viernes 3 julio, 2020
Inicio Enfoques 'Poliamor' en la iglesia, una temática que antes parecía improbable
UN DEBATE COMPLEJO

‘Poliamor’ en la iglesia, una temática que antes parecía improbable

En especial las generaciones de menos de 40 años exigen respuestas más elaboradas acerca de sus interrogantes que tienen que ver con una agenda que parecía imposible en el pasado: sexo no matrimonial, drogas, LGBTQ y, más recientemente, ‘poliamor’. Esto último resulta sorprendente pero aquí va la nota:

"

"Nuestro Sumo Sacerdote comprende nuestras debilidades, porque enfrentó todas y cada una de las pruebas que enfrentamos nosotros, sin embargo, él nunca pecó.
Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos
."
Hebreos 4:15-16

La nota en Christianity Today, y una frase para debatir: "Muchos ven el poliamor como un instrumento de lucha feminista para acabar con el modelo patriarcal".

'Poliamor' es un neologismo que se refiere a mantener relaciones amorosas y/o sexuales, de manera simultánea con varias personas, con consentimiento y conocimiento de todos los involucrados.

Quienes simpatizan con esta idea dicen rechazar la visión de la exclusividad sexual y relacional para tener relaciones amorosas profundas, comprometidas y a largo plazo.

El concepto se originó en el ámbito angloparlante, y se designa mediante la palabra 'polyamory' pero en español no existe la palabra "amoría" ni la palabra "poli".

Este término no se aplica a las relaciones sexuales sin compromiso, orgías anónimas, amoríos, prostitución, monogamia seriada u otras definiciones populares de intercambio de pareja ('swingers').

Pero el tema sí conduce a la poligamia. En su libro 'The Western Case for Monogamy Over Polygamy' [El caso occidental de la preferencia de la monogamia sobre la poligamia], John Witte Jr. se refiere al caso de algunos judíos famosos que practicaron la poligamia: Abraham, Jacob, David y Salomón.

Sin embargo, según Witte, es posible que la poligamia de los patriarcas no sea un ejemplo a seguir, sino una advertencia de lo que hay que evitar. Las historias bíblicas ejemplifican los problemas causados por un matrimonio plural: rivalidad entre las esposas, odio entre los hermanastros, disputas sobre la herencia, incluso persecuciones y guerras.

Witte señala: "La palabra judía para co-esposa (tzarah) significa literalmente 'problema'".

También destaca: "Los polígamos griegos tuvieron las mismas amargas experiencias con la poligamia que los polígamos del Antiguo Testamento".

Witte recuerda: "Ya los antiguos griegos y romanos, mucho antes del nacimiento de Cristo, habían prohibido la poligamia por razones de naturaleza, amistad, eficacia doméstica, convivencia política y muchos más. Estos argumentos no religiosos siempre han sido la base del rechazo occidental a la poligamia".

Los castigos brutales por poligamia incluían ser "marcados en la frente con una 'A' por adulterio, con una 'B' en la mejilla por bígamo" o "que te perforaran la lengua con un hierro candente" como expresión del falso voto hecho con la lengua.

"Quizás para darle nuevos bríos al reclamo LGBTQ llegó el 'poliamor' en forma de sermón por la inclusión y una supuesta actualización del modelo de relaciones interpersonales."

No guarda buen recuerdo el monarca Enrique VIII, de Inglaterra, quien consideró la poligamia un modo de resolver su deseo de tener un heredero.

Y es un lado muy oscuro de Martín Lutero haberle permitido "una dispensa privada para practicar la poligamia" al principe Felipe I de Hesse (estuvo casado en forma simultánea con Cristina de Sajonia y Margarethe von der Saale).

En el siglo XVI, en Münster, Alemania, los anabaptistas practicaron la poligamia a gran escala, con resultados escandalosos, tristes y sangrientos.

A los fundadores de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días la poligamia les resultó una mochila pesada que, al menos institucionalmente, tuvieron que abandonar para sobrevivir.

¿Quién pensaría que el tema regresaría en el siglo 21?

El abogado Carlos Álvarez Cozzi, quien entre muchos antecedentes es apoderado legal de la Asociación Capuchina de Uruguay (Orden Frailes Menores Capuchinos, Provincia del Río de la Plata), escribió que Victoria Rosa, una coach de relaciones abiertas y 'poliamor' (umbrellacoaching.com), radicada en Londres, Reino Unido, pregona que “la pareja ha vivido una importante evolución y veremos un gran cambio en los años que vienen. Aparecerán nuevas formas que convivirán con las más tradicionales. Pero incluso, para los que no abracen el poliamor, sus reglas pueden ser muy útiles para todos y pueden ayudar a gestionar los celos o a vivir el divorcio de una forma mucho menos traumática”.

Luego Álvarez Cozzi recuerda: "(…) Muchos ven el poliamor como un instrumento de lucha feminista para acabar con el modelo patriarcal. De hecho, tal como apunta Miguel Vagalume, “las dos biblias de este pensamiento han sido escritas por mujeres, 'Ética Promiscua' y 'Opening Up' (Melusina, 2015) de la feminista estadounidense Tristan Taormino. Los hombres han compaginado y solapado relaciones con el beneplácito de la sociedad. Ellas no podían, se las hubiera tachado de putas”.”

Tristan Taormino es una autora, columnista, educadora sexual, activista, editora, oradora, presentadora de radio y directora de cine porno estadounidense.

En crisis

En varios países, comenzando por USA, las religiones cristianos recibieron el impacto de fuertes oleadas de reclamos de aceptación de devotos LGBTQ.

Esta situación ha provocado crisis importantes en el credo de muchos cristianos a causa de dudas sobre

  • el límite de la tolerancia respecto las diferencias,
  • el significado del amor, y
  • el propósito de la Fe.

Quizás para darle nuevos bríos al reclamo LGBTQ llegó el 'poliamor' en forma de sermón por la inclusión y una supuesta actualización del modelo de relaciones interpersonales.

Ya había sorprendido a muchos la difusión de la encuesta realizada en USA que informó que la tasa de divorcios entre los matrimonios cristianos era casi tan elevada como la tasa de divorcios entre los matrimonios no creyentes.

Ahora, Preston Sprinkle y Branson Parler, en una nota para 'Christianity Today' afirmaron:

  • Un estudio reciente, publicado en una revista revisada por pares, encontró que el 20% de los estadounidenses han estado en una relación consensual no monógama al menos una vez en su vida.
  • Otra encuesta mostró que casi el 70% de los estadounidenses no religiosos entre las edades de 24 y 35 creen que el poliamor está bien, incluso si no es su taza de té.
  • Y quizás lo más impactante de todo, según el sociólogo Mark Regnerus, en Cheap Sex, aproximadamente el 24% de las personas que asisten a la iglesia creen que las relaciones poliamorosas consensuadas son moralmente permisibles.

Es cierto que la sociedad estadounidense tiene como característica fundamental una profunda crisis de la estructura y los valores familiares pero en la propia descomposición del concepto, llama la atención la instalación veloz tanto del LGBTQ como del 'poliamor'.

Victoria Rosa, conocida coach de relaciones abiertas y 'poliamor'.

Preston Sprinkle, presidente del Center for Faith, Sexuality & Gender (Centro para la Fe, la Sexualidad y el Género), ofrece otra novedad llamativa:

"A pesar de lo extravagantes que puedan parecer, el sexo en realidad virtual (VR) y el sexo con robots pronto se convertirán en una práctica habitual en nuestras iglesias. El uso de la pornografía no muestra signos de desaceleración, y tampoco el desarrollo de la tecnología. Algunos estudios sugieren que los cristianos usan la pornografía casi al mismo ritmo que los no cristianos, y hay pocas razones para pensar que lo mismo no ocurrirá con el sexo VR y el sexo con robots.

Y no solo estamos hablando de algunos casos marginales. Algunos futuristas predicen que para el año 2030, las personas tendrán sexo virtual aproximadamente al mismo ritmo que usan la pornografía hoy en día. Espere que los robots sexuales lleguen a hogares ricos para 2025. Para 2050, más personas pueden tener relaciones sexuales con robots que con otros humanos. (…)".

Sprinkle pertenece al "campo no afirmativo". Su libro 'People to be Loved' ('Gente para ser Amada') es el resultado de un largo proceso de estudio de las enseñanzas de la Biblia sobre la sexualidad y la conclusión de que las Escrituras prohíben las relaciones entre personas del mismo sexo entre los seguidores de Jesús. Pero Sprinkle también ha escuchado atentamente a muchos que pertenecen a la comunidad LGBTQ, y cree que las iglesias, a menudo, no han respondido a las personas con gracia y verdad. "Estoy en la verdad y en el amor", escribe. "Descubrir cómo pararse en ambos es un trabajo duro".

Por ese motivo es interesante volver al tema del 'poliamor'. Sprinkle escribió:

"En los últimos años, mi trabajo de tiempo completo (en Preston) en el Centro para la Fe, la Sexualidad y el Género ha estado ayudando a líderes y pastores a abordar preguntas sobre sexualidad y género con fidelidad teológica y amor valiente. Naturalmente, a menudo me preguntan: "¿Cuál es la próxima discusión que los cristianos deben tener sobre estos temas?" Mi respuesta es siempre la misma: "poliamor". (…) Para muchos cristianos, el poliamor parece tan extremo y raro que no hay necesidad de hablar al respecto. Pero es mucho más común de lo que algunas personas piensan, y está creciendo en popularidad. Según una estimación, "hasta el 5% de los estadounidenses están actualmente en relaciones que involucran la no monogamia consensuada", que es aproximadamente el mismo porcentaje que aquellos que se identifican como LGBTQ. (…)".

En el texto que redactó con Parler, ambos preguntan:

"(…) ¿Cómo pueden los pastores y líderes prepararse para abordar las preguntas relacionadas con el poliamor? Varios pastores nos dicen que cada vez es más común que las personas que se identifican como poli pregunten sobre el punto de vista de su iglesia al respecto.

¿Serán aceptados y afirmados? La discusión es aún lo suficientemente joven como para que la mayoría de los pastores tengan tiempo para construir una respuesta sólida, compasiva y reflexiva a la pregunta: "¿Su iglesia incluye a las personas que son polis?" (…)".

En su artículo ambos cuentan de un caso concreto de un matrimonio cristiano de inmigrantes centroamericanos que ingresó al poliamor y buscó el asesoramiento de un consejero cristiano que les aconsejó:

"Es solo adulterio o trampa si alguien se mantiene en la oscuridad. Si eres abierto y honesto, esta es una relación que honra a Dios. ¡Y esto es bueno para los niños! Se necesita una aldea para criar a un niño, por lo que una relación poliamorosa en realidad trae más apoyo y "familia" a la vida de sus hijos, al igual que las familias extendidas en el pasado".

Es evidente que la confusión se remonta a una crisis de los valores cristianos. Se impone una vanidad abrumadora que produce hedonismo, una doctrina moral que establece la satisfacción como fin superior y fundamento de la vida. Su principal objetivo consiste en la búsqueda del placer que pueda asociarse con el bien.

El pastor bautista reformado John Piper, quien desarrolló el concepto del 'Hedonismo Cristiano', recordó una anécdota que publicó Daniel Yankelovitch en su libro 'Nuevas Reglas: Buscando la auto-satisfacción en un mundo al revés'.

Preston Sprinkle, presidente del Center for Faith, Sexuality & Gender.

Yankelovitch argumenta, sobre la base de extensas entrevistas y encuestas de alcance nacional, que los cambios masivos que han ocurrido en la cultura y la búsqueda de auto-satisfacción ha creado un grupo de reglas que gobiernan la manera en que pensamos y sentimos. Él dice, “en su forma extrema las nuevas reglas ponen a las viejas reglas simplemente de cabeza, y en lugar de la ética de auto-negación nos topamos con gente que rehúsa negarse a cualquier deseo –no por un apetito desmesurado sino por un extraño principio moralista: “Tengo un deber para conmigo mismo”-.

Él cuenta acerca de una joven en sus treintas que se quejaba con su psicoterapeuta de que estaba nerviosa y temerosa porque la vida se le había vuelto muy agitada –demasiados fines de semana maravillosos, demasiadas discotecas, demasiado vino, demasiada droga, demasiado sexo-. “¿Por qué no paras?”, le preguntó el terapeuta. La paciente se le quedó mirando desconcertada. Entonces se le encendió el rostro: “¿Quiere usted decir que realmente no tengo que hacer lo que quiero?”.

Piper: "El sello de los nuevos buscadores de auto-satisfacción es que “ellos operan en la premisa de que los antojos emocionales son objetos sagrados, y que es un crimen en contra de la naturaleza abrigar una necesidad emocional no satisfecha” (…)".

Es importante considerar que resolver la situación exige conceptos concretos, firmes y amorosos. Pero, en especial, mucha claridad porque confusión es lo que abunda, y hace mal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

más leídas

“Síndrome de la cabaña”: un proceso adaptativo

“Síndrome de la cabaña”: un proceso adaptativo y normal que se propaga tras meses de cuarentena en Argentina y otros países del...

Detrás de la culpa y baja autoestima está el miedo al éxito

Detrás de la culpa y baja autoestima está el miedo al éxito, que comúnmente se encuentra al cavar en las creencias y...

Rubios, negros, morenos… ¿De qué color es la piel de Jesús?

Pintor nacido en mi tierracon el pincel extranjeropintor que sigues el rumbode tantos pintores viejos. Aunque la Virgen sea...

Jeffrey Epstein es sólo la punta de la pirámide

Jeffrey Epstein es sólo la punta de la pirámide en la serie “Jeffrey Epstein: asquerosamente rico”.   Jeffrey Epstein...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.