguien estaba llegando a clase intentaba evitarlo porque sus oraciones eran largas.

En Oakwood se había elaborado un programa especial para que él terminara simultáneamente la escuela secundaria y comenzara los cursos de religión de la universidad. Una vez que leía una escritura, la releía y la releía hasta que la recordaba. Podía citar sus textos favoritos con fuerza y ​​poder en su predicación, citando el libro de la Biblia, el capítulo y el versículo.

Nunca se quejó de la dieta vegetariana y era un abstemio confirmado. "Nunca lo vimos beber una gota de café, cerveza o cualquier otro tipo de alcohol. En Oakwood, por fin encontró la paz y la alegría que había estado buscando toda su vida".

IV. Sansón

"Un día Sansón fue a Gaza, donde vio a una prostituta. Entonces entró para pasar la noche con ella.
Al pueblo de Gaza se le anunció: «¡Sansón ha venido aquí!» Así que rodearon el lugar y toda la noche estuvieron al acecho junto a la puerta de la ciudad. Se quedaron quietos durante toda la noche diciéndose: «Lo mataremos al amanecer».
Pero Sansón estuvo acostado allí hasta la medianoche; luego se levantó y arrancó las puertas de la entrada de la ciudad, junto con sus dos postes, con cerrojo y todo. Se las echó al hombro y las llevó hasta la cima del monte que está frente a Hebrón.
Pasado algún tiempo, Sansón se enamoró de una mujer del valle de Sorec, que se llamaba Dalila.
Los jefes de los filisteos fueron a verla y le dijeron: «Sedúcelo, para que te revele el secreto de su tremenda fuerza y cómo podemos vencerlo, de modo que lo atemos y lo tengamos sometido. Cada uno de nosotros te dará mil cien monedas de plata»
".
Jueces 16:1-5

---------------------

En aquella autobiografía en 'Message', Little Richard reveló algunas respuestas.

Él describió que aquella noche en Melbourne él preguntó: "¿A qué iglesia me uniré? Mi mente volvió a la infancia y una breve introducción de amigos a la Iglesia Adventista del 7mo. día en Macon; a mi amigo Joe Lutcher, que era adventista en Los Ángeles; a las fotos de Oakwood College en la revista (Mensaje) (que le dio un ministro). Había pensado vagamente cada vez que un destello de religión se apoderaba de mi corazón: "Si alguna vez elijo una afiliación, será con los adventistas". Ahora, su dedicación, sinceridad, simplicidad de vida y enseñanzas bíblicas, lo vi como algo admirable. manera directamente opuesta a mi existencia anterior. De vuelta en Los Ángeles, Joe Lutcher me llevó a los servicios religiosos con él… Esta denominación enfatiza la erudición en sus seguidores, especialmente en aquellos que enseñan. Quería enseñar y algún día predicar…

“Han pasado casi dos años en los que he estado trabajando para prepararme para servir a Dios con el mismo entusiasmo que una vez serví a Satanás. Participar en reuniones de evangelización, oración constante, estudio de la Biblia y un deseo de servir a la humanidad me ha humillado. Ninguna tarea es demasiado servil para enseñarme algo de la humildad que debe caracterizar a todo cristiano verdadero.

“En la actualidad, un cuarteto de jóvenes de Oakwood y yo estamos recorriendo varias localidades del país, apareciendo ante audiencias en auditorios municipales y escolares. Nuestro propósito es triple: primero, alabar a Dios en canciones espirituales; en segundo lugar, ganar dinero para permitir que estos jóvenes terminen su educación; en tercer lugar, es necesario que pague miles de dólares como resultado de los contratos incumplidos cuando abandoné abruptamente el campo del entretenimiento. Dios nos sostendrá en este esfuerzo debido a nuestra fuerte fe de que él anula cada acto para bien".

DeWitt recuerda aquella historia de la gira musical. Fue durante las vacaciones de verano de 1958, después que Little Richard dio su testimonio en varias iglesias e hizo una aparición especial en el Capitol Arena -de Washington, D.C.-, ante una audiencia de 4.000 personas. Su evangelista favorito, E. E. Cleveland, lo había invitado a la noche final de su serie de evangelización de 12 semanas. El evangelista Cleveland bautizó a cientos. Little Richard podría atraer a una multitud y podría emocionar a una multitud.

