sábado 19 septiembre, 2020
Inicio Saludable Una fórmula psicológica para tomar buenas decisiones
SALUD MENTAL

Una fórmula psicológica para tomar buenas decisiones

La vida se trata de un proceso constante de toma de decisiones. Con menor o mayor facilidad y soltura hay que tomarlas todos los días, todo el día. El psicólogo Victor Vroom elaboró el siglo pasado una teoría que permite transitar estos procesos con mayor seguridad y confianza.

Una fórmula psicológica para tomar buenas decisiones

No sólo el resultado es lo que impulsa a alguien hacia una meta. En el medio hay varios factores más que el psicólogo y docente Victor Vroom publicó en un libro en 1964. El canadiense es experto en comportamiento de liderazgo y organizacional.

Técnicamente se ubica a su teoría dentro de la psicología social o de las organizaciones, ya que el autor la pensó en primera instancia en ámbitos laborales. Sin embargo puede ser útil para pensarseen otros aspectos de la vida cotidiana.

La fórmula

Vroom estableció una fórmula que da como resultado un índice de motivación. De esta forma, conceptos abstractos se vuelven variables concretas.

Fuerza motivacional = Expectativa x Instrumentalidad x Valencia

Los tres componentes explican los procesos internos que hacen que una persona actúe o deje actuar de determinada manera.

Expectativa

Es lo que se espera al invertir determinada cantidad de esfuerzo. Aquí interviene el concepto que la persona tiene de sí misma y la dificultad del objetivo que quiere alcanzar.

Instrumentalidad

Esta noción tiene que ver con la función que uno cumple en el escenario total y el desempeño que finalmente tenga. Es la dimensión en la que el individuo evalúa las probabilidades de acuerdo a las propias capacidades.

Valencia

Es la escala de valores o prioridades donde el sujeto posiciona a la tarea o meta. Por ejemplo, si la decisión a tomar está relacionada a una oportunidad laboral pero se pondera la comodidad por sobre el desafío, entonces la valencia del nuevo trabajo pesará más en ese lado de la balanza.

Doctor y profesor Victor Vroom

La lógica de lo abstracto

La secuencia de Vroom es intuitiva, es decir quea mayor motivación, mayor será el esfuerzo.De la misma forma,el nivel de motivación será resultado del valor que se le dé a la tarea.

La secuencia de elementos es circular ya que todos condicionan a todos. Además se fundamenta en la suposición de que el comportamiento es el resultado de elecciones racionales y conscientes entre más de una alternativa en vías a maximizar la satisfacción y minimizar el sufrimiento.

En síntesis, un individuo está motivado si cree que:

  • Hay una correlación positiva entre desempeño y esfuerzo.
  • Un desempeño destacado dará lugar a una recompensa destacada.
  • El desempeño satisface una necesidad importante.
  • El deseo por satisfacer esa necesidad vale la pena.

La diferencia entre una persona y una computadora

La teoría de las expectativas de Vroom resulta útil para esclarecer la disposición personal a tomar riesgos y para definir las expectativas que se tiene sobre algo. Pero por una razón la fórmula puede fallar, y es porque las personas no son computadoras.

Las variables insertadas darían un resultado inequívoco y puntual si lo que está en el centro del juego es una máquina. Pero la vida es un tanto más compleja, presenta accidentes, problemas inesperados y sorpresas.

Aún más, la fórmula sólo tiene validez si descansa sobre la sensación de control de uno mismo sobre el entorno.Si la persona cree que el resultado está más allá de su influencia, la expectativa y la motivación disminuyen.

Es por estas razones que la fórmula se aplica a empresas y a estrategias para aumentar la productividad.

Como una teoría es una elaboración de ideas que explican hechos preexistentes, también puede servir para predecir el comportamiento a futuro. En conclusión, algunas preguntas inspiradas en la teoría de Vroom para tomar buenas decisiones son:

  • ¿Cuánto esfuerzo estoy dispuesto a poner en x tarea?
  • ¿Qué otras variables existen relacionadas a la meta buscada y cuál es la escala de valores para cada una?
  • ¿Cuál es el riesgo que estoy dispuesto a correr para alcanzar el objetivo?
  • ¿Cuáles riesgos no estoy dispuesto a correr?
  • ¿Por qué x tarea no me motiva?
  • ¿Qué dimensión (Expectativa, Instrumentalidad o Valencia) no me permite encontrar la motivación?

Destrabar la paralización

Vinculado a los aspectos que indagó Vroom, también puede darse un fenómeno que cobra importancia en el proceso de toma de decisiones. Se trata de un estado de paralización, en el que la persona “prefiere” mantenerse dentro de la comodidad en vez de dar el paso hacia el cambio.

Comúnmente se lo denomina auto-sabotaje y consiste en pensamientos y actos irracionales que aparecen justo antes de una decisión y obstaculizan la resolución de objetivos.

A grandes rasgo la causa es la escasa motivación,pero al hilar más fino se observa falta de autoestima, de autocontrol, miedo al fracaso, temor a no estar a la altura de las imposiciones de otros, entre otras.

A pesar que estos indicadores son síntomas normales antes de tomar un impulso en la vida, son convierten en problemas si terminan por paralizar definitivamente a la persona.

Existen muchas formas de auto-sabotearse, como por ejemplo comenzar proyectos y no terminarlos, postergar todas las actividades que deben atenderse, esperar una perfección poco probable o poner excusas externalizadoras como la falta de tiempo o de dinero.

Por eso, al tomar consciencia de los miedos y de las propias creencias, tanto racionales como irracionales, es más probable la asertividad. Algunos métodos para liberarse de este fenómeno paralizador y tomar buenas decisiones son:

  • Indagar en los pensamientos internos que conducen a tenerle miedo al fracaso y al éxito.
  • Atender los mensajes que uno mismo se envía antes de dar un paso importante.
  • Establecer un orden de prioridades de objetivos y deseos.
  • Confiar y consultar a otros que pasaron por una situación similar.
  • Elaborar una lista de deseos y diferenciarlos de aquello que otros impusieron sobre uno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La vida se trata de un proceso constante de toma de decisiones. Con menor o mayor facilidad y soltura hay que tomarlas todos los días, todo el día. El psicólogo Victor Vroom elaboró el siglo pasado una teoría que permite transitar estos procesos con mayor seguridad y confianza.

- Advertisment -

más leídas

Cibercondría: un efecto colateral de la vida digital en pandemia

Cibercondría un efecto colateral de la vida digital en pandemia Desde la consolidación en la web de gran...

El enigma del abuelo de Jesús

La genealogía es una de las Ciencias Auxiliares de la Historia. Mateo, el ex recaudador de impuestos que financiaban...

Los cristianos y las armas, un debate presente

En el Antiguo Testamento, abundan las historias bíblicas sobre enfrentamientos armados y en las que unos quitan la vida a otros. Sin...

Cómo ser un experto en hacer la paz sin desearla realmente

Para muchos, la noticia resultó inesperada y hasta disparatada. Para otros, simplemente confirmó lo que ya se había vaticinado a mediados del...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.