viernes 27 noviembre, 2020
Inicio Saludable Cafeína: razones para disminuir su consumo y alternativas saludables
ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA

Cafeína: razones para disminuir su consumo y alternativas saludables

Café por la mañana, una gaseosa acompañando el almuerzo y alguna golosina por la tarde: la cafeína está presente en el día a día de prácticamente todos. En consecuencia, es frecuente que la persona sufra abstinencia ante su falta. Pero a los fines de fortalecer la salud, la mejor idea es evitarla y reemplazarla por opciones más nutritivas y beneficiosas para el organismo.

Cafeína: razones para disminuir su consumo y alternativas saludables

¿Por qué reducir el consumo cafeína?

A grandes rasgos, los estudios concuerdan que en dosis moderadas menores a 400 miligramos al día, la cafeína no genera efectos dañinos para la salud. Sin embargo depende del peso, la edad y la salud general de la persona.

Por otro lado, se han demostrado una serie de efectos secundarios en individuos que la consumen regularmente. Algunos de ellos son: ansiedad, dolores de cabeza, somnolencia, temblores, insomnio, náuseas, aumento de la presión arterial y taquicardia.

Además también está relacionada a niveles bajos de hierro en sangre, lo que puede devenir en anemia.

Paralelamente, como un daño colateral, en general las bebidas y comidas con cafeína también contienen azucares y ambas sustancias estimulantes pueden ser altamente adictivas. En efecto, la persona vivencia síntomas de abstinencia al detener o reducir la ingesta.

Para ciertos grupos de personas directamente se recomienda eliminar la cafeína, a los fines de prevenir un agravamiento de los síntomas o reducir el riesgo de complicaciones. Algunos de los principales son:

  • Mujer embarazada, tratando de concebir o que da de amamantar
  • Si la persona tiene glaucoma o antecedentes familiares de la enfermedad
  • Epilepsia
  • En casos de insomnio y dificultades para dormir en general
  • Alérgicos

Café para el dolor de cabeza, ¿remedio natural?

La migraña es un trastorno crónico que se lo ha vinculado a la cafeína por muchos años. Por un lado como un desencadenante del dolor y por el otro, como un aparente remedio.

Un estudio titulado “The Ambiguous Role of Caffeine in Migraine Headache: From Trigger to Treatment” publicado en agosto de este año en la prestigiosa revista Nutrients, evalúa las dos perspectivas.

El metanálisis consistió en comparar 21 estudios diferentes. En 17 de ellos se encontró que la cafeína y la abstinencia de cafeína era un desencadenante de la migraña en un porcentaje de participantes que varió entre el 2% al 30%.

Los investigadores encontraron que beber café antes de un ataque de migraña puede no ser un desencadenante real de dolor de cabeza, sino una consecuencia de síntomas premonitorios, como bostezos, niveles de energía disminuidos y somnolencia.

De acuerdo a los resultados obtenidos, los científicos aseguraron que no hay evidencia suficiente para recomendar a todos los pacientes con migraña que eliminen por completo la cafeína. Pero también destacan que su uso excesivo puede conducir a la cronificación y la abstinencia repentina.

En síntesis, pacientes con este trastorno deben conocer con precisión la cantidad de cafeína que consumen y no exceder los 200 mg al día, de modo que eviten de todas formas posibles la dependencia y sus respectivas consecuencias.

La abstinencia de cafeína puede provocar dolor de cabeza.

Alternativas saludables

Dependiendo del tipo, origen y procesamiento, una taza de café puede contener entre 30 a 350 miligramos de cafeína. Pero es posible reemplazarla por otras opciones, recopiladas por el sitio Medical News:

> Calientes

Café de raíz de achicoria o escarola

De acuerdo al país, puede ser más o menos común el café de raíz de achicoria conocido históricamente como el “café de los pobres”. Lo cierto es que los últimos meses ha llegado a convertirse en una tendencia saludable.

Se puede hacer de forma casera o comprarlo en dietéticas o mercados naturales. Para realizarlo en casa se tuesta y muele la raíz de la planta. La proporción es dos medidas del polvo resultante con una taza de agua caliente.

La infusión tiene un aroma similar al café tradicional pero presenta varios beneficios a la salud, ya que provee de fibra excelente para la movilidad intestinal y el control de la glucemia y, por supuesto, no tiene cafeína.

Té rooibos

El té rooibos o té de arbusto rojo, es una bebida que comúnmente se toma caliente y es originaria de Sudáfrica. Tiene un sabor dulce y afrutado, y puede conseguirse en versión de saquitos de té o en hojas sueltas.

Esta infusión posee una cantidad moderada de taninos, un elemento comúnmente asociado al vino y que otorga cierta amargura. En dosis adecuadas tiene propiedades antioxidantes y ayuda el proceso de digestión.

Así se ve el café de raíz de achicoria, muy similar al tradicional.

> Gaseosas

La ciencia es concluyente en los vínculos entre el consumo de gaseosas y el aumento de peso. De la misma manera la ha asociado a una menor presencia de calcio y otros nutrientes esenciales para el organismo. Por este motivo, hay opciones naturales y libres de cafeína como:

Batido o licuados naturales

Combinar frutas o verduras y procesarlas con agua, de acuerdo a los gustos personales. Incluso los vegetales que están por echarse a perder pueden congelarse para utilizarse los días siguientes en la preparación de jugos. Además puede combinarse con hierbas como la menta, albahaca, burrito, etcétera.

Opción con gas

Muchas personas están acostumbradas a acompañar sus comidas con bebidas gasificadas y es un cambio de hábitos difícil de realizar. Una buena transición es tomar soda con limón, o realizar los jugos naturales de frutas con soda en vez de agua. Arándanos, manzana y uva funcionan muy bien además del limón.

> Alternativas al chocolate

Las propiedades estimulantes y hasta adictivas del chocolate son bien conocidas. Además, generalmente las golosinas que se consigue en los comercios contiene decenas de ingredientes más que pueden afectar los niveles de azúcar en sangre.

Por eso, algunas opciones para alternar la ingesta de chocolate pueden ser:

Algarroba

Se obtiene de las vainas del fruto del algarrobo, es naturalmente dulce y similar en sabor y textura al chocolate. Pero además tiene propiedades antioxidantes, antifúngicas, antiinflamatorias y antibacterianas. Incluso proporciona sensación energizante.

Nueces

Los frutos secos son buenas propuestas cuando se busca esa sensación estimulante del chocolate, pero son más nutritivos gracias a las grasas saludables, los minerales, antioxidantes y las vitaminas. Incluso tienen proteínas, generando también sensación de saciedad y una buena dosis de energía.

> Alternativas naturales para despertar el sistema nervioso

Generalmente el café se consume cuando se requiere estar en alerta o despierto en horas nocturnas. Hay dos sustancias naturales que pueden suplir esta necesidad, siempre y cuando no se conviertan en habituales. Una es el ginseng y la otra es la maca.

Ginseng

Proviene de Asia, donde ha sido una importante planta medicinal durante en los dos últimos milenios. Se utiliza la raíz y el extracto para ayudar a la concentración, la memoria, mejorar estados de fatiga y de sueño. Se recomienda consultar a un profesional antes de administrarlo, aunque los suplementos suelen ser de venta libre.

Maca

Es una verdura de la familia del repollo y el brócoli originario de la región peruana. Suele consumirse junto a las comidas calientes, ensaladas, helados o licuados como un agregado en polvo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Café por la mañana, una gaseosa acompañando el almuerzo y alguna golosina por la tarde: la cafeína está presente en el día a día de prácticamente todos. En consecuencia, es frecuente que la persona sufra abstinencia ante su falta. Pero a los fines de fortalecer la salud, la mejor idea es evitarla y reemplazarla por opciones más nutritivas y beneficiosas para el organismo.

- Advertisment -

más leídas

Qué es y por qué necesitamos libertad religiosa

Qué es y por qué necesitamos libertad religiosa En 1981 la Asamblea de las Naciones Unidas realizó la...

La verdad bajo amenaza como desenlace de la posmodernidad (Parte II)

El relativismo, o la idea de que no existen verdades absolutas sino que todo depende del enfoque que quiera darle cada persona...

Cuando el aborto es más importante que el abuso sexual, aparecen los jesuitas para mediar

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos (Usccb) decidió examinar el dilema acerca de la despenalización del aborto que defiende el Partido Demócrata...

Los falsos profetas

Una profecía es, en la primera acepción del Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia Española, un "don sobrenatural que...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.