sábado 19 septiembre, 2020
Inicio Saludable La verdad de los edulcorantes (Parte III): ¿alteran la microbiota?
ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA

La verdad de los edulcorantes (Parte III): ¿alteran la microbiota?

Las discusiones acerca de la insalubridad de los endulzantes sintéticos son numerosas. No existen evidencias de que sean cancerígenas dentro de su Ingesta Diaria Admisible. En paralelo, las preguntas se multiplican sobre el impacto que podrían tener en la microbiota intestinal, cuya composición bacteriana condiciona la salud global del sujeto.

La verdad de los edulcorantes (Parte III): ¿alteran la microbiota?

Un debate abierto

En respuesta al aumento de obesidad, diabetes y enfermedades relacionadas, la industria alimenticia desarrolló una amplia variedad de edulcorantes no calóricos (ENC) durante las últimas décadas.

Comúnmente se los denomina Intensivos porque son entre 200 y 20.000 veces más dulces que la sacarosa y en el MERCOSUR se admiten nueve:AcesulfameK, aspartamo, ciclamato, sacarina, sucralosa, neohesperidina, taumatina, glicósidos de esteviol y neotame.

La discusión sobre la salubridad de estos ingredientes comenzó hace más de 100 años con la invención del primer reemplazo sintético del azúcar, la sacarina.

Al presente no se ha demostrado que sean carcinógenos y la OMS admite su uso moderado, es decir, dentro de la Ingesta Diaria Admisible (IDA).

No obstante, además de la discusión sobre los beneficios de consumir endulzantes sin calorías para bajar de peso y sobre la posible relación con el cáncer, se ha abierto el debate acerca del impacto en la microbiota intestinal.

La microbiota

La microbiota está compuesta por 100 mil millones de microorganismos, de al menos mil especies diferentes. Cada ser humano tiene más bacterias que células.

Se trata de una barrera de defensa del sistema inmunológico que, cuando está equilibrada, colabora a que los agentes patógenos no se propaguen a todo el cuerpo.

Por lo tanto, esta configuración participa en la mayoría de los procesos fisiológicos desde el sistema digestivo del individuo.

La formación de este ecosistema está dada por los hábitos de vida, sobre todo de alimentación.La ciencia viene estudiando cada vez más la interacción de las comidas con la microbiota y su repercusión en la salud.

Sin embargo, los edulcorantes no calóricos traen un nuevo problema ya que no se trata de productos vegetales ni animales sino sintéticos, incluidos en la dieta humana hace pocos años.

Inicialmente se creía que no impactaban de ninguna forma en la salud sino que únicamente cumplían la función de endulzar. Pero si no son absorbidas por el organismo, ¿qué sucede con estas sustancias?

Los estudios recientes apuntan a una modificación del estado del intestino por su interacción con las bacterias y hongos que lo habitan, favoreciendo el crecimiento de algunos y aminorando otros.

Aunque esta relación depende de cada tipo de Intensivo, de su fórmula, ingredientes y dosis.

Algunas evidencias

Los edulcorantes no calóricos (ENC) impactan en grados variables la constitución de la flora intestinal. Con todo, los resultados científicos no son exhaustivos y los investigadores recomiendan continuar con los análisis para establecer estrictamente cómo se comportan en el cuerpo humano.

Algunas conclusiones al presente son:

- Sucralosa:

Es el ENC más usado en Estados Unidos y se comprobó queinterviene en la configuración de la microbiota y la dinámica de desarrollo bacteriana.Los resultados sugieren que el consumo de sucralosa durante 6 meses en su Ingesta Diaria Admisible (IDA) puede aumentar el riesgo de desarrollar inflamación de los tejidos e inflamación crónica.

- Trehalosa:

A comienzos de este año se publicó en la Revista Nature una investigación que la liga al aumento de infecciones causadas por el desarrollo de la bacteria Clostridium difficile en Europa y Norteamérica.

- Sacarina:

Existe numerosa evidencia que demuestra que la sacarina es una sustancia inflamatoria y que incrementa la secreción de hormonas reguladoras de la motilidad intestinal.