"En el año escolar 1958-1959, mi segundo año en Oakwood, formamos un cuarteto llamado Excelsians. John Dennison, quien luego se convertiría en el director del coro de Oakwood, era el líder del grupo. Canté barítono, Dennison cantó el primer tenor, Everard Williams cantó el bajo y Willie Hucks cantó el segundo tenor y el plomo. Nos pareció un gran honor que a Little Richard le gustara nuestro grupo (ya que había varios cuartetos realmente buenos en Oakwood) y le preguntamos si podíamos llevarlo los fines de semana, ya que él iba a grandes iglesias adventistas y, a veces, a reuniones de carpa dando su testimonio y cantando canciones gospel.

Viajábamos en su Cadillac los fines de semana a nuestro destino y solíamos cantar cinco o seis canciones antes de que Little Richard subiera al escenario. Lo presentaban como el hermano Richard Penniman, cristiano nacido de nuevo, anteriormente conocido como Little Richard. La multitud siempre estaba ansiosa por escuchar su testimonio y él sabía cómo contarlo. "Siempre quise ser un cantante de evangelio y evangelista como Billy Graham, pero quité los ojos de Jesús", decía al comenzar su testimonio. "Renuncié a la fama mundial por un nombre más dulce". Luego cantaba, con tanta emoción que la gente comenzó a golpearse los pies, aplaudir y derramar lágrimas. “Con los brazos abiertos, Jesús te perdonará. No es ningún secreto lo que mi Dios puede hacer", hablaba un poco más y cantaba "Precioso Señor, toma mi mano". En este punto, su rostro estaba lleno de sudor y sus brazos extendidos desde el púlpito. Él era hipnotizante.

Alrededor de diciembre de 1958, Little Richard anunció que quería llevar a nuestro grupo en una gira extendida con él. Fue a mediados del año escolar y yo no quería abandonar la escuela y perder mis créditos. Mi novia, Margaret Norman, con quien me casaría cuando ambos nos graduáramos, no creía que fuera una buena idea. A pesar de que Little Richard prometió hacernos ricos y pagarnos US$ 500 por cada concierto durante los ocho meses que estuvimos fuera, no teníamos ninguna garantía de que nos pagaran. Se formó rápidamente un nuevo cuarteto, y el grupo despegó de Oakwood en el Cadillac de Little Richard. (Paul Monk, pianista; Donald Monk, bajo; Madison Cole, barítono; Stanley Gelineau plomo; Leonard Mullins, primer tenor; Marvin Brown como tesorero / contador y, por supuesto, Little Richard).

Donald Monk dice que efectivamente se les pagaron los US$ 500 después de cada concierto y realizaron aproximadamente dos conciertos a la semana y una semana realizaron tres. El problema era que tenían que usar su dinero para comida y hoteles. Little Richard se alojó en los mejores hoteles y no eran baratos. Ocasionalmente pudieron quedarse y comer con miembros de la iglesia y ahorrar en sus fondos. Terminaron en Los Ángeles después de ocho meses en el camino. "Estaba en la ruina cuando regresé", dice Monk. “El automóvil tenía un problema mecánico y tuve que prestarle a Little Richard los US$ 500 que había ahorrado en cheques de viajero para reparar el automóvil. Todos estábamos en la ruina". Ese fue el final de la carrera educativa de Donald Monk en Oakwood y también el final de Little Richard.

(N. de la R.: En aquella etapa se casó con Ernestine. El matrimonio fracasó. "No me casaría con alguien como yo ni que tuviera diamantes en lugar de uñas y rubís en los ojos").

En 1964, siete años después de llegar a Oakwood, el hermano Richard Penniman volvió a ser Little Richard. Dios te atrae hacia Él con su amor. Satanás te aleja de Dios y de su amor. Una vez que Satanás te aleja de Dios y de su amor, te ata con adicciones para que no puedas liberarte. Esta vez, Little Richard cayó mucho y se volvió adicto al alcohol, la cocaína y todo tipo de inmoralidad sexual. Él dice que no era inusual gastar US$ 1.000 por día en cocaína. (…)".

Little Richard nunca recibió un certificado, título u ordenación de ningún tipo de Oakwood College. Finalmente fue ordenado como ministro en la Iglesia de Dios de los Diez Mandamientos para establecer su propio equipo evangelístico y realizar bodas.

(N. de la R.: Su regreso a los escenarios en 1962 fue el inicio de un desastre de sexo, drogas, más drogas, quejas por no tener más dinero y reconocimiento, narcisismo, adicción, malos rollos. Rutina rockera, pero tan pasada de rosca que sorprendía. Se dice que participaba de orgías con una Biblia en la mano. Hasta que en 1977 volvió a los brazos del Señor. Primero como vendedor de biblias y después como predicador.)

Little Richard, quien tenía licencia de pastor o ministro para realizar casamientos, hizo, entre otros en Hollywood, el de Demi Moore y Bruce Willis -hoy día divorciados-. Años después él imprimió y vendió ejemplares de la Biblia en su versión King James o Rey Jacobo, tal como el ejemplar abajo.

