tube bombshell kameya.
3gp japanese filthy snatch gets fully pleasured.

EL MANÁ

Claves del primer Plan contra el Hambre

El hambre llevó a Israel o Jacob y 11 de sus 12 hijos a Egipto (el otro llegó porque sus hermanos lo vendieron como esclavo, mucho antes). Y el hambre regresó a escena durante el éxodo desde Egipto de regreso a Canaán, curiosamente la tierra “donde fluye leche y miel”. En el Plan contra el Hambre que Dios organizó en el desierto del Sinaí la clave fue el maná. Pero ¿en qué consistía aquel rescate alimentario?



"Después, toda la comunidad de Israel partió de Elim y viajó al desierto de Sin, ubicado entre Elim y el monte Sinaí. Llegaron el día quince del segundo mes, un mes después de salir de la tierra de Egipto. Allí también toda la comunidad de Israel se quejó de Moisés y Aarón.
«¡Si tan solo el Señor nos hubiera matado en Egipto! —protestaban—. Allá nos sentábamos junto a las ollas llenas de carne y comíamos todo el pan que se nos antojaba; pero ahora tú nos has traído a este desierto para matarnos de hambre».
Entonces el Señor le dijo a Moisés: «Mira, haré llover alimento del cielo para ustedes. Cada día la gente podrá salir a recoger todo el alimento necesario para ese día. Con esto los pondré a prueba para ver si siguen o no mis instrucciones. 5 El sexto día juntarán el alimento y cuando preparen la comida habrá el doble de lo normal»
.

ÉXODO 16:1-5

Según el libro del Éxodo, el maná era el alimento básico imprescindible enviado por Dios a los israelitas todos los días durante los 40 años que estos deambularon por el desierto.

Los israelitas lo llamaron así al expresar: "¿Qué es esto?".

Algunos eruditos han propuesto que el maná deriva de una palabra egipcia 'mennu' que significa ‘alimento’.

Lo recibían todos los días, menos el 7mo., sábado, por lo cual debían recolectar doble ración el 6to. día: dos gomeres para cada uno.

Según la Biblia, el maná tenía un aspecto similar al cilantro, pero de color blanco, y su sabor parecido a hojuelas con miel.

En el Arca de la Alianza, que se cree fue oculta por los sacerdotes del 1er. Templo de Jerusalén ante la inminencia del ataque de Nabucodonosor y aún buscan los arqueólogos, se conservaba una muestra del maná.

También se lo menciona en las Azoras del Corán: La vaquilla, Los altos y THC, en las que se caracteriza el maná como uno de los milagros con los cuales Dios favoreció a los israelitas.

Cilantro y semillas de cilantro.

"Cuando el rocío se evaporó, la superficie del desierto quedó cubierta por copos de una sustancia hojaldrada y fina como escarcha.
Los israelitas quedaron perplejos al ver eso y se preguntaban unos a otros: «¿Qué es esto?», porque no tenían idea de lo que era.
Entonces Moisés les dijo:«Este es el pan que el Señor les da para comer.
Estas son las instrucciones del Señor: cada grupo familiar juntará todo lo que necesite. Recojan dos litros por cada persona en su carpa».
Así que los israelitas hicieron lo que se les dijo. Algunos recogieron mucho; otros, solo un poco.

Pero cuando lo midieron, cada uno tenía lo justo y necesario. A los que recogieron mucho, nada les sobraba, y a los que recogieron solo un poco, nada les faltaba. Cada familia tuvo justo lo que necesitaba.
Entonces Moisés les dijo: «No guarden nada para el día siguiente».
Sin embargo, algunos no hicieron caso y guardaron un poco hasta la mañana siguiente; pero para entonces se había llenado de gusanos y apestaba, y Moisés se enojó mucho con ellos.
Después de este incidente, cada familia recogía el alimento cada mañana, conforme a su necesidad. Cuando el sol calentaba, los copos que no se habían recogido se derretían y desaparecían.
El sexto día recogían el doble de lo habitual, es decir, cuatro litros por persona en lugar de dos. Entonces todos los líderes de la comunidad se dirigieron a Moisés en busca de una explicación.
Él les dijo: «Esto es lo que el Señor ha ordenado: “Mañana será un día de descanso absoluto, un día sagrado de descanso, reservado para el Señor. Así que horneen o hiervan hoy todo lo que necesiten y guarden para mañana lo que les sobre
»."

ÉXODO 16:14-23

Sin embargo, la saciedad provocó otras supuestas necesidades, tal como sucede a menudo entre los humanos.

Cuando ya no hubo hambre, el reclamo fue por qué motivo siempre maná.

Al revés: la gastronomía no era tan importante como la libertad, al menos para una porción de la multitud en el desierto. Aparentemente se trataba de egipcios que se incorporaron al éxodo consecuencia de las plagas que se habían sucedido en su país, cuando el Faraón no le concedía la libertad a los israelitas.

