lunes 6 julio, 2020
Inicio Saludable Comenzar una huerta para romper el sedentarismo
ENTRETENIMIENTO DURANTE LA PANDEMIA

Comenzar una huerta para romper el sedentarismo

Los beneficios de plantar los propios alimentos van desde el nivel físico al mental y puede ser un pasatiempo practicado en todo tipo de espacios y para todas las edades. Pero sobre todo, es una alternativa que implica movimiento, a diferencia de otros entretenimientos de cuarentena.

Comenzar una huerta para romper el sedentarismo es aconsejado por profesionales de la salud mental, médicos y entrenadores físicos. Te contamos los cuatro motivos claves por los que se recomienda y te acercamos recursos digitales para conocer más.

Comenzar una huerta para romper el sedentarismo

El interés acerca de los requisitos y las condiciones para comenzar plantaciones propias ha aumentado en el último mes a nivel global. A raíz de la pandemia, la cuarentena se convirtió en un buen momento para realizar aquellos ítems relegados previamente por falta de tiempo.

De todas las opciones posibles, hay múltiples motivos para dedicar el aislamiento a dar los primeros pasos en la labor de sembrar verduras, frutas o aromáticas.

En poco espacio, en macetas, en balcones o en una parcela de tierra en el mejor de los casos, se pueden cosechar productos naturales y orgánicos con un poco de perseverancia y compromiso.

Los experimentados recomiendan comenzar con aromáticas como la menta, albahaca, cilantro o romero ya que son fáciles de cuidar, se desarrollan perfectamente en recipientes pequeños y crecen durante todo el año.

La clave es el desarrollo de la paciencia y la puesta en juego de la creatividad para buscar alternativas que se adecúen a la realidad de cada uno.

Principalmente hay cuatro razones indiscutibles para comenzar una huerta:

1) Conocer lo que se pone en la mesa

Debido al aumento de la demanda y al avance de las tecnologías en fertilizantes y en modificaciones genéticas, todo el año se puede acceder a gran variedad de verduras y frutas. Sin embargo, originalmente no estaban diseñadas para dar frutos independientemente de la época.

Por eso, producirlas en la propia casa es una buena oportunidad para aprender cuáles son de estación.

Por ejemplo, abril es el momento ideal para plantar brócoli, coliflor, lechuga, puerro, kale, acelga, rúcula, repollo, ajo, entre otros de acuerdo a la disponibilidad de espacio y de tiempo de cuidado.

2) Conseguir alimentos orgánicos

Ligado al conocimiento de lo que se come, otro beneficio de comenzar una huerta es que se acorta el tiempo y el recorrido desde que los alimentos son plantados hasta su consumo. De este modo, se conoce cómo fue tratado el vegetal y se adquiere la seguridad de no estar ingiriendo añadidos químicos.

Actualmente es complejo evitar los fertilizantes y pesticidas añadidos a las verduras y frutas que se compran en cualquier mercado. Pero aunque la reducción sea mínima y progresiva, plantar los propios productos genera un mejoramiento significativo de la salud, sumado a la contribución del desarrollo sostenible de los recursos naturales.

Adicionalmente es una oportunidad para generar la curiosidad e interés de los niños por una nutrición sana. Para ellos, sembrar, cuidar, observar el crecimiento y cosechar se convierte en un juego satisfactorio y que involucra movimiento.

3) Es un pasatiempo saludable

El aislamiento obligatorio brinda la posibilidad de pasar más tiempo recreándose y practicando las actividades usualmente relegadas al tiempo libre. No obstante, la mayoría de los entretenimientos están relacionados al sedentarismo, ya sea jugar videojuegos o ver series y películas.

En este contexto, pasar tiempo trabajando la tierra es una alternativa que pone en movimiento el cuerpo al agacharse y levantarse, acomodar el terreno, alzar macetas, cavar, cosechar, entre otros.

4) Ejercita y fortalece la salud mental

Los beneficios no sólo vienen dados a nivel físico sino que es de valía para distender la mente, relajarse y meditar.

El trabajo con las plantas es incluso una psicoterapia indicada para la reducción del estrés y la ansiedad. Además:

  • Desarrolla la autogestión
  • Ayuda a manejar la ansiedad y estrés
  • Estimula el aumento de autoestima gracias a la observación de los resultados alcanzados
  • Desarrolla la capacidad de planificación
  • Genera un espacio ineludible en el día para detenerse y estar en contacto con la naturaleza
  • Apacigua, distrae, brinda un propósito

Propuestas

En este contexto, varias organizaciones en Argentina lanzaron capacitaciones online gratuitas sobre cómo desarrollar una huerta y sus múltiples variantes.

Por ejemplo el INTA junto a PROHUERTA ofrecen cursos de:

Asimismo desde el Ministerio de Educación en el portal “Seguimos educando” pusieron a disposición material para niños sobre el tema, tales como:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

más leídas

4 lecciones para los cristianos tras el mes del orgullo LGBT

4 lecciones para los cristianos tras el mes del orgullo LGBT, concretamente después del 28 de junio (Día Internacional del Orgullo LGBT).

“¡Salomón, te he vencido!” (una historia 2020)

"David obtuvo el favor de Dios y pidió tener el privilegio de construir un templo permanente para el Dios de Jacob,pero fue...

“Síndrome de la cabaña”: un proceso adaptativo

“Síndrome de la cabaña”: un proceso adaptativo y normal que se propaga tras meses de cuarentena en Argentina y otros países del...

Detrás de la culpa y baja autoestima está el miedo al éxito

Detrás de la culpa y baja autoestima está el miedo al éxito, que comúnmente se encuentra al cavar en las creencias y...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.