V. Reencuentro

DeWitt: "Dios no había renunciado a Little Richard. En 1977 dejó el rock ‘n roll por segunda vez y regresó a la Iglesia Adventista. Vivió tranquilamente en Riverside, California, con su madre, y viajó a Nashville, donde aceptó la vicepresidencia de Black Heritage, una compañía mayorista de publicaciones bíblicas que publicó la Biblia en versión King James, con una breve descripción de la historia negra y las imágenes en color.

Fue durante este período que Little Richard volvió a compartir su testimonio de cómo Dios lo había llamado a Jesús y a la Iglesia. Al Little Richard le encantaba trabajar con los evangelistas Harold Cleveland, E. C. Ward y G. H. Rainey y cantaba y ayudaba en sus reuniones. Creo que Little Richard se dio cuenta de que evangelizar es lo que Dios realmente había planeado para su vida y de alguna manera estaba cumpliendo su llamado al estar con estos hombres.

No volví a ver a Little Richard hasta unos 20 años después de que me fui de Oakwood. Había vuelto una vez más a la Iglesia. Estaba hablando en un programa de la tarde en 1978 en la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Dupont Park en Washington D.C. compartiendo su testimonio. Tenía a mi pequeña hija de ocho años, Darnella, conmigo. Cuando comenzamos a salir de la iglesia, le dije a mi hija que una vez canté con Little Richard y que tal vez deberíamos esperar hasta que toda la gente se hubiera ido y que pudiera subir para ver si se acordaba de mí. Había mucha gente a su alrededor comentando su mensaje y haciéndole preguntas. Me acerqué a donde estaba esperando que la multitud se hiciera más pequeña. De repente lo escuché gritar en voz alta: "¡Hola, DeWitt! ¿Cómo estás? ¿Cómo están Paul Monk y su primo?" Le dije: "Little Richard, es bueno verte. Dios todavía te está usando. Esta es mi hija." Él respondió: "Ella se parece a Margaret".

(N. de la R.: Una característica permanente de Little Richard fue esa contradicción permanente. En sus sermones se presentaba como drogadicto y, atención, homosexual redimido. Pero en algún momento, con dificultades, él logró conciliar su faceta de hombre de Dios con la de artista profano. Por ejemplo, en su primera actuación en España, en Gijón en 2005, hizo distribuir entre el público ejemplares del libro 'Buscando la paz interior').

DeWitt: "No volví a ver al Little Richard hasta unos 30 años después. Richard nunca olvidó un rostro. Asistió regularmente a las reuniones de alumnos de Oakwood celebradas en el Centro Werner Von Braun, en Huntsville, Alabama. Little Richard amaba a Oakwood y Oakwood lo amaba. Se sentaba en el balcón con un séquito de su gente y trataba de permanecer inadvertido. A veces, cuando se hacían llamamientos especiales, él prometía algo. Siempre se iría antes de que terminara el servicio para no verse abrumado por mucha gente. Creo que me sorprendió en 2008, cuando me iba con mi hija, y escuché a Little Richard que nos saludaba a mí y a mi hija una vez más.

Después de ver el programa especial para el 85 cumpleaños de Little Richard en 3ABN organizado por Danny e Yvonne Shelton, me conmovió mucho ver cómo honraban a nuestro amigo.

(Hasta el 27/09/2019, Danny Shelton, fundador de la red de TV Three Angels Broadcasting Network o 3ABN, fue su presidente, siempre acompañado por su esposa, Yvonne Lewis-Shelton. Al jubilarse le pasó el testigo a Greg Morikone, y su esposa, Jill, quien ses directora de Operaciones.)

El programa de TV con Little Richard que aquella noche vio DeWitt.
----------------------------------------------------------------------------

Le dije: "Déjame llamar a Willie Hucks y ver si tiene el número de teléfono de Little Richard para que pueda desearle un feliz cumpleaños". La esposa de Willie, Louise, contestó el teléfono y lamenté mucho saber que Willie había fallecido. Louise me ofreció el número de teléfono de Little Richard de Louise y llamé a Little Richard. Levantó el teléfono y cuando escuchó mi voz, instantáneamente dijo: "Hola, DeWitt, ¿cómo estás?".

¡Lo pasamos muy bien en el Señor recordando cómo el Señor nos había bendecido a los dos! ¡Y cómo su testimonio y canciones en el programa 3ABN nos habían bendecido! ¡Feliz cumpleaños!"