Probablemente por ese motivo, la libertad no era un gran valor para ellos. Tampoco la presencia del Dios de Israel. Pero muchos israelitas, que sí habían sido esclavos, eran propensos a la queja. Quizás la esclavitud no había sido tan dura para ellos…

El maná había que juntarlo cada mañana, excepto los sábados.

"Entonces la gentuza extranjera que viajaba con los israelitas comenzó a tener fuertes antojos por las cosas buenas de Egipto. Y el pueblo de Israel también comenzó a quejarse: «¡Oh, si tuviéramos un poco de carne! —exclamaban—.
Cómo nos acordamos del pescado que comíamos gratis en Egipto y teníamos todos los pepinos, los melones, los puerros, las cebollas y los ajos que queríamos.
¡Pero ahora lo único que vemos es este maná! Hasta hemos perdido el apetito»
.
El maná era parecido a pequeñas semillas de cilantro, y era de un color amarillo claro como goma de resina.
La gente salía a recogerlo del suelo. Con el maná se hacía harina en los molinos de mano o se machacaba en un mortero. Luego se hervía en una olla para hacer panes planos que sabían a pastelitos horneados con aceite de oliva.

Durante la noche, el maná caía sobre el campamento juntamente con el rocío.
Entonces Moisés escuchó los lloriqueos de las familias a la entrada de sus carpas y el Señor se enfureció. Moisés también estaba muy molesto
(…)".

NÚMEROS 11:4-10

En ambos relatos del Pentateuco o Torá, Dios envió codornices ante el pedido del pueblo de carne.

Sin embargo, fue un alivio muy transitorio en la relación entre los protestones y Dios, cuyo delegado era Moisés.

Ahora bien, una pregunta importante consiste en qué propiedades tendría el maná para que fuese el único alimento necesario, más allá de que la rutina en el sabor soliviantara a los sibaritas.

El interrogante obliga a indagar cuáles son las vitaminas y minerales imprescindibles para el cuerpo humano.

El organismo reacciona a la falta de minerales y vitaminas mostrando algunos sintomas de déficit tal como la palidez y el cansancio. Por ejemplo, segun José Luís Moreno, presidente de la Sociedad Española de Nutrición (SEN), la osteoperosis será una de las próximas epidemias de la sociedad actual causada por los faltantes de calcio y vitamina D en la población.

Moreno, catedrático de la Universidad de Zaragoza, agrega que calcio, hierro, potasio, vitaminas A,D y ácido fólico son algunos de los nutrientes que escasean en la dieta de varios segmentos de la población. Sin embargo, sobran alimentos ricos en sodio, grasas y azúcares añadidos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce el problema y advierte de que el alto consumo de bebidas o alimentos ricos en azúcares añadidos reduce la calidad nutritiva de la dieta, pues aporta una cantidad considerable de energía carente de nutrientes.

“Esto contribuye a aumentar la prevalencia de obesidad, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, causas principales de mortalidad”, según explica Nancy Babio, presidenta del Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Catalunya (Codinucat).

Vitaminas y minerales esenciales: El maná debía tener todo esto.

Estas afirmaciones regresan al interrogante de cuáles serían las propiedades del maná. Por ejemplo, sólo el cerebro precisa de lo siguiente:

** La vitamina A: Necesaria para formar los pigmentos que permiten captar la luz en nuestra retina. Y cumple un papel fundamental en la maduración y diferenciación de las células, participando del mantenimiento de la piel y las mucosas, la formación de glóbulos rojos, el funcionamiento normal del sistema inmunitario y el desarrollo embrionario. Cantidad diaria recomendada para adultos: 800 microgramos.

** La vitamina C o ácido ascórbico: Fortalece el sistema inmunitario y también previene el deterioro cognitivo porque las propiedades antioxidantes del ácido ascórbico evitan que los receptores de las neuronas que permiten su comunicación se degraden en forma prematura. También es clave en la formación de la estructura de nuestros tejidos: piel, tendones, vasos sanguíneos, cartílago, etc. La vitamina C no se almacena en nuestro organismo, por lo que debemos tomarla con frecuencia para no tener carencias. Cantidad diaria recomendada para adultos: 60 microgramos.

** La tiamina (vitamina B1) es imprescindible para mejorar el funcionamiento del cerebro porque reduce los niveles de homocisteína –un producto metabólico– en el plasma sanguíneo. La ingesta de suplementos de tiamina mejora la función cerebral de los pacientes con Alzheimer.

** Ácidos grasos esenciales omega-3, imprescindibles para el buen estado de las membranas neuronales y de las conexiones entre las células cerebrales. La ingesta recomendada es de 1,5 g de ALA (ácido alfalinolénico) diario.

** El calcio lo precisan tanto los huesos y dientes como el cerebro porque ayuda a la transmisión de las señales entre neuronas. Pero se precisan antioxidades -vitamina C- para impedir la acumulación de calcio dentro de las neuronas porque provoca su degeneración y muerte. La necesidad de calcio se estima en unos 900 mg a 1.000 mg diarios.

** Zinc: es imprescindible para la mejora de la memoria porque regula la comunicación entre neuronas y, probablemente, participa en la fijación de los recuerdos. El objetivo es 15 mg diarios.

** Magnesio: imprescindible para revertir el envejecimiento del cerebro y mejorar la memoria a largo plazo porque aumenta el número de transmisiones sinápticas. También alivia la depresión y la ansiedad. Las necesidades diarias de magnesio son de 310 a 420 mg.

Si el pueblo de Israel estuvo 40 años en el desierto, y libró numerosas batallas, derrotando a diversos enemigos, más allá de la protección de Dios, es necesario concluir que estaba alimentado en forma adecuada. Por lo tanto, el maná era un alimento notable en sus propiedades.

Otra conclusión: la cantidad de alimento innecesario que se consume a diario porque aquello que el cuerpo precisa son una sumatoria de gramos y miligramos de propiedades muy específicas.

Desierto del Sinaí: Aquí cayó el maná.

El capítulo de las vitaminas imprescindibles también es impactante. Ya se mencionaron las vitaminas A y C. Además:

** Vitamina B1 O Tiamina: Ayuda a las células a convertir en energía los azúcares y tiene un papel importante en la activación muscular, cardíaca y nerviosa. Cantidad diaria recomendada para adultos: 1mg-1,2 mg (miligramos).

** Vitamina B2 O Riboflavina: Favorece la absorción de las proteínas, las grasas y los carbohidratos y la formación de los glóbulos rojos de la sangre. Cantidad diaria recomendada para adultos: 1,3mg-1,6mg.

** Vitamina B3 O Niacina: Ayuda al funcionamiento del aparato digestivo, la piel y los nervios. Tomar una dosis alta de niacina permite mantener el colesterol bajo control. También colabora con la eliminación de sustancias químicas tóxicas del cuerpo y en la producción de hormonas esteroideas sintetizadas por la glándula suprarrenal, tales como son las hormonas sexuales y las hormonas relacionadas con el estrés. Cantidad diaria recomendada para adultos: 14 mg-18 mg

** Vitamina B6: Activa el sistema nervioso y es fundamental en la producción de los anticuerpos que ayudan a combatir las infecciones y en la formación de la hemoglobina, que transporta el oxígeno en los glóbulos rojos. También incrementa el rendimiento muscular y la producción de energía. Cantidad diaria recomendada para adultos: 1,2mg – 1,5mg

** Vitamina B9 o Ácido Fólico: Permite el crecimiento y mantenimiento de los tejidos, así como la producción de ADN. Es una de las vitaminas de mayor importancia durante el embarazo porque las embarazadas pueden requerir hasta 5 veces más cantidad de ácido fólico. E Israel nunca dejó de reproducirse en el desierto. Cantidad diaria recomendada para adultos: 300 µg (microgramos)

** Vitamina B12: Su función es el mantenimiento del sistema nervioso, el uso de las proteínas en nuestro organismo y la formación de glóbulos rojos de la sangre. Es la única vitamina que no puede obtenerse de forma natural de los vegetales, y es lo que obliga a darle una mayor sofisitación a las propiedades del maná. Cantidad diaria recomendada para adultos: 2,0 µg (microgramos).

** Vitamina E o alfa-tocoferol: Potente antioxidante que protege a nuestros tejidos y órganos del daño que causa la oxidación, la contaminación o la radiación solar. También participa en el proceso de formación de las células inmunitarias y glóbulos rojos. Cantidad diaria recomendada para adultos: 15 miligramos.

Si se acepta el relato bíblico de que el maná fue el eje de la alimentación en el desierto, resulta necesario incorporar todo esto, y elaborar algunas otras conclusiones, muy personales, acerca de aquel pionero programa de combate del hambre.

No obstante, de acuerdo al relato bíblico, el maná no sólo era alimento para el cuerpo sino también para el espíritu porque tenía un propósito profundo:

"Recuerda cómo el Señor tu Dios te guió por el desierto durante cuarenta años, donde te humilló y te puso a prueba para revelar tu carácter y averiguar si en verdad obedecerías sus mandatos.
Sí, te humilló permitiendo que pasaras hambre y luego alimentándote con maná, un alimento que ni tú ni tus antepasados conocían hasta ese momento. Lo hizo para enseñarte que la gente no vive solo de pan, sino que vivimos de cada palabra que sale de la boca del Señor
."

DEUTERONOMIO 8:2-3

No hay comentarios

Agregar comentario

deutsche sex lecken negerinnen.girlsway redhead milf lesbian scissoring babe in group.