sábado 8 agosto, 2020
Inicio Noticias Peligro de teocracia en la tierra de Juan Pablo II
POLONIA

Peligro de teocracia en la tierra de Juan Pablo II

Es muy peligroso cuando Estado y Religión se mezclan. TERCER ANGEL lo advirtió en reiteradas ocasiones. La deformación es perversa ya sean cristianos, musulmanes judíos o hinduistas, da igual. El caso de Polonia se encuentra de moda y escandaliza a la Unión Europea.

El domingo 12/07, el actual presidente de Polonia, Andrzej Duda, al comando del país rural, venció al retador Rafał Trzaskowski, representante del país urbano, obteniendo el 51,2% de los sufragios. El triunfo fue en base a una decisión muy controversial: el aumento del vínculo Iglesia-Estado.

Andrzej Duda es un abogado que desde el 06/08/2015 es el Presidente de la República y tiene el mando supremo de las Fuerzas Armadas.

Él comenzó su carrera política con el partido político Unión de la Libertad en la década de 2000, pero después de las elecciones parlamentarias en 2005, se unió a Ley y Justicia.

Unión de la Libertad fue el principal partido político liberal de Polonia. En 2005, cambió su nombre y ahora se llama Partido Democrático.

Ley y Justicia —en polaco, Prawo i Sprawiedliwość o PiS— es de ideología católica, conservadora y proteccionista (esto último en una Unión Europea que promueve el intercambio comercial entre sus países miembros, lo ubica en la categoría de euroescéptico, aunque, por ahora, moderado).

El partido PiS fue fundado por los gemelos Jarosław y Lech Kaczyński, devotos católicos, fervientes anticomunistas, militantes de la organización Solidarność, de Lech Wałęsa. Ambos llegaron a controlar, durante la legislatura 2005-2007 y de manera simultánea, los cargos de primer ministro y Presidente de la República, respectivamente.

La mayor parte de los líderes del PiS provienen de la exAWS (Acción Electoral Solidaridad - Akcja Wyborcza Solidarność), una coalición de los partidos de derecha Unión Cristiana Nacional (Zjednoczenie Chrześcijańsko-Narodowe), Convergencia del Centro (Porozumienie Centrum), Democracia Cristiana (Chrześcijańska Demokracja) y Partido Conservador-Popular (Stronnictwo Konserwatywno-Ludowe), que lideró Marian Krzaklewski.

Cofundador de PiS, Lech Kaczyński, falleció en 2010, en el accidente del avión Tu-154 de la Fuerza Aérea de Polonia, en Smolensk (Rusia). Él se dirigía a rendir homenaje a los 22.000 polacos asesinados por los rusos en los bosques de Katyn, en 1940. En total, 96 altos funcionarios y del mando militar polaco fallecieron en ese avión y el país quedó de un día para otro descabezado y desconcertado.

Su hermano gemelo, Jarosław Aleksander Kaczyński, tuvo que reorganizar el PiS.

Arzobispo de Cracovia, Marek Jedraszewski, quien dijo a la televisión TV Republikanska que el orden divino estaba siendo amenazado por nuevos movimientos como el “ecologismo”, que buscaba “imponerse como una doctrina vinculante”.
---------------------------

El católico

La demorada elección 2020 ocurrió en días de pandemia. En ese momento, Polonia, de 38 millones de habitantes, sumaba 38.200 contagios y 1.576 muertos. De todos modos, la participación alcanzó el 68,18%, la más alta en unas presidenciales desde la victoria de Aleksander Kwasniewski frente a Lech Walesa en 1995 (68,2%).

Y la derrotada fue la Unión Europea, que abrió varios expedientes a Polonia por las nuevas leyes sobre el sistema de justicia, que considera, socavan la separación de poderes.

Polonia se ha acercado a Hungría, donde tiene el poder el ultraderechista Viktor Orbán.

El PiS tiene vía libre para seguir tomando medidas que fortalezcan su poder, según Filip Pazderski, analista del Instituto de Asuntos Públicos de Varsovia.

Ganó la visión de la política euroescéptica y separatista, la que construye sueños de poder más allá de la ley, dijo Malgorzata Kaczorowska, doctora en Ciencia Política de la Universidad de Varsovia.

El sacerdote mediático Tadeusz Rydzyk en una misa con líderes del PiS gobernante.
-----------------------------------------

Sin embargo, desde la web española Hispanidad, Eulogio López defendió a Duda: "(…) Toda Europa se la ha echado encima, España a la cabeza. Razón: ¿es un ultraderechista? No, es un católico y no se avergüenza de serlo. (…) En otras palabras, a Duda le tilda de ultraderechista no porque sea un extremista peligroso, que no lo es, sino porque es cristiano. A los católicos se nos permite existir siempre que no pretendamos comportarnos como tales en la esfera pública. A eso no tenemos derecho, que no sería libertad sino inadmisible libertinaje. Si quieres amar a Cristo vale, pero hazlo en tu conciencia, no lo manifiestes en público ni mucho menos te atrevas a escribirlo. No es propio de un Estado aconfesional. (…)".

La televisión pública Telewizja Polska (TVP) fue acusada por la misión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) de no garantizar una cobertura equilibrada e imparcial sino fungir como "instrumento de campaña" del jefe de Estado, presentando a Trzaskowski como una "amenaza para los valores e intereses polacos".

Krzysztof Bobinski, miembro de la junta directiva de la Asociación de Periodistas, dijo que la TVP tuvo "momentos norcoreanos", con Duda vitoreado por las masas, con música apropiada como banda sonora.

Y la Conferencia Episcopal católica utilizó la TVP para explicar "cómo debe votar un católico".

Eulogio López no podría explicar que, a pesar de que la Constitución de Polonia declara al Estado “neutral” en asuntos religiosos, hay un crucifijo sobre la puerta del Parlamento, que declaró oficialmente a Jesucristo, “Rey de Polonia”.

Desde 2017, la mayoría de los comercios deben cerrar los domingos para, entre otras razones, fomentar la asistencia a misa, si bien las tiendas en recintos religiosos quedan exentas de la prohibición.

Mateusz Jakub Morawiecki, banquero, abogado e historiador polaco, actual primer ministro, se comprometió al asumir a “re-cristianizar Europa”.

El programa político de Ley y Justicia ha sido calificado de “estructuralmente católico” porque “medidas como la restricción del derecho al aborto, el bloqueo a la 'píldora del día después' y la promoción de la enseñanza católica en las escuelas públicas coinciden con la doctrina de la Iglesia, por lo que resulta natural que entre ambas fuerzas haya sinergia”, explicó un comentarista local en los comicios anteriores. En 2020 ya no hizo falta ni reiterarlo.

Presidente de Polonia, Andrzej Duda.
___________________________

El comicio

Duda obtuvo un 51,21% de los votos frente al 48,79% de votos de Trzaskowski, alcalde de Varsovia, líder de la centroderechista Coalición Cívica (KO).

El triunfo resultó opacado por la repercusión de la llamada telefónica del humorista ruso, Vladimir Kuznetsov, conocido como Vovan, quien se hizo pasar por el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y saludó a Duda, subiendo más tarde a la red social YouTube el video de 11 minutos.

En varios momentos de la conversación, en inglés, Duda parece sorprendido por las preguntas del humorista, pero aún así se refiere al impostor como "Su Excelencia", por las dudas que fuese Guterres.

La seguridad del Estado polaco no pudo explicar cómo fue que el bromista llegó al Presidente.

Pero la campaña no fue para bromistas sino que resultó intensa. El eje de la campaña del oficialismo fue la oposición al LGBTQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans y Queers). Se lo presentó como un ejemplo del riesgo que corren los valores tradicionales polacos ante la agresión cultural externa. El estrecho margen de diferencia refleja la profunda división cultural en Polonia. El presidente Duda utilizó el gobierno, los medios públicos y la Iglesia Católica a su favor.

El arzobispo de Cracovia, Marek Jedraszewski, utilizó el púlpito para promocionar las ideas del PiS.

Jedraszewski dijo en el cierre de campaña: "Europa y Polonia se enfrentan de nuevo a una amenaza mortal, esta vez de carácter cultural. La gente está indefensa ante esta ideología inspirada en el marxismo que socava el matrimonio y la familia y propugna la depravación moral de la juventud y los niños. ¡Virgen María, sálvanos de esta dictadura de la minoría!".

Muchos sacerdotes y obispos apoyaron de muchas maneras al gobierno conservador nacionalista que lidera el partido PiS. A cambio, se les garantizó recursos e influencia, según diversas denuncias. Esta estrecha relación Estado-Iglesia no sucede, por ahora, en otro país de la Unión Europea.

"Todo buen polaco debe saber cuál es el papel de la Iglesia … porque más allá de la Iglesia solo hay nihilismo", declaró el presidente de PiS, Jarosław Kaczyński, el poder en las sombras.

Si bien no existe una religión oficial en Polonia, el 92% de sus 38 millones de habitantes se identifican como católicos. "Polonia es uno de los pocos países que quedan en Europa donde la influencia de la Iglesia Católica ha seguido siendo un pilar clave de la sociedad. Y el actual partido gobernante aumenta aún más la influencia de la Iglesia", informó la BBC. Pero se han dado cuenta muy tarde.

"Un partido autoritario, Ley y Justicia -de Jarosław Kaczyński-, ha estrechado la mano del catolicismo fundamentalista", advirtió en 2016 el teólogo y ex sacerdote jesuita Stanislaw Obirek. "Una evidente mayoría del clero llama abiertamente a que se elija al PiS", dijo por entonces.

Polonia como 'baluarte del cristianismo', el hogar del 'Papa del Milenio', Juan Pablo II: es una perspectiva que la Conferencia Episcopal de Polonia y el gobierno de PiS tienen en común. Sienten que deben defenderse tanto de la secularización de Occidente como de la supuesta proliferación del Islam”, señaló Deutsche Welle.

Religiosos ayudan a redactar legislación cotidiana, acceden en forma directa a la formulación y ejecución de políticas, evalúan a los funcionarios estatales seculares e incluso dirigen sectores enteros del gobierno.

Durante la campaña electoral, fueron denunciados nuevos casos de pedofilia en la Iglesia Católica en Polonia, y ocurrió tal demanda popular que el PiS respondió creando una comisión investigadora que no examinó específicamente la pedofilia en la iglesia sino en todos los sectores de la sociedad polaca.

El documental 'Juego del Escondite', que en YouTube se acercó a los 10 millones de vistas, obligó al arzobispo Wojciech Polak a solicitar al Vaticano "abrir procedimientos" sobre los casos citados que apuntaban al obispo de Kalisz, Edward Janiak, ocultando actos pedófilos.

El Vaticano autorizó la investigación y designó al arzobispo Grzegorz Rys como administrador apostólico de Kalisz, relevando a Janiak.

El papa Francisco no tuvo opción cuando el grupo católico polaco EnoughHarm, publicó un anuncio de una página completa dirigido al pontífice en el diario romano La Repubblica, exhortándolo a “reparar nuestra Iglesia” y "sanar las heridas de las víctimas de abuso".

La falta de una reacción decisiva por parte de la jerarquía eclesiástica a los reportes de comportamiento reprensible por algunos obispos es causa de escándalo público y daña el bien de la Iglesia”, afirmó la solicitada. “Daña su unidad, porque divide a aquellos que están preocupados por la imagen de la institución y aquellos que consideran el bien de las víctimas”.

En verdad, fueron dos documentales. Ya se había difundido otro con similar temática, en 2019, titulado "No se lo digas a nadie".

Kaczyński afirmó en esa ocasión que la película que exponía el abuso infantil de parte de sacerdotes católicos como "un ataque contra la Iglesia" y afirmó que el movimiento LGBTQ es una amenaza mucho mayor para los niños de Polonia. "Estamos lidiando con un ataque directo contra la familia y los niños: la sexualización de los niños. Esto es importado, y amenaza nuestra identidad, nuestra nación, su continuidad y, por lo tanto, el Estado polaco".

Jacek Kucharczyk, presidente de la organización no gubernamental Instituto de Asuntos Públicos de Polonia, resumió la promesa de PiS al clero: “Mientras estemos en el poder, no tienes nada de qué temer. No habrá investigaciones sobre pedofilia; no habrá ningún cambio en su posición privilegiada en instituciones públicas como las escuelas públicas, etc."

Eric Campbell, corresponsal extranjero de la cadena televisiva estadounidense ABC, señaló: "Si bien muchos polacos creen que un renacimiento religioso llevará a su país a la luz, otros temen que esté abriendo las puertas a algo más oscuro".

En verdad, esto se remontaba a 2018: el Gobierno de Polonia hizo pública una lista con los 768 condenados por ataques sexuales contra menores. Los nombres completos, fotografías, domicilios y delitos de todos ellos podían consultarse online, y otros 2.614 perfiles de personas implicadas en estos delitos estaban en una base de datos accesible para escuelas y organizaciones que trabajaran con niños y jóvenes. Sin embargo, 56 condenados por abusos a menores no aparecieron en esas lista: sacerdotes católicos.

En 2020 hay quienes afirman que Duda ya no necesita al PiS y "preferirá ganar perfil político propio".

Sin embargo, en su discurso del triunfo, Duda agradeció el apoyo incondicional de Kaczynski, considerado el político con más poder en Polonia. Será interesante conocer cómo seguirá su trayectoria.

La fotografía de los alumnos besando las rodillas de un sacerdote salesiano provocó mucha polémica en Polonia y Europa.
-----------------------------------

Antecedentes

La Iglesia Católica de Polonia desempeñó el papel de oposición al régimen comunista y fue el pilar en que se apoyó el sindicato Solidaridad, que reclamaba democracia.
Karol Wojtyla, por entonces cardenal de Cracovia y más tarde papa Juan Pablo II fue clave en este proceso histórico. Su recuerdo despierta devoción que va más allá de lo religioso en Polonia.

Ahora bien, la defensa de la tradición polaca en días comunistas pro soviéticos no tiene igual significado que la defensa de la tradición polaca en días de democracia y libertad.

Tras la caída del comunismo, la República le entregó a la Iglesia Católica un gran número de propiedades inmobiliarias, terrenos y dinero como compensación por las expropiaciones que sufrió durante la dictadura comunista.

En 1989 se creó Komisja Majatkowa, comisión que nació cuando agonizaba el gobierno comunista e intentar ganarse el favor del clero antes de las primeras elecciones democráticas (que ganó Solidaridad, liderado por Walesa).

Komisja Majatkowa, integrada por seis civiles y seis clérigos, declaró a la Iglesia Católica exenta de impuestos a perpetuidad, reconoció su derecho a ser compensada por la pérdida de 2.400 km2 de tierras y falló en favor de la Iglesia en más de 3.500 casos, cuando la Iglesia sólo había presentado 3.000 reclamos.

Los gemelos Jarosław y Lech Kaczyński, fundadores del PiS, tan partidario de Iglesia & Estado.
-------------------------------------------

Las decisiones de Komisja Majatkowa, encargada también de cotizar o tasar los bienes a devolver, no pudieron apelarse ni reclamarse ni cuestionarse ante ningún tribunal polaco, un caso único en Europa.

Muchas de estas propiedades fueron vendidas por la Iglesia a promotores inmobiliarios.

A pesar de una condena en fallo unánime de parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, para la ley polaca la Iglesia “actuó dentro de los límites de la Constitución”.

El Estado polaco mantiene un concordato con la Iglesia Católica Apostólica Romana, que permite la existencia de más de 31.000 maestros sacerdotes en las escuelas públicas. Sus salarios, junto a las subvenciones y ayudas a organizaciones católicas los paga el Tesoro público.

De todos modos, los fieles aportan a las 10.000 parroquias cada año unos 1.700 millones de euros.

La relación entre Iglesia y Estado tiene un paradigma en Polonia: Radio María. Su creador, en 1991, fue un sacerdote, Tadeusz Rydzyk, desde hace años invitado frecuente a la residencia de Jaroslaw Kaczynski, quien afirmó que sin la ayuda de “Radio María [su partido] nunca habría ganado las elecciones”, de 2005, inicio del PiS.

Las proclamas antisemitas, homófobas, racistas y ultranacionalistas, así como su intervención en asuntos políticos o reclamando la pena de muerte provocaron hasta una sanción en su momento de Joseph Ratzinger, emérito papa Benedicto XVI.

Pero, en definitiva, Radio María sigue adelante. Y el vínculo Iglesia & Estado se consolida en Polonia. Algunos antes consideraban una broma especular con una teocracia en el centro de Europa. Sin embargo, hoy día ya hay realidades que se imponen a las fantasías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Es muy peligroso cuando Estado y Religión se mezclan. TERCER ANGEL lo advirtió en reiteradas ocasiones. La deformación es perversa ya sean cristianos, musulmanes judíos o hinduistas, da igual. El caso de Polonia se encuentra de moda y escandaliza a la Unión Europea.

- Advertisment -

más leídas

La Guerra Fría que nunca terminó

La Guerra Fría que nunca terminó Por Martín Mammana Dos ideologías antagonistas disputaban palmo a...

Cuando la Teología es el problema

Algunos clérigos y devotos reclamaron con insistencia y prioridad por la reapertura de los centros de adoración, aún asumiendo el riesgo de...

Más allá del ombligo (3): El juego del tenedor de 2 metros de largo

La historia que reproduciré se cuenta en Mozambique, donde una historia popular afirma que, hace muchos años, vivía un sabio, quien había...

Hallar la paz: El Mindfulness y la Biblia

Hallar la paz: El Mindfulness y la Biblia Por Juan Gabriel López Mindfulness como psicoterapia
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.