Polioles:

Dependiendo de la dosis y del tipo (eritritol, isomaltol, lactitol, maltitol, poliglicitol, manitol, sorbitol, xilitol y la tagatosa) pueden causar síntomas gastrointestinales. El isomaltol por ejemplo, se absorbe parcialmente, es altamente fermentable por el colon (90% aproximadamente) y en consecuencia pueden causardiarrea, flatulencia, distensión y malestar abdominal.

Acesulfame K:

Prácticamente se absorbe en su totalidad en el intestino delgado, el resto se elimina por orina y materia fecal. Algunos estudios indican que tiene un impacto significativo sobre el contenido y diversidad microbiana.

Aspartame:

Es el ENC más evaluado y con resultados consistentes relacionados a la reducción de la capacidad antioxidante del hígado. Se indica precaución especial de aspartame en pacientes con hepatopatía crónica.

Glucosidos de esteviol:

Comúnmente llamado estevia, aún hay poca información que lo relacione al balance de la microbiota aunque algunos estudios afirman que los extractos completos de estevia tienen propiedades antimicrobianas.

Ciclamato:

El 40% es absorbido a nivel intestinal y se elimina en orina sin ser metabolizado, de la porción no absorbida el 30% es metabolizado por la microbiota.

En conclusión

A pesar de las demostraciones disponibles, muchas investigaciones se realizaron únicamente en animales y las conclusiones no han podido ser extrapoladas a humanos.

Al momento se sabe que:

  • Los edulcorantes no calóricos (ENC) no son causantes de alteraciones gastrointestinales pero los que se utilizan por su volumen y textura (polioles) pueden causar alteraciones digestivas como diarrea y principalmente distensión (hinchazón).
  • Los estudios demuestran que la mayoría cambia la composición de la microbiota.
  • No afectan la motilidad.
  • No tienen potencial carcinogénico.
  • Aparentemente la stevia tiene un efecto favorable en el porcentaje de grasa hepática pero aún no se lo puede concluir definitivamente.
  • Se requieren más investigaciones que definan los efectos de las ENC en la salud digestiva.

Consumo moderado

Al presente, las organizaciones de autoridad como la OMS y en Argentina la Sociedad Argentina de Nutrición, aseveran que no hay suficiente evidencia científica que demuestre que sean dañinos para la salud cuando se emplea la Ingesta Diaria Aceptable (IDA) o menos.

Por otro lado, frente a las hipótesis sin comprobar se sugiere consumir edulcorantes con moderación.

EdulcoranteIDA
Sacarina5 mg/ kg de peso corporal
Ciclamato7 mg/ kg de peso corporal
Aspartamo50 mg/ kg de peso corporal
Sucralosa15 mg/ kg de peso corporal
Acesulfame K15 mg/ kg de peso corporal
Estevia4 mg/ kg de peso corporal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las discusiones acerca de la insalubridad de los endulzantes sintéticos son numerosas. No existen evidencias de que sean cancerígenas dentro de su Ingesta Diaria Admisible. En paralelo, las preguntas se multiplican sobre el impacto que podrían tener en la microbiota intestinal, cuya composición bacteriana condiciona la salud global del sujeto.

- Advertisment -

más leídas

Cibercondría: un efecto colateral de la vida digital en pandemia

Cibercondría un efecto colateral de la vida digital en pandemia Desde la consolidación en la web de gran...

El enigma del abuelo de Jesús

La genealogía es una de las Ciencias Auxiliares de la Historia. Mateo, el ex recaudador de impuestos que financiaban...

Los cristianos y las armas, un debate presente

En el Antiguo Testamento, abundan las historias bíblicas sobre enfrentamientos armados y en las que unos quitan la vida a otros. Sin...

Cómo ser un experto en hacer la paz sin desearla realmente

Para muchos, la noticia resultó inesperada y hasta disparatada. Para otros, simplemente confirmó lo que ya se había vaticinado a mediados del...
Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.