miércoles 12 agosto, 2020
Inicio Saludable Detrás de la culpa y baja autoestima está el miedo al éxito
SALUD MENTAL

Detrás de la culpa y baja autoestima está el miedo al éxito

El psicólogo Abraham Maslow lo denominó el Complejo de Jonás. Se trata de un proceso inconsciente con múltiples causas, más presente en las mujeres por la desigualdad de género. Sin embargo hay una serie de indicadores para identificarlo y estrategias para enfrentarlo.

Detrás de la culpa y baja autoestima está el miedo al éxito, que comúnmente se encuentra al cavar en las creencias y los pensamientos más íntimos.

Las personas que viven a la sombra de este temor crean inconscientemente caminos para reducir las posibilidades de triunfar, ya sea para evitar ser rechazado, por no considerarse merecedor o imaginar que el costo es demasiado elevado.

En definitiva, lo que está en juego aquí es el ego, que se fortalece si el riesgo tomado sale bien o se debilita al fracasar. De una u otra forma hay decisiones que tomar en pos de la búsqueda de la satisfacción personal.

Complejo de Jonás

En la Biblia se registran los detalles de la tarea que Dios le encomendó a Jonás y el camino que intentó trazar para esquivar su cumplimiento.

El profeta debía ir a Nínive a “predicar” que la “maldad” de sus habitantes había alcanzado la presencia divina (Jonás 1:1). Pero, guiado por sus impulsos más naturales, prefirióauto-sabotearsepor miedo a los posibles resultados.

Sin embargo, en su intento por escapar termina siendo tragado por un pez, dónde finalmente entiende la importancia de rendirle honor a su responsabilidad espiritual.

Esta famosa historia bíblica inspiró a Abraham Maslow (1908-1970) a reflexionar acerca del comportamiento humano en relación al éxito. Fue así que acuñó el concepto de Complejo de Jonás que describe a una persona que teme adquirir grandeza, notoriedad y buenos resultados.

El terapeuta fue el creador de la corriente humanista en Psicología, en oposición al Psicoanálisis y la Teoría Conductista que dominaban la disciplina a mediados del siglo pasado.

La novedosa noción está fundamentada en la teoría de Maslow sobre la pirámide de necesidades. A grandes rasgos explica que todas las personas tienen una escala de requerimientos, desde las más esenciales a las más sofisticadas.

De esta forma, por ejemplo, la salud y la seguridad estarían en la base y el desarrollo laboral, la confianza y estima más cerca de la punta.

El psicólogo entendía que todos los individuos tienen unatendencia innata a la autorrealizaciónque se viabiliza utilizando las aptitudes personales. A través de dichas competencias el ser humano cubre las necesidades en orden de prioridades.

Aun así, frecuentemente el punto de llegada termina siendo el pez de Jonás y las decisiones se rigen por creencias fundadas en el miedo.

No obstante, la historia demuestra que en la oscuridad del fracaso se puede enfrentar cara a cara el temor a cambiar y así avanzar, crecer y dar el salto de fe.

Brandin 1575-1635

El éxito consiste en vencer el temor al fracaso

Charles Augustin Sainte-beuve

¿Trabajo o familia?

Para la década de 1970 las desigualdades entre mujeres y varones eran cada vez más visibles aunque todavía marcadamente hondas.

En este contexto, la psicóloga Matina Horner (1939) estudió y escribió acerca del miedo al éxito como característicamente femenino porque son las mujeres las que se ven obligadas a optar entre trabajo o familia.

En consecuencia, experimentan el temor a no poder obtener y mantener buenos resultados en ambas esferas.

La preocupación por percibir mayores ganancias que el varón y la presión por conservar la “femineidad”, son algunos de los efectos que ponen en relieve los estereotipos patriarcales que en el siglo XXI siguen obstaculizando el desarrollo de las mujeres.

A pesar que la cultura respecto a la realización laboral se transformó grandemente hacia una más igualitaria desde la formulación de esta teoría,sigue siendo la madre la responsable simbólica del cuidado de la casa y los hijos.

Asimismo la pregunta acerca del deseo de maternidad continúa apareciendo en entrevistas laborales y los salarios permanecen más bajos que los masculinos a nivel global.

En síntesis, al presente, el miedo al éxito perdura como un problema particularmente de género.

Son mayormente las mujeres las que se ven obligadas a elegir entre la familia y el trabajo.

Señales

Hay automatismos más visibles que otros y hay procesos internos inconscientes que sin buscarlo rigen las decisiones de vida.

Por eso, algunas señales o indicadores que es el miedo al éxito lo que se esconde detrás de determinadas actitudes son:

  • Sentir culpa porque se obtuvieron triunfos que los demás no (¿Sentiste culpa tras el último logro que obtuviste porque otra persona no lo tuvo?
  • Es difícil dialogar sobre los logros personales (¿Preferís esquivar el diálogo sobre tus logros?)
  • Evitar, posponer o procrastinar proyectos (¿Estás impidiendo comenzar un plan a pesar que las condiciones están dadas?)
  • Preferencia a dejar de lado los propios objetivos en pos de evitar un conflicto familiar o amistoso, aunque no haya evidencias que tal problema existirá efectivamente. (¿Considerás que te puede generar un problema interpersonal?)
  • Sentimiento de no merecimiento (¿No sentís que tenés suficiente mérito para alcanzar lo que soñás?)
  • Creer que se puede lograr el triunfo en una labor, pero que luego no será sostenible en el tiempo. (¿Tenés motivos para creerte incapaz de sostener una victoria?)

Enfrentar el miedo

Luego de identificar el miedo al éxito en los procesos internos, algunas estrategias para dar los siguientes pasos pueden ser:

  • Buscar una perspectiva lo más realista posible acerca del futuro, despojada de los temores y expectativas. Luego preguntarse ¿qué es lo peor que puede pasar si se logra tal meta?
  • Trabajar desde un enfoque en la autoestima e intentar desligarse de la dependencia al rechazo o aprobación de los demás. Repetir la pregunta anterior.
  • Reflexionar en experiencias pasadas para encontrar un punto justo respecto al futuro. Como por ejemplo cuestionarse qué implicó y qué cambió después de una superación propia del pasado.
  • Crear una noción propia del éxito, ya que muchas veces está fundamentada en las expectativas de otros hacia uno mismo o en ideas distorsionadas. Una conceptualización tal, adaptada a la realidad, es una herramienta para marcar el camino hacia los resultados deseados.
Afrontar el miedo es animarse a dar el salto de fe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El psicólogo Abraham Maslow lo denominó el Complejo de Jonás. Se trata de un proceso inconsciente con múltiples causas, más presente en las mujeres por la desigualdad de género. Sin embargo hay una serie de indicadores para identificarlo y estrategias para enfrentarlo.

- Advertisment -

más leídas

Cuando la educación cristiana pierde la brújula

El texto fue escrito por Marybeth Davis Baggett, ex profesora de Inglés en Liberty University y ex alumna del centro educativo en...

Invitan a un plan de 21 días para mejorar hábitos de salud

Invitan a un plan de 21 días para mejorar hábitos de salud El año pasado nació el Servicio de...

“Ve y mátalos a todos”: Un Dios de amor

“Ve y mátalos a todos” Un Dios de amor Por Juan Gabriel López “Ve y...

La Guerra Fría que nunca terminó

Por Martín Mammana Dos ideologías antagonistas disputaban palmo a palmo el poder y la influencia en un prolongado...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.