"Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres."
Resultados para "" (394)

Motivar o boicotear: la función de la mente para perder peso

ALIMENTACIÓN Y MENTE

Motivar o boicotear la función de la mente para perder peso Saciedad   A pesar que el mundo moderno ha vuelto a la alimentación una actividad recreativa y de consumo, estrictamente sigue siendouna necesidad fisiológica. Cuando comer y cuando dejar de hacerlo es una consigna simple para un niño, pero se complejiza en la adultez.…

Elizabeth Maier Ciapponi

miércoles 23/12/2020

Motivar o boicotear la función de la mente para perder peso Saciedad   A pesar que el mundo moderno ha vuelto a la alimentación una actividad recreativa y de consumo, estrictamente sigue siendouna necesidad fisiológica. Cuando comer y cuando dejar de hacerlo es una consigna simple para un niño, pero se complejiza en la adultez.…

Motivar o boicotear la función de la mente para perder peso

Saciedad  

A pesar que el mundo moderno ha vuelto a la alimentación una actividad recreativa y de consumo, estrictamente sigue siendouna necesidad fisiológica.

Cuando comer y cuando dejar de hacerlo es una consigna simple para un niño, pero se complejiza en la adultez. Las sensaciones de hambre o de saciedad no son tan fáciles de identificar y “darse cuenta” es un automatismo comúnmente perdido con los años.

A nivel cerebral, los dos estados surgen gracias a la capacidad de la mente de “decodificar” las señales de dos hormonas claves: la grelina, conocida como la “hormona del hambre” y la leptina que se libera al dejar de comer (“hormona del gasto energético”).

En casos de obesidad, por ejemplo, la persona desarrolla resistencia a la leptina, es decir que pierde la capacidad de interpretar las señales enviadas del cuerpo hacia el cerebro.

Lo más interesante es conocer la razón por la que la comunicación leptina-cerebro se interrumpe. Una investigación de la Universidad de California en San Diego, reveló que la causa de aquella obstaculización suele ser una dieta rica en grasas.

En primer lugar, el equipo probó su hipótesis en ratones. Tras alimentarlos regularmente con preparaciones que aportaban principalmente grasas, los cerebros de los animales produjeron una proteasa, que es un tipo de enzima, llamada metaloproteinasa-2 (Mmp-2).

La Mmp-2 corta los receptores de leptina que se encuentran en las membranas de las células neuronales del hipotálamo, lo que afecta la capacidad del cerebro para detectar el momento exacto para dejar de alimentarse.

Adicionalmente, los investigadores lo corroboraron en cultivos de laboratorio de células cerebrales, de acuerdo a la publicación en la revista Science Translational Medicine. El efecto era el mismo:la exposición a Mmp-2 alteraba la respuesta de las células a la hormona.

adelgazar varon
Motivar o boicotear la función de la mente para perder peso

Efecto grelina

La ingesta y absorción de alimentos están reguladas por un sistema complejo propio del cuerpo humano. La grelina cobra un rol fundamental dado que es un potente regulador del peso.

Esta hormona gastrointestinalse secreta antes de la hora de comida y decrece al finalizarla.En personas con obesidad, los niveles suelen estar elevados y se elevan aún más con dietas restrictivas.

Pero la secreción de esta hormona no es mecánica ni siempre igual, sino que incluso puede presentarse como un efecto placebo.

Así lo descubrió una investigación titulada “Mind over milkshakes: Mindsets, not just nutrients, determine ghrelin response” (Piense en los batidos: la mentalidad, no solo los nutrientes, determina la respuesta de la grelina).

Los científicos buscaban probar si la saciedad medida por la grelina varía dependiendo del acercamiento hacia los alimentos. Es decir, si engordar o adelgazar depende también de la predisposición mental más allá de la nutrición y el resto de hábitos.

Para poder obtener resultados contundentes pidieron a los participantes del estudio que consuman un batido que tenía 380 calorías. A un grupo dijeron que tenía 620 calorías y al otro 140.

En el proceso, midieron la grelina por muestras de sangre en 3 momentos, antes, durante y después de que lo hayan tomado. Los resultados fueron sorprendentes.

El primer grupo disminuyó pronunciadamente los niveles de grelina, mientras el segundo tuvo una respuesta de la hormona relativamente plana.

En conclusión, la saciedad respondía a lo que creían que estaban consumiendo más que al valor nutricional del batido en sí. Gracias a estas pruebas se supo que el consumo de alimentos está mediado psicológicamente y, al mismo tiempo, la mentalidad afecta la respuesta fisiológica.

habitos 1

Entrenar la mente con objetivos claros

Luego de asumir las funciones fisiológicas y psicológicas del estado de saciedad y la consecuente pérdida de peso, se encuentra el desafío de entrenar la mente para que no boicotee los objetivos propuestos.

En este sentido, una investigación de la Universidad de Plymouth en el Reino Unido, buscó averiguar qué tipo de intervención motivacional sería la más efectiva para colaborar en los esfuerzos de adelgazamiento.

El análisis consistió en una comparación de la terapia de conversación bastante conocida comoEntrevista Motivacional (MI)con otra nueva clase de intervención llamadaEntrenamiento de Imágenes Funcionales (FIT).

La primera, le da a la persona asesoramiento para que logre encontrar y expresar aquello que la motiva a cambiar. Pero en la segunda intervención, se le enseña al paciente a visualizar, de la manera más realista posible, el logro de su objetivo: qué le permitirá la concreción del objetivo, por qué y cómo se sentirá la experiencia.

Para el estudio tomaron a 141 participantes con Índices de Masa Corporal (IMC) mayores a 25, es decir, con sobrepeso u obesidad. Los hallazgos del estudio aparecen en el International Journal of Obesity.

Los dividieron en dos grupos y cada uno fue sometido a una u otra intervención por 6 meses. Luego de un año de comenzado el estudio, concluyeron que los que habían realizado la propuesta del FIT perdieron 5 veces más peso que los del grupo MI.

En concreto, los primeros perdieron 4,11 kilogramos en promedio y los segundos 0,74. Además, los que se sometieron a la intervención FIT informaron que perdieron exceso de peso incluso después del período de intervención de 6 meses.

Este paradigma se sustenta en el concepto de motivación, más que en el asesoramiento de dietas y ejercicio. La mayoría de las veceslas personas saben lo que deben hacer, pero no encuentran las razones que les brinden constancia y disciplina.

Lo que hace que FIT sea mucho más efectivo, es que utiliza imágenes multisensoriales. A los pacientes se les pide que imaginen todo sobre sus experiencias a futuro, desde cómo se verían y se sentirían hasta cómo podrían oler y saborear.

Al comienzo se los entrena para que logren imaginar desde todos los sentidos objetos cercanos y comunes, como por ejemplo una fruta. Luego trasladan esa herramienta para formarse imágenes mentales de lo que quieren ser y por qué, dado que con los objetivos claros es más fácil identificar el mejor rumbo.

"Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres."

Lo más reciente

    ‘One Life’, 11 claves de una historia valiente

    Políticamente incorrecto es el debate que provoca la película 'One Life'. Sin embargo, es necesario que suceda porque es el camino de Praga a Rafah.

    DE PRAGA 1939 A RAFAH 2024

    El riesgo de banalizar el antisemitismo

    Antisemitismo no es criticar la acción de Israel en Palestina. Cuidado con banalizar el concepto de antisemitismo. Aquí un apunte muy interesante.

    INSÓLITO SOSPECHA DEL NUEVO TESTAMENTO

    Melquisedec, enigmático Rey y Sacerdote

    Aún hoy Melquisedec provoca a los arqueólogos y teólogos más preguntas que respuestas. Sólo aparece en Génesis y en Hebreros pero con gran autoridad.

    ¿QUIÉN BENDIJO A ABRAHÁN?