VI. Final

"Cuando ya estaban muy alegres, gritaron: «¡Saquen a Sansón para que nos divierta!» Así que sacaron a Sansón de la cárcel, y él les sirvió de diversión.
Cuando lo pusieron de pie entre las columnas,
Sansón le dijo al muchacho que lo llevaba de la mano: «Ponme donde pueda tocar las columnas que sostienen el templo, para que me pueda apoyar en ellas».
En ese momento el templo estaba lleno de hombres y mujeres; todos los jefes de los filisteos estaban allí, y en la parte alta había unos tres mil hombres y mujeres que se divertían a costa de Sansón.
Entonces Sansón oró al Señor: «Oh Soberano Señor, acuérdate de mí. Oh Dios, te ruego que me fortalezcas solo una vez más, y déjame de una vez por todas vengarme de los filisteos por haberme sacado los ojos».
Luego Sansón palpó las dos columnas centrales que sostenían el templo y se apoyó contra ellas, la mano derecha sobre una y la izquierda sobre la otra.
Y gritó: «¡Muera yo junto con los filisteos!» Luego empujó con toda su fuerza, y el templo se vino abajo sobre los jefes y sobre toda la gente que estaba allí. Fueron muchos más los que Sansón mató al morir que los que había matado mientras vivía.
"
Jueces 16:25-30

---------------------

DeWitt: "Little Richard me recuerda mucho a Sansón en la Biblia. Sansón recibió un regalo extraordinario de Dios y lo usó poderosamente para Dios, pero lo derrochó gran parte en búsquedas impías. Su problema eran Dalila y los filisteos. Sansón no se dedicó a consagrarse diariamente para que su don pudiera ser utilizado por Dios.

A Little Richard se le dio un regalo carismático que debía dedicar diariamente a Dios. La fama, el dinero y las adicciones le impidieron alcanzar su máximo potencial en la fe. Pero él amaba al Señor y amaba a las personas y amaba a su Iglesia Adventista. Creo que la Universidad de Oakwood tuvo un gran impacto en la vida de Little Richard. ¿Está su nombre escrito en el Libro de la Vida del Cordero? No lo sé. ¿Y el de Sansón? Nuestro Dios recuerda dónde nacimos y que todos somos frágiles.

Sí, Little Richard fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll, pero creo que tuvo más alegría mientras planificaba sus últimos días en esta tierra. Acabo de hablar con Leslie Pollard, presidente de la Universidad de Oakwood. Él dijo "Sí, tendremos un servicio especial para nuestro amigo Little Richard el miércoles, 11:00 a.m., 20/05/2020. 3ABN estará allí para grabar y compartir el evento con nuestra iglesia mundial. Little Richard será guardado en Oakwood Memorial Gardens junto a los evangelistas que amaba: E. E. Cleveland, Harold Cleveland, Eric C. Ward y George H. Rainey". El Dr. Pollard mencionó sus propios recuerdos de cuán amable podía ser Little Richard con las personas sin hogar y dolorosas y cómo nunca olvidó a un amigo.

Sherman Cox, quien se convirtió en pastor, presidente de la conferencia y profesor de Oakwood, dice que Reader’s Digest solía tener una sección cada mes, "Mi personaje más inolvidable". Cox continúa: “He conocido personalmente a Martin Luther King, Muhammad Ali, Jesse Jackson, John Lewis y la mayoría de las principales figuras políticas. Pero ninguno de ellos tenía el carisma, la bondad, el amor y la preocupación que tenía Little Richard. Es mi personaje más inolvidable".

Little Richard - "Alguien peor que yo" o
There Is Someone (Worse Off Than I Am) en teletón cristiano para recaudar fondos en 1983).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Richard Wayne Penniman acaba de fallecer. Fue popularmente conocido como Little Richard, en gran medida arquitecto y hacedor del rock and roll. Sin embargo, hay otra historia también de Penniman / Little Richard, que vale la pena compartir:

- Advertisment -

más leídas

Es tiempo de pensar en una vida tecnológicamente sana

Es tiempo de pensar en una vida tecnológicamente sana La pandemia de COVID-19 ha dejado algo muy claro:...

Fratelli Tutti: entre la historia olvidada y el presente eludido

El 3 de octubre de 2020, junto a la tumba de San Francisco, en la ciudad italiana de Asís, el papa Francisco...

Negligencia sanitaria y ambiental: un mal erróneamente llamado “religioso”

El año 2020, hasta ahora, ha sido un catalizador de reflexiones y opiniones sobre la responsabilidad individual de cada habitante del mundo...

Durísima competencia Trump vs. Biden por el votante católico

En el diario The Washington Post, Matt Wiser describe la situación: "La lucha para ganarse a los votantes católicos